19.3 C
Medina del Campo
sábado, abril 20, 2024

Accede a la edición impresa de La VOZ

El temporal deja 894 incidencias en Castilla y León

-

- Advertisement -

Durante ocho días consecutivos, Castilla y León se enfrentó a un desafío climático notable. La Agencia de Protección Civil y Emergencias ha registrado un total de 894 incidencias derivadas de vientos, lluvias y nevadas en toda la región, desde el martes 26 de marzo hasta las primeras horas de hoy martes.

El viento ha sido el protagonista principal, especialmente en áreas urbanas como Valladolid, Zamora, Burgos, León y Palencia. A pesar de ello, las consecuencias no han sido devastadoras, con pocos daños materiales de gravedad y sin impactos importantes en la población. Principalmente, los incidentes estuvieron relacionados con objetos caídos en las vías públicas o en riesgo de colapso, representando el 91% del total de reportes.

El viernes pasado, la Confederación Hidrográfica del Duero declaró una situación de alerta amarilla debido al aumento del nivel y caudal del río Castrón en Villaveza de Valverde, cerca de Benavente (Zamora). Aunque los cauces estaban preparados para enfrentar el clima adverso, se mantuvo la vigilancia ante posibles desbordamientos. Afortunadamente, solo se emitieron avisos preventivos en lugares como el municipio de Languilla (Salamanca), sin que se reportaran incidentes.

Ayer lunes, se levantó la alerta al no haber ríos en situación de peligro. Sin embargo, la vigilancia continúa debido a que varios ríos muestran una tendencia al alza en sus niveles, con precipitaciones previstas en los próximos días.

En otra parte de la región, la Confederación Hidrográfica del Ebro informó que las precipitaciones de la madrugada del día 29 aumentaron los caudales de varios ríos sin provocar incidentes graves. No obstante, se anticipan nuevos aumentos en los caudales debido a la previsión meteorológica.

Con la normalización de las condiciones climáticas, se espera un cambio positivo en los próximos días, con un leve aumento de las temperaturas y ausencia de precipitaciones significativas. Aunque se da por finalizado este episodio meteorológico adverso, el Centro Coordinador de Emergencias continuará monitoreando de cerca las condiciones climáticas para garantizar la seguridad de la población.

- Publicidad -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -