15.7 C
Medina del Campo
miércoles, mayo 29, 2024

Accede a la edición impresa de La VOZ

Medina del Campo sube a la cima del Pole Dance con Azucena García a la cabeza

-

- Advertisement -

Cerca de una decena de participantes de la escuela medinense de Pole Life Studio se trasladaron al Campeonato del Norte en Estella Lizarra, Navarra, obteniendo importantes resultados este fin de semana

Paula de la Fuente-. «¡Qué emoción!, estoy que no me lo creo… ¡somos una piña y eso se nota!, ¡qué día, qué día!». Azucena García, bailarina que dirige la escuela medinense de Pole Life Studio, todavía trata de asimilar los logros conseguidos este pasado sábado, 4 de mayo, en la II edición del Campeonato del Norte en Estella Lizarra, en Navarra. Una cita que se desarrolló en el espacio cultural Los Llanos, un enclave «increíble», dentro de un gran parque en el que también tienen cabida cines y restaurantes. «El escenario era precioso y el equipo de música y luces hizo un trabajo increíble», comenta a este medio de comunicación la profesional.

Con todo ello, fueron ocho las participantes de la Villa de las Ferias que se trasladaron al certamen, acompañadas por el calor de sus familias. Es tal la unión que se palpa en Pole Life Studio que hubo quienes, habiéndose inscrito hace muy poquito tiempo en la academia, también decidieron acudir a esta velada para maquillar y peinar a todas las chicas que iban a formar parte de la competición. «La más pequeña es Abril, tiene tan solo seis años y solo lleva seis meses haciendo pole. Compitió con su hermana Lía y, para mí, que se subieran al escenario delante de tanta gente ya fue un orgullo», confiesa Azucena.

Posteriormente llegó Noa, «con la que empezó todo en el Arnold del año pasado». Una pequeña oriunda de Medina del Campo que se consiguió llevarse una medalla de oro en profesional. «Hizo un ejercicio increíble y todo el mundo aplaudía. Incluso los jueces no esperaron a los premios y le dieron la enhorabuena, porque vieron que disfrutó muchísimo, que, al final, es lo más importante», reconoce la bailarina medinense.

Inés y Daría, de tan solo 15 años, también acudieron a la convocatoria en la categoría Junior. «No tuvieron pódium pero, si ves su cara y cómo hablaban con las demás… hicieron muchísimas amigas y se felicitaron unas a otras. Se dieron muchísimos abrazos y, como siempre les digo, para mí eso es lo más importante», asevera la maestra en Pole Life Studio. Desde la escuela medinense también se trasladaron Maite y Lorena, quienes compitieron en la categoría Senior Amateur. «No hubo pódium, pero en el escenario el ejercicio fue increíble, mejor que en muchos ensayos. Yo alucinaba viéndolas a todas ellas». 

La última en competir fue Azucena García, con los nervios y responsabilidad que eso acarreaba incluso en los días previos: «El día anterior estuve esperando a mi madre y mis hermanas porque tenía claro que quería vivir esto con ellas. Llevar a tanta gente a competir no es algo que pase todos los días. Así que, al final, me dormí muy tarde. Abril compitió la primera, sobre las 9.30; después de doce horas ahí metida con un sinfín de emociones, me tocaba salir a mí. Estaba cansada y con cero expectativas de tener pódium, solo con ganas de disfrutar y pasármelo bien. Mi pareja, Miguel, me daba ánimos todo el tiempo e incluso antes de salir se fue la luz y pensé que podría ser una señal, pero la verdad es que lo arreglaron todo rápido». 

Con un abrazo de Miguel, Azucena asiente que se calmó y sintió «tanta paz» que, cuando sonó su música supo que tenía que darlo todo por su familia, sus alumnas y todos los allí presentes. Una sensación y profesionalidad que hizo que la bailarina con escuela en Medina del Campo obtuviera una tercera posición. «Lo disfruté como nunca y no imaginaba que iba a quedar tercera. Había muchísimo nivel y la gente había tenido sus horas de descanso o solo se había centrado en hacer sus ejercicios. Yo llevaba muchísimo detrás. Cuando dijeron mi nombre, no me lo creía. Si ves el vídeo, se ve que me quedo en shock». 

Después de los logros conseguidos en esta cita deportiva con centenares de inscritas, Pole Life Studio ha vuelto a su rutina habitual en el gimnasio Valhalla de Medina del Campo. Todo con el propósito de «seguir creciendo, superando miedos y disfrutando de que la familia sea cada vez más grande», comenta la bailarina Azucena García. Una gran familia que hoy eleva la cifra de alumnas a más de una treintena apuntadas, «animándose cada vez más a participar también chicos». 

El destino premia a personas con coraje, ganas de trabajar, proactivas y creativas. Personas como Azucena García y todo el alumnado de Pole Life Studio que, sin duda, seguro que seguirá trayendo buenas noticias a esta Villa de las Ferias.

- Publicidad -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -