13.1 C
Medina del Campo
miércoles, mayo 22, 2024

Accede a la edición impresa de La VOZ

Agentes medioambientales de la Junta sorprenden y denuncian a dos individuos por caza ilegal

-

- Advertisement -

Agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León han levantado denuncias contra dos individuos tras descubrir presuntas irregularidades en una actividad cinegética. Los implicados, un cazador y el responsable de una reserva orgánica, fueron sorprendidos en pleno acto, desatando una investigación.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 1 de abril, día inaugural de la temporada 2024-2025 de desveda de corzos en Castilla y León, en la pedanía de Quintanas Rubias de Arriba, perteneciente al municipio de San Esteban de Gormaz. A las 11:35 horas, los agentes  interceptaron a los sujetos mientras transportaban en sus vehículos tres cuerpos enteros y tres cabezas de corzo macho, todos ellos portando precintos que, según las autoridades, presentaban irregularidades.

Según establece el punto 8 de la Orden MAM/829/2011, de 13 de junio, referente al precintado de piezas de caza mayor en Castilla y León, los cazadores tienen la obligación de colocar correctamente los precintos sobre las piezas abatidas, así como de cortar la matriz respecto del precinto. En este caso, los precintos hallados no cumplían con las normativas establecidas, lo que ha generado sospechas de manipulación por parte de los infractores.

Ante esta situación, la Junta de Castilla y León ha anunciado la apertura de un procedimiento sancionador contra los implicados, quienes podrían enfrentarse a multas que oscilan entre los 2000 y 10000 euros, según lo estipulado en la Ley 4/2021 de Caza y Gestión Sostenible de los Recursos Cinegéticos de la región. Además, se ha determinado una indemnización de 5000 euros por cada corzo macho cazado, que deberá ser abonada al titular cinegético afectado. Del mismo modo, el caso ha dado traslado a la fiscalía para su debido seguimiento.

- Publicidad -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -