11.9 C
Medina del Campo
lunes, septiembre 27, 2021

El amor a mi pueblo

-

ESPECIAL SAN ANTOLÍN – COLABORACIÓN DE FIDEL LAMBÁS CID

Cómo huele esta bendita villa que renunció a ser ciudad,
es un perfume suave que no necesita cantidad.
Aroma a roble viejo que le impregnó la historia,
le regó esa esencia en una planicie de campos extensos
que parecen un mar donde nadie se ahoga.
Las grandes olas son sus espigas que crecen sin ser medidas,
solo el viento es capaz de sentir su poco peso,
verdes cuando apenas asoman,
rojas cuando el Sol las confunde,
amarillas cuando llegan a su sazón

¡Oh… Mi Medina que hermosa eres!

Qué dicen que en Murcia huele a huerta,
donde la variedad de sus frutos confunden,
de León mucho más cerca las minas se secan,
el color negro ha muerto sin fragancia,
Medina renace de sus propias cenizas que nunca murieron .
antigüedad o vejez es cosa muy estimable.
Te llamaron Celín cuando te descubrieron
con ese nombre convivieron hasta los dioses
tuvimos que huir cuando las huestes moras asomaron
fue tanto el miedo cuando quisieron entrar en esta villa
que a las puertas de la muralla quedaron
su nombre cambiaron Medinaceli pusieron
Lo que es lo mismo que “ciudad del cielo”
para recordarla de distinta manera acordaron el nombre más conocido ‘Sarabris’
pero fue antes, mucho antes de que Jesucristo llegará a la tierra cuando la descubrieron
que sus primeros moradores fueron los vacceos
esos que pasaron los Pirineos para descubrir la más histórica de las ciudades y llamarla Roma
Sarábriga, que fue mucho tiempo conocida, fue capital económica de Castilla
que disfrazaron ese nombre construyendo castillos
y Castilla quedó en todos los corazones

¡Oh… Mi Medina que historia tienes!

Artículo completo en la edición especial impresa de San Antolín de La Voz de Medina y Comarca

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -