7.8 C
Medina del Campo
sábado, diciembre 4, 2021

Escolares de Castilla y León convertidos en procuradores por un día

-

- Advertisement -

Redacción.-

El acto “Procuradores por un Día”, que se realiza desde el año 2006 en las Cortes de Castilla y León, no se ha podido realizar allí por causa de la crisis sanitaria, pero Aldeas ha hecho llegar la voz de los niños al hemiciclo desde sus colegios y también se han votado telemáticamente sus propuestas. Han participado en el mismo el presidente de las Cortes, Luis Fuentes Rodríguez y el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig Pérez.

Con el objetivo de fomentar la participación de los niños en la sociedad, Aldeas Infantiles SOS organiza desde el año 2006 el acto “Procuradores por un Día” en las Cortes de Castilla y León. En esta ocasión y debido a la crisis sanitaria, los niños no han podido ejercer como procuradores en el hemiciclo, ni tomar la palabra desde la tribuna de oradores, pero sí han querido hacer llegar sus ponencias telemáticamente desde su colegio.

 Los cinco colegios participantes, uno por cada provincia, han sido: Santísima Trinidad, de El Tiemblo (Ávila); Juan de Vallejo (Burgos); Discípulas de Jesús (León); La Salle (Palencia); Rufino Blanco (Salamanca); Miguel de Cervantes, de Navalmanzano (Segovia); Pinar Grande, de Navaleno (Soria); Gonzalo de Córdoba (Valladolid) y San José (Zamora). Los alumnos han reflexionado sobre la importancia de la solidaridad con tres Objetivos de Desarrollo Sostenible: acabar con la pobreza (ODS 1), reducir las desigualdades (ODS 10) y conseguir la paz y la justicia (ODS 16).

“Procuradores por un Día desde el cole” recoge la opinión de los niños sobre el valor propuesto este curso escolar y la implicación de los centros escolares y los profesores con la Agenda 2030. Además, han realizado una votación telemática para decidir ellos mismos qué compromiso les parece más interesante de entre los propuestos por los colegios para posteriormente llevarlos a la práctica. En la misma han participado un total de 1.950 escolares de todas las clases de los colegios que iban a acudir a las Cortes y otros colegios de la comunidad.

“En el momento que vivimos se hace más patente que nunca que no estamos solos en el mundo y que la única forma de avanzar es hacerlo juntos. Transmitimos a los alumnos que su rutina diaria no es la misma de todos los niños y niñas, que algunos no tienen sus necesidades básicas satisfechas y que es preciso cambiar esta realidad”, explica el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig.

En representación del colegio Santísima Trinidad, ha ejercido como portavoz Alejandro Candil Huertas, de 6º de Primaria, que nos ha hablado del aumento de la pobreza y las desigualdades que ha traído la COVID- 19, así como de un problema más cercano para ellos: “…queremos hacer notar la situación por la que pasan muchos pueblos de Castilla y León. La denominada “Españaña vaciada”, con lo que pretendemos dar a conocer las desigualdades y diferencias que nos distancian de las posibilidades que ofrecen los núcleos urbanos”.

Desde el colegio Juan de Vallejo, su portavoz fue Daniela Piorno Alonso, de 5º de Primaria, que basó su ponencia en la solidaridad, “no cerremos los ojos a las necesidades de otros. Hay que actuar ya”.

En tercer lugar, tomó la palabra Pablo Pérez Álvarez, de 6º de Primaria, del colegio Discípulas de Jesús, para debatir sobre los diferentes tipos de desigualdades que existen: raza, género…, pidiendo como conclusión que “las diferencias entre las personas se conviertan en virtudes”.

Como representante del colegio La Salle, Malena Bodelón Rodríguez, de 6º de Primaria, centró su exposición en las injusticias que hay en todo el mundo, “cerrar los ojos ante estas situaciones no significa que desaparezcan. Actuemos. Porque solos no somos nada, pero juntos somos MUCHO”.

El siguiente en intervenir fue Hugo Martiño García, de 3º de Primaria, del colegio Rufino Blanco, para contarnos cómo en su colegio han trabajado en cómo reducir las desigualdades entre y dentro de los países: “muchas personas, en otros lugares, no tienen tanta comida, ni tanto dinero como tenemos nosotros. En algunos sitios a los niños les obligan a trabajar, en vez de ir al cole para estudiar y ser lo que ellos quieran”.

En el colegio Miguel de Cervantes el portavoz elegido fue Diego Díaz Mateo, de 6º de Primaria, que hizo hincapié en la unión para salvar el mundo y mejorar la calidad de vida de todos, “…porque la naturaleza también reclama nuestra atención, nos comprometemos a ser solidarios con el medio ambiente utilizando bien los recursos naturales”.

En séptimo lugar tuvo lugar la intervención de los representantes del CRA Pinar Grande, Aldara Pérez Fernández, de 4º de Primaria, y Kheiron Nikolic Belled, de 3º de Primaria, que vieron la palabra solidaridad desde un prisma diferente, “…es una palabra abstracta que no se puede percibir con los cinco sentidos, pero sí con el sexto, el que sale del corazón”.

Lucía Eylo Casquete e Iván Fernández Abad, de 6º de Primaria, fueron los portavoces del colegio Gonzalo de Córdoba que hicieron una petición muy especial al gobierno de Castilla y León: “vamos a intentar que la justicia y la igualdad sean de verdad en nuestra ciudad, en nuestros barrios, en nuestras familias y en nuestros colegios. Y que la solidaridad y la distribución de los recursos sean igual para todos y principalmente para los que más lo necesitan, porque todos queremos un mundo mejor”.

Y, por último, tomó la palabra Gala Rebollo de la Fuente, de 6º de Primaria, del colegio San José, que nos ha transmitido un deseo de su centro escolar: “…aportar su granito de arena para conseguir vivir y crecer en un mundo donde el desarrollo sostenible sea una realidad”.

Todos los procuradores infantiles pasaron estos días por “la urna telemática” para decidir su propuesta favorita y comprometerse a cumplir la elegida. Entre los 1.950 votos registrados, la primera propuesta elegida por 857 niños, con el 42% de los votos, ha sido “intentar mirar más a las necesidades de los otros y colaborar en campañas solidarias para donar ropa, comida, juguetes…” (ODS 1). En segundo lugar, con el 30,2% de los votos, 616 niños se han comprometido a “acoger y ayudar a los nuevos compañeros del colegio para que se sientan integrados y contentos” (ODS 10). Y, por último, 157 niños, el 7,7%, han elegido “ser tolerantes y dialogar para evitar “conflictos” en nuestro día a día, estar pendientes de los que nos rodean, ofreciendo ayuda y aprovechando las oportunidades siendo conscientes de que hay gente que no las tiene y agradeciendo siempre con una sonrisa tener cerca a nuestra familia, amigos y profesores que nos quieren, cuidan y protegen” (ODS 10).

Compromiso con los ODS

 Con la presente edición de estos programas, Aldeas Infantiles SOS ofrece una visión de tres ODS e invita a todos los escolares de nuestro país a movilizarse por un mundo más justo y más humano, en el que nadie sea dejado atrás. Según el presidente de la organización, Pedro Puig, “la Agenda 2030 debe ser una agenda común, compartida por todos, incluidos los niños y las niñas; ya que solo a través de las pequeñas acciones cotidianas conseguiremos cambiar realidades más complejas y poner freno a la pobreza, a la desigualdad o a la violencia”.

Aldeas Infantiles SOS lleva más de veinte años acercando los valores al entorno escolar a través de sus programas de Educaciónón en Valores. Con ellos, se promueve la reflexión y el diálogo sobre los valores humanos esenciales entre los alumnos, los profesores y las familias, con el objetivo último de forjar mejores personas y ciudadanos más responsables.

“Todos podemos emprender acciones para que las cosas cambien, para contribuir a que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se cumplan y para que ningún niño se quede atrás; solo necesitamos tres cosas: compromiso, constancia y confianza”, asegura Pedro Puig. “A lo largo del curso, además de sensibilizarse con las distintas realidades que existen en el mundo, los alumnos van aprendiendo que ellos también pueden contribuir a conseguir los ODS, que es un trabajo de todos, un proyecto común en el que cada uno tiene un papel que cumplir”.

En 2015, 193 países aprobaron 17 objetivos y 169 metas asociadas que establecían el marco global de desarrollo para los 15 años siguientes en las esferas social, económica y medioambiental. Aldeas Infantiles SOS participó activamente en el proceso de elaboración de la Agenda 2030 y logró, junto a otras organizaciones, que los niños que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo no fueran olvidados.

Además, con estos programas Aldeas Infantiles SOS contribuye al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS) número 4: “Garantizar una educaciónón inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -