25.7 C
Medina del Campo
lunes, agosto 8, 2022

Triunfo de la derecha, falta de autocrítica en la izquierda

-

- Advertisement -

Editorial

La resaca electoral que deja el experimento andaluz ha traído muchos titulares, pero poca autocrítica de los derrotados, que sin embargo han celebrado cómo VOX queda sin trascendencia política en esta zona, mientras que la derecha se hace con el control absoluto de un territorio que era un histórico feudo de la izquierda.

Empezando por el Partido Socialista, obtiene uno de los peores resultados de su historia. Tras la salida de Susana Díaz, el PSOE andaluz continúa tocando suelo y la llegada de Espadas no ha sido un soplo de aire fresco para un partido al que la gobernabilidad y sus pactos nacionales le siguen pesando, además de la sombra de corrupción que tiene ligada en Andalucía. Todos estos argumentos pueden ser más o menos válidos, pero no se ve ningún tipo de autocrítica, el ahora jefe de la oposición sólo ha cuestionado el uso partidista que pudiera haber hecho la derecha o la precipitación en este adelanto electoral.

Por su parte, el ala más a la izquierda continúa en caída libre y parece que aún no ha tocado fondo. Con menos apoyos que la antigua Izquierda Unida, queda claro que esa “unión” con el patrocinio de Yolanda Díaz no ha sido suficiente para un movimiento que se lleva desinflando desde hace años.

Uno de los motivos para ello pueden ser esas luchas internas que han llevado a que dos grupos similares hayan combatido por un mismo estrato electoral, con una Teresa Rodríguez que ha logrado rentabilizar su campaña.

Algo anunciado y ya confirmado ha sido la muerte de Ciudadanos, que no logra ningún escaño. No se conoce si la solución será desaparecer o llevar a cabo una refundación, pero este resultado pone el último clavo en el ataúd del partido.

La elección de una estrella política a veces no es la adecuada, y Macarena Olona no ha logrado las expectativas que tenía VOX para Andalucía, uno de los territorios donde se pudo observar por primera vez su fuerza. Sigue aumentando apoyos, pero Juanma Moreno ha logrado poner freno a sus intereses. Y es que quizá ese empeño de todas las formaciones por fijar el enemigo en VOX ha sido lo que haya logrado que la moderación del PP haya triunfado.

Es esta estrategia de moderación y cercanía hacia la ciudadanía andaluza la que ha logrado que el Partido Popular de Juanma Moreno alcance la mayoría absoluta. El nuevo experimento del PP les ha salido redondo, y el cálculo que acabó con un resultado negativo en Castilla y León, quizá con un líder menos carismático, en Andalucía ha triunfado y trae cuatro años de Partido Popular en solitario en un territorio que viró hacia la derecha hace tiempo.

¿Ocurrirá lo mismo en el resto de España?

La Voz de Medina y Comarca

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -