1.5 C
Medina del Campo
martes, enero 31, 2023

La Ruta Nebrisense y El Camino de la Lengua Castellana

-

- Advertisement -

Una colaboración de Mariano García Pásaro

El lunes, 4 de abril, llegan a Medina los tres jinetes promotores y protagonistas de la «Ruta Ecuestre Nebrisense». Un itinerario a lomos de la cultura y la historia en recuerdo y conmemoración del V Centenario de la muerte del insigne, gran sabio humanista, filólogo y gramático Antonio de Nebrija (1522-2022). Harán una ruta de 1.200 kilómetros, desde Lebrija hasta Alcalá de Henares, evocando los lugares por donde pasan la inmortal imagen y figura humanística de su paisano lebrijano.

El eco trascendente de esta noticia, publicada y resaltada en nuestro periódico, propició que nuestro colaborador Mariano García Pásaro, nos ofreciera un escrito inédito del año 2002, fecha del nacimiento del «Camino de la Lengua Castellana», una feliz y sugestiva iniciativa, cultural e histórica, de similares ideas e intenciones que los de la «Ruta Nebrisense».

Considerando que la Ruta Nebrisense y el Camino de la Lengua Castellana se enlazan estrechamente con los mismos fundamentos, intenciones e intereses, publicamos estas notas inéditas pergeñadas por el escritor medinense, Mariano García Pásaro.

«No hace mucho tiempo se trazó el itinerario que recorrió -y aquí siguen las luminosas huellas- el idioma que hoy hablan más de 500 millones de personas en el mundo, uniendo culturalmente a numerosos pueblos y naciones.

El camino de la lengua castellana se inicia en los monasterios de Suso y Ayuso, donde las «glosas» nos recuerdan los primeros balbuceos del nuevo idioma, que comenzaba a andar en esa hermosa y escondida encrucijada riojana de San Millán de la Cogolla. Y el camino termina en Alcalá de Henares, donde se funden el crisol de la Historia, todos los saberes que conformaron la cultura humanística de los pueblos de España.

Entre estas dos firmes y enhiestos mojones del camino, discurren otros esplendorosos puntos de referencia: el cenobio burgalés de Silos, Valladolid, Salamanca y Ávila. Jalonan estas sedes del Camino congresos, exposiciones y otros acontecimientos literarios y artísticos en los que participa una pléyade de conocidos y prestigiosos profesores, investigadores y hombres de letras.

La senda roza, al pasar, casi sin querer, la villa de Medina del Campo. Solo la roza, como las alas de un pájaro en vuelo hacia otros cielos y otras tierras. Y nos asalta la pregunta: ¿Es que Medina no puede ser, también, hito en la ruta, como lugar de encuentro, en el que reposar la andadura del Camino, y repasar, al mismo tiempo, el libro memorable de la Historia de la Lengua Castellana?

Vamos a echarle una ojeada. Seguro que encontraremos algún motivo para la reflexión sobre una demanda razonable y justa. (…)

Artículo completo en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -