4.8 C
Medina del Campo
sábado, noviembre 27, 2021

Un paseo por las farmacias medinenses en tiempos de pandemia

-

- Advertisement -

P. de la Fuente / R. Alonso.-?El pasado 25 de septiembre se celebr? el D?a Mundial del Farmac?utico, un colectivo que está siendo clave en esta crisis sanitaria. Esta fecha pretende conmemorar la labor que realizan estos profesionales, pues ?contribuyen a transformar la salud de todas las comunidades de manera global, tanto en lo que se refiere al medicamento como a la salud en general mediante la educacióno?n sanitaria, la investigacio?n o la docencia?, indican desde el Colegio Oficial de Farmac?uticos de Valladolid.

Juli?n Fernández-Mellado, Carmen Casado y Elena Garc?a son tres farmac?uticos que han vivido en primera persona estos complicados meses donde han tenido que ingeni?rselas para cubrir unos servicios esenciales para la población de Medina del?Campo.

Elena Garc?a D?ez lleva trabajando como farmac?utica adjunta en la Farmacia Padilla desde hace trece años. No podía imaginar que, tras la baja por maternidad de la titular, Laura Sanz, tuviera que asumir la responsabilidad de dirigir el establecimiento en unos momentos tan complejos.

?Est?bamos todos muy asustados?, admite esta farmac?utica que, si bien cree que la mayor?a de la gente cumpli? con el confinamiento, se encontr? con algunas personas que tomaron como ?excusa? acudir a la farmacia, para salir durante los primeros días. Uno de los motivos para que desde la administraci?n facilitaran que los pacientes pudieran adquirir medicamentos para dos meses, a diferencia del mes habitual.

Algo que destaca esta farmac?utica es el ?respeto? con el que han actuado frente al virus, pues desde el primer momento adoptaron unas medidas higiúnicas muy severas. Además, colaboraron con sus pacientes llev?ndoles sus tratamientos a sus domicilios: ?Nos llamaba gente muy mayor que no quer?a salir de casa, que han hecho muy bien el confinamiento.?Nosotros les llev?bamos la medicaci?n a sus casas?, explica Elena?Garc?a.

En cuanto al coste que ha tenido esta situación derivada de la pandemia, Garc?a pone de relieve la seguridad con la que act?an, pues cuentan con dispensadores de gel hidroalcoh?lico de pie que han adquirido en una f?brica medinense, realizan desinfecciones peri?dicas, han puesto pantallas en los mostradores y realizan un cambio de mascarillas cada cuatro horas.

Respecto a la facturaci?n que han realizado durante este tiempo, Garc?a asegura que ha sido similar en cuanto a los medicamentos, pues existen pacientes crúnicos que adquieren los mismos productos sanitarios. Caso distinto en los productos de parafarmacia, pues los ciudadanos han dejado de adquirir las habituales cremas, y ah? s? han notado una bajada importante.

Esta farmac?utica tambi?n ha observado un incremento desde el mes de marzo en las consultas que les realizan sus pacientes. ?La gente viene y te cuenta más su caso?, comenta Elena Garc?a, quien achaca esta circunstancia a la falta de atenci?n primaria y las consultas que se realizan de manera telefúnica. Sin embargo, la farmac?utica no pone ninguna queja en este aspecto, y anima a la población a que les expongan sus dudas sobre temas de salud o sobre el COVID19: ?Siempre hemos estado para eso. Si es algo más grave, les decimos que no dejen de llamar al m?dico?, manifiesta Elena Garc?a.

Desde el año 1983, Juli?n?Fernández-Mellado regenta la ?Farmacia El Arco?, establecimiento que era antes de su padre, pues se trata de una profesi?n que su familia lleva en el ADN.?El Arco no s?lo cuenta con servicios de farmacia, sino que cubre ?reas como ?ptica, audiopr?tesis, estática, dermofarmacia y ortopedia. ?Un ?rea de salud en 150 metros cuadrados?, as? lo describe el propio due?o.

Fernández-Mellado recuerda el ?estupor y estupefacci?n? con que vivi? estos primeros días de pandemia. ?l se encontraba ese mes de guardia y no llegaba a creer lo que se ven?a encima. ?Esto no se le ocurre ni a Julio Verne?, comenta el farmac?utico, que explica que fue un momento en el que les toc? improvisar.

En esos momentos, el desconcierto era patente, pues la lucha era contra un enemigo invisible. ?Est?bamos acostumbrados a tratar con cosas visibles, tangibles?, indica Fernández-Mellado. As?, solventaron esas primeras semanas en las que el desabastecimiento de mascarillas y geles hidroalcoh?licos se vivía en toda el territorio español, unos productos que no cubr?an habitualmente. ?Tuvimos que salir a comprar al mercado exterior, fuera de los canales habituales de farmacia?, explica Juli?n Fernández-Mellado, que describe este momento como ?un encontronazo de oferta y demanda?.

Y es que algunas personas pensaban que las farmacias se estaban aprovechando por vender las mascarillas a 1,5 euros. ?Ahora, con un servicio normal, están a 85 o 90 c?ntimos. No ha habito abuso en el precio?. De hecho, este farmac?utico piensa que existe un problema con el gravamen de estos productos: ?Ayudar?a mucho que el Estado facilitara la adquisici?n de las mascarillas, poni?ndolas un IVA reducido, porque ha pasado a ser producto de necesidad?, asevera este veterano farmac?utico.

Además, en la ?Farmacia El Arco? se encontraron durante las primeras semanas con una demanda de productos fuera de lo com?n. ?En el arranque de todo, entr? la histeria y las personas han demandado de todo?, explica Fernández-Mellado, que enumera algunos de estos productos como el famoso ?Dolquine? o estimulantes de defensas como la vitamina C o el Zinc.

Respecto a la colaboraci?n para la descongesti?n de los servicios sanitarios, Juli?n Fernández-Mellado manifiesta que estar?a encantado de trabajar en este sentido, a trav?s los nuevos test de ant?genos, ?que parecen haber mejorado en rapidez y eficacia?.

Como punto positivo de este periodo, el farmac?utico titular de El Arco destaca la mejora en la comunicaci?n que ha surgido entre farmacia y centros de salud. Además, piensa que si algo debemos aprender de esta pandemia es a actuar y pensar ?más en sociedad y menos en individual?. En este sentido, se refiere directamente a las personas más jóvenes, quienes en algunos momentos se creen impunes ante el virus pero que cuentan con una gran responsabilidad: ?Hay que dejar de hacer lo que puedo y hacer más lo que debo?, culmina su discurso Fernández-Mellado.

La trayectoria farmac?utica en la Villa de las Ferias por parte de Carmen Casado nace un 15 de mayo de 2008. Estudiar Farmacia siempre fue algo vocacional para ella y, cuando surgi? la oportunidad de poder comprar la Farmacia que hoy lleva su nombre, situada en la calle Las Farolas, lo hizo: ?Siempre quise tener una farmacia y que fuera en Medina del Campo. Me encanta mi profesi?n y este lugar?.

Con su caracter?stica sonrisa, Casado reconoce que durante los primeros meses de pandemia ?todo el mundo estaba algo desorientado?. Lo cierto es que muchas personas pensaban que podr?an quedarse sin medicinas, lo que provoc? que la población adquiriese, en muchas ocasiones, doble medicaci?n.

La profesional asegura que, a lo largo de marzo, ya empezaron a utilizar mamparas y demás medidas de seguridad, incluso antes de que el Colegio Oficial de Farmac?uticos les trasladase las normas espec?ficas: ?Al comienzo de todo esto no se ten?a el material suficiente, por lo que por nuestra seguridad, optamos por realizarnos mascarillas de telas para prevenir posibles contagios?, asevera la farmac?utica. Tal es as? que incluso realizaron dos turnos laborales diferenciados, con el objetivo de ser precavidas a la hora de que alguna de las trabajadoras pudiera permanecer enferma.

A pesar de que en mayo se iban abriendo las restricciones en materia de confinamiento, Medina del Campo vuelve a contar con medidas coercitivas desde el pasado miércoles, 30 de septiembre, algo que Carmen Casado tambi?n ha notado en su establecimiento: ?Ha habido menos gente porque s? que se están respetando las normas, además nosotras lo estamos transmitiendo de forma constante, hay que prevenir lo m?ximo posible?.
Esta situación tambi?n ha provocado que se incrementasen los gastos, ?no ha sido mucho, pero s? se ha notado?, hace referencia Casado a la hora de enumerar las nuevas incorporaciones en material que ha tenido que incorporar a su farmacia: mamparas, mostradores, mascarillas, etc.

Pero hablar de farmacias tambi?n implica hablar de medicamentos y productos sanitarios, una cuesti?n que ha estado vinculada al desabastecimiento en estos Últimos meses: ?Al principio apenas había geles hidroalcoh?licos ni mascarillas, a pesar de que las cosas se han ido normalizando, siguen enviando el alcohol a cuenta gotas?. Sin embargo, resalta una principal inquietud: ?Me siento responsable de que mis trabajadores y pacientes están seguros, facilit?ndoles todo lo que necesitan y ofreci?ndoles nuestros servicios?.

Este ‘inolvidable’ mes de marzo, tambi?n se ha caracterizado por un aumento en la demanda de Paracetamol, as? como ‘Dolquine’, un producto que sali? en las noticias como posible tratamiento para COVID19: ?Al principio s? que lo solicitaba más gente, pero a día de hoy ya nadie lo pide? asevera la farmac?utica.

A pesar de que el D?a Mundial del Farmac?utico se celebra desde el año 2009, posiblemente este 2020 quedar? grabado en las retinas de todos ellos, y resulta un buen momento para que todos los pacientes les trasladen un caluroso: ?Gracias?.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -