1.9 C
Medina del Campo
miércoles, diciembre 1, 2021

El revisionismo histórico con la conquista de América

-

- Advertisement -

Editorial

La Fiesta Nacional llega de nuevo cargada de polémica. Un día de celebración y unión entre todos los españoles que reivindica la historia de este país, una historia intrínsecamente ligada a latinoamérica.

Y son esas voces al otro lado del charco las que claman desde hace años por una petición de perdón de España, que según varios dirigentes, debe incluir un revisionismo de la colonización ocurrida 500 años atrás.

López Obrador y Maduro han sido algunos de los presidentes que han reivindicado esta disculpa pública de España, sobre algo ocurrido en un momento en el que ni nuestro país era conocido como tal.

Desde luego que algunos de los últimos comentarios expresados sobre este tema no sirven para la reconciliación de los pueblos. Nos referimos al expresidente Aznar y sus manifestaciones más propias de barra de bar, o del propio Santiago Abascal, que expone la labor de evangelización como uno de los mayores orgullos de la historia de España.

Sin embargo, resulta paradójico cómo algunos presidentes americanos, incluido el propio Biden, han querido crear un revisionismo histórico sobre los oscuros pasajes de la época colonial española.

Hablamos de perdón sobre unos hechos ocurridos hace centurias y que no deben ser juzgados bajo la actual perspectiva. Si exploramos la historia de nuestro país veremos cómo han sido múltiples los pueblos que entraron con sangre y fuego en la península. Desde los romanos, pasando por los visigodos y moros, hasta los franceses en el siglo XIX. Y si miramos la colonización africana, o la política exterior que han desarrollado países como EEUU o Inglaterra durante su historia, también podremos encontrar actos de terror, como en todas las conquistas y guerras ocurridas desde que el hombre es hombre.

Por este motivo, no debemos dejarnos llevar por la división que buscan algunos políticos, que con esta petición de disculpa pública sólo buscan un puñado de votos mientras pasan de largo sobre los problemas reales de sus poblaciones. Del descubrimiento y posterior conquista de América nos queda una unión idiomática y un lazo de sangre común, algo que debemos celebrar y valorar con nuestros compañeros al otro lado del charco. El pueblo español siempre ha gozado de una unión especial con los países hispanohablantes, cuyos ciudadanos aprecian a los venidos de la península, al igual que muchos de nosotros los acogemos como hermanos. Esa celebración de hermandad es la que debe primar en el Día de la Hispanidad.

La Voz de Medina y Comarca

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -