1.5 C
Medina del Campo
miércoles, enero 19, 2022

El vicepresidente de la Diputación Provincial clausura la reunión de la Junta Directiva de CEOE Valladolid

-

- Advertisement -

Redacción.-

La reunión se ha celebrado en el Castillo de Fuensaldaña y se han abordado algunos de las principales reivindicaciones del empresariado de nuestra provincia.
La Junta Directiva de CEOE Valladolid ha celebrado esta mañana en el Castillo de Fuensaldaña, la última reunión de 2021 que ha sido clausurada por el vicepresidente primero de la Diputación Provincial, Víctor Alonso, quien ha acudido acompañado de varios miembros del Equipo de Gobierno.
En el transcurso de la reunión, los empresarios han trasladado al vicepresidente de la Diputación algunas de sus principales reivindicaciones para seguir avanzando en competitividad en nuestra provincia.
Destacaron su preocupación por la presión fiscal que soportan y que les resta competitividad en un mercado global, siendo actualmente España uno de los países
desarrollados con mayor presión fiscal normativa, situándose la misma un 12% por encima del promedio de la UE, según los informes del Instituto de Estudios Económicos, y habiendo perdido 4 puntos en competitividad fiscal durante el año 2021.
En este escenario, un incremento de los impuestos y de las cargas a las empresas, sólo van a prolongar la crisis y ralentiza la vuelta al crecimiento y a la recuperación. CEOE Valladolid considera que la recaudación tributaria, debe basarse en el incremento de las bases imponibles y en la lucha contra el fraude fiscal, más que en el incremento de la presión sobre unos contribuyentes que ya soportan una carga tributaria superior a la de los países de nuestro entorno, principalmente en lo relativo a tributación empresarial, entendiendo que sólo así se fomentará el crecimiento económico.
Otro asunto que preocupa al empresariado de Valladolid es el alza de la inflación que se sitúa en el 5,5% interanual, siendo el encarecimiento de los productos energéticos el principal elemento inflacionista. En esta línea, las empresas están asumiendo importantes costes de producción, que apenas se están trasladando a los precios finales, como muestra una inflación subyacente en tasas moderadas que se ha situado en un 1,7%. Todo esto implica una reducción significativa de los márgenes empresariales en un momento delicado para muchas empresas tras meses de crisis y restricciones a la actividad y con el problema añadido de las dificultades provocadas por la crisis de suministros que repercuten en los aprovisionamientos y en la subida de precios, precisamente por esa paralización parcial en el mercado mundial.
En el ámbito provincial, consideran que uno de los principales problemas al que nos estamos enfrentando, y que tendremos que atajar durante los próximos años es el de la
despoblación. Para dar solución a este problema, la Junta Directiva de CEOE Valladolid
considera imprescindible que todos rememos en la misma dirección y aprovechemos la
situación estratégica de Valladolid para convertirnos en una provincia con capacidad de atraer Industria e Inversiones, así como para explotar el gran potencial turístico del que
disfrutamos en conjunto, puesto que mantener la población y generar riqueza a través de la actividad industrial, son los dos aspectos fundamentales para generar la necesidad de
mantener y mejorar las infraestructuras tanto viarias como de telecomunicaciones, y de
suministros.
Para dar cumplimiento a estos objetivos, CEOE Valladolid considera necesaria una ordenación y creación de zonas industriales que estén especializadas en aquellos puntos en los que se concentren determinadas actividades que ya son un referente en la zona, fomentando el acceso de nuevas empresas vinculadas a estas actividades a través de una
discriminación fiscal positiva.
Asimismo, se consideró fundamental contar con dotaciones adecuadas en los distintos puntos que puedan ser centro de las zonas de mayor densidad de población, a fin de dar
cobertura a la población que vive en esas áreas y que tienen dificultades de acceso a los
trámites administrativos tanto de forma física por la dificultad de desplazamiento a la capital, como también vía telemática por las dificultades que representan estas vías
(conocimientos adecuados y equipos que lo permitan).
En este sentido, se deberían desarrollar unas políticas que permitan facilitar la relación con la administración reforzando y manteniendo las oficinas de la Administración Central en los municipios en los que éstas se encuentran en la actualidad, así como las oficinas bancarias.
También se consideró fundamental continuar avanzando en el fomento de la transformación digital, proceso que tiene un carácter absolutamente transversal, porque afecta a todos los sectores y ámbitos de la sociedad, desde los ciudadanos, hasta las Administraciones Públicas, pasando por supuesto por las empresas.
Para esto es muy importante avanzar y conseguir que la fibra llegue a todos los municipios de nuestra provincia, y en especial, a todas las áreas industriales, puesto que sin este recurso, va a ser muy difícil que las empresas puedan desarrollar su actividad y puede llegar a provocar deslocalizaciones.

La Presidenta de CEOE Valladolid, Ángela de Miguel, puso en valor la colaboración que mantiene la organización empresarial con la Diputación Provincial y que a grandes rasgos ha permitido durante el año 2021 ayudar a más de 700 empresas de la provincia a reestablecer su situación y a mejorar sus cifras de negocio, a mantener e incrementar el empleo en el 91% de las empresas que han participado en el programa de consolidación a mejorar el grado de digitalización de 200 micropymes de nuestra provincia y a proporcionar recursos e información a través de un acompañamiento personalizado a más de 450 pequeñas empresas y autónomos.
De Miguel agradeció esta sensibilidad de la Administración Provincial hacia las empresas de Valladolid, en un escenario de incertidumbre como el actual, en el que los reiterados anuncios de subidas de impuestos, incrementos de cotizaciones, o de reformas o contrarreformas, están desincentivando la inversión y comprometiendo el crecimiento.
Por su parte, Víctor Alonso, que ha desgranado algunos de los aspectos más destacados del nuevo presupuesto de la institución provincial, ha señalado que “la Diputación de Valladolid sigue desarrollando acciones de dinamización económica que ayuden a la consolidación de empresas y a la creación de empleo en nuestro mundo rural. Para ello, se incrementan un 12% las políticas destinadas al empleo en 2022, consolidando las actuaciones a desarrollar en colaboración con CEOE Valladolid y otras entidades, porque seguimos convencidos de la necesidad de seguir apostando también por la colaboración pública-privada como la mejor forma de ayudar a fortalecer el tejido empresarial de la provincia”.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -