8.7 C
Medina del Campo
martes, diciembre 7, 2021

Las dos caras de la inmigraci

-

- Advertisement -

Editorial

Desde hace semanas, vemos con impotencia c?mo miles de inmigrantes llegan en condiciones precarias a las costas de las Islas Canarias, en busca de un futuro mejor y una salida a la pobreza extrema que sufren en sus pa?ses de origen.

Se trata de una problem?tica que arrastran hist?ricamente los pa?ses lim?trofes de Europa, una Europa que no cuenta con una soluci?n que determine una posici?n espec?fica por parte de este conglomerado de pa?ses, donde se mezcla la política, el populismo, la incompetencia y, en muchos otros casos, la falta de humanidad.

Canarias vive un repunte de inmigraci?n que parece no tener freno. Y es que la situación de las islas es muy delicada, con un turismo golpeado y devastado debido a la pandemia de coronavirus. Esta llegada de inmigrantes está incontrolada y no ayudar? a que la econom?a de esta regi?n mejore, pues el Gobierno español no debe permitir que Canarias se convierta en un gran campo de refugiados sin una propuesta de soluci?n real, como la acogida en el resto del territorio o las repatriaciones a sus pa?ses de origen.

El Estado ha realizado gestos en el pasado, como la acogida de los más de 600 inmigrantes que se encontraban en el Aquarius, algo que vimos tras la llegada del presidente Sánchez al Palacio de la Moncloa. Ahora esos gestos se han acabado, y Españaña debe afrontar esta situación desde una ?ptica que nunca se ha debido abandonar, el consenso de Europa.

Es Europa la que debe asumir una política real para la inmigraci?n. No es algo que vaya s?lo con los pa?ses lim?trofes a estos territorios, sino que el Parlamento Europeo debe debatir de una vez en serio para solventar lo que supone un problema cultural y a la vez una soluci?n para el futuro de los pa?ses que la conforman, que cuentan con una población envejecida que hace peligrar el propio sistema del bienestar.

El sostenimiento de las pensiones, la sanidad y educación?n son algunos de los sistemas públicos que corren peligro si no resolvemos nuestro problema demogr?fico. Con todo ello sobre la mesa, Europa debe llevar a fin una normativa para la búsqueda de inmigraci?n regulada, con soluciones espec?ficas que combatan que la gente se eche a la mar, pues la consecuencia de todo ello lleva siendo desde hace años una cat?strofe humanitaria, con miles de muertos y sue?os rotos para las personas que desembarcan en el territorio europeo.

La Voz de Medina y Comarca

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -