7.4 C
Medina del Campo
martes, febrero 7, 2023

No, no sabe mucho de embarazos

-

- Advertisement -

Redacción.-

Desde hace un par de semanas, Castilla y León ha vuelto a situarse en el mapa de España, y en la boca del Gobierno pero no por su buen hacer; todo lo contrario. El pasado jueves 12 de enero, Juan García-Gallardo se sentaba ante cientos de miradas para anunciar una de las medidas más polémicas que ha llevado a cabo la Junta de Castilla y León. Un protocolo ‘antiaborto’ que tenía como objetivo el fomento de la natalidad en la Comunidad; o eso daban a entender desde VOX.

A través de medidas como obligar a escuchar el latido fetal en el primer trimestre a aquellas mujeres que decidieran interrumpir el embarazo,  emplear ecografía 4d a partir de la sexta semana de embarazo utilizando la técnica de Doppler o el respeto a la  objeción de conciencia de los sanitarios de la Comunidad, el vicepresidente del Gobierno autonómico daba una patada a la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

Pero aquella rueda de prensa también estuvo protagonizada por un ‘momentazo’ de Gallardo. Ante la pregunta de la una de las periodistas presentes, en la cual cuestionaba a partir de qué semana se pondrían en marcha dichas medidas, el mandatario del VOX relataba las siguientes palabras: «Ese dato no lo tengo, pero estoy seguro que pronto lo podremos aclarar. Es que, yo no sé mucho de embarazos». Por supuesto que no sabes mucho de embarazos señor Gallardo, porque en ningún momento vas a tener que pasar por una menstruación cada mes, o por la gestación de un bebe durante nueve meses.

Es cierto que Castilla y León es la tercera región con una menor tasa de natalidad y que, con el paso de los años, esta se va reduciendo poco a poco. ¿Pero no cree que se puede fomentar de otras maneras que no vulneren los derechos de las mujeres? Como por ejemplo dando mayores facilidades para tener hijos, medidas para ayudar al asentamiento de población en la comunidad o para simplemente, ayuda para que el embarazo no dificulte el desarrollo del trabajo de miles de mujeres.

Como dice el popular dicho, «zapatero a sus zapatos». Es decir, que cada uno se ocupe de sus asuntos, de su profesión y opinar sólo de lo que entiende, evitando meterse en lo que no le afecta ni entiende. Juan García-Gallardo, a parte de desarrollar unas medidas sin consultar a sus compañeros del PP, como bien dictan sus propias palabras, no sabe mucho de embarazos.

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -