0.2 C
Medina del Campo
jueves, febrero 2, 2023

La Diputación de Valladolid pide la colaboración de todas las administraciones para frenar el cierre de sucursales bancarias en el mundo rural.

-

- Advertisement -

Redacción.-

La Diputación de Valladolid en la defensa del interés general de la provincia y de sus habitantes, entiende que las oficinas bancarias prestan un servicio presencial básico e imprescindible en el territorio rural, donde abunda la población de avanzada edad sin las competencias digitales necesarias para operar desde los portales de banca electrónica. Las oficinas bancarias son en muchas ocasiones, el único recurso con el que cuentan estos grupos de población para gestionar las cuentas de las que son titulares.

En los últimos años se han llevado a cabo de forma generalizada, planes de ajuste por parte de las entidades financieras, que han implicado el cierre de muchas de las oficinas que estas mantenían abiertas en nuestros pueblos, así como la reducción de horarios de atención al cliente, con una clara perdida de la calidad de la atención a los ciudadanos y lo que es mas grave, ha supuesto que muchos de nuestros pueblos se hayan visto privados de oficinas bancarias, teniendo que desplazarse sus vecinos hasta otros municipios para realizar cualquier tipo de gestión con su entidad financiera.

Este proceso de cierre de oficinas no solo no ha finalizado, sino que continua, siendo cada vez más los municipios de nuestra Provincia que se ven privados de una sucursal bancaria, como son los casos de Becilla de Valderaduey, Fuensaldaña, Montemayor de Pililla, Mucientes, Santovenia de Pisuerga, La Seca, Traspinedo y Villanueva de Duero, además de la Parrilla, Sardón de Duero y Santibáñez de Valcorba.

La provincia de Valladolid no es ajena a este fenómeno de “desertización bancaria”, que causa una profunda preocupación y un unánime rechazo compartido por todos los partidos políticos y, sobre todo, por el vecindario, que reacciona con indignación e impotencia.

Los distintos grupos políticos de la Diputación de Valladolid queremos manifestar nuestro compromiso y colaboración con los municipios afectados por el cierre de sucursales financieras, expresamos nuestro apoyo y solidaridad con el vecindario de las localidades afectadas, y animamos a todos los actores políticos interpelados por esta situación a adoptar las medidas administrativas y reguladoras necesarias para mantener una atención bancaria digna, entendida como un servicio esencial en todo el territorio rural de nuestra provincia.

Creemos necesaria una colaboración del Gobierno de España y de la Junta de Castilla y León para que traten de buscar, en colaboración con las Entidades Locales, soluciones para poner fin a este proceso de cierre de sucursales bancarias en el mundo rural.

La Diputación de Valladolid se compromete a seguir trabajando en colaboración con los municipios afectados, para continuar implantando medidas que traten de mitigar los problemas originados por los cierres de las oficinas rurales de las entidades financieras.

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -