23.8 C
Medina del Campo
viernes, septiembre 17, 2021

Verónica Casado visitó las instalaciones de la resonancia magnética del Hospital de Segovia

-

Redacción.-

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, visitó el viernes la nueva resonancia magnética adquirida por la Junta de Castilla y León para el Complejo Asistencial de Segovia, que por un importe global de 1.427.800 euros (sumadas obras más instalación y puesta en funcionamiento) va a suponer una mejora sustancial tanto en la calidad asistencial como en el trabajo de los profesionales.

Concretamente, se ha instalado un equipo Philips -de los primeros en Españaña de estas características- que presenta numerosas mejoras frente al anterior. Así, el Gantry (espacio donde se sitúa el paciente) es de 70 centímetros de diámetro, (diez más que antes) y además se ensancha en sus extremos, dimensiones que junto a los movimientos motorizados de la mesa en la que se sitúa el paciente disminuyen de forma importante la posible sensación de claustrofobia.

Otra característica destacable es la digitalización de todo el equipo, lo que permite una mejora de la calidad de la imagen. Además hay que mencionar que se pueden realizar secuencias de imágenes que reducen hasta un 50 % el tiempo de algunas exploraciones, mejorando el confort del paciente.

La nueva resonancia dispone también de soluciones informáticas centradas en el paciente que ayudan a obtener imágenes óptimas en la primera adquisición, disminuyendo las repeticiones  y el tiempo de estudio.

El nuevo equipo ofrece al paciente una solución diseñada por psicólogos para humanizar la experiencia durante los estudios, especialmente pensado para aquellos que puedan sufrir claustrofobia. El software crea una atmósfera mediante diferentes ambientes relajantes mientras se realiza el examen, hecho que hace que el paciente muestre mayor predisposición a colaborar y se agilice el flujo de trabajo.

La idea es ofrecer una experiencia visual envolvente, de manera que el paciente escoge la temática del video que se proyecta en la pared durante la exploración, lo que unido a la iluminación general de sala y la opción de música en sus auriculares, produce una atmósfera de relajación propicia para realizar los estudios.

La nueva resonancia del CASE incorpora también un sistema de “autovoz” con indicaciones atractivas para el paciente sobre cuándo debe contener la respiración, con avisos sobre los movimientos de la mesa e información sobre la duración de la exploración.

Otro detalle es la reducción automática de ruido acústico hasta un 80 % frente al equipo anterior. Para muchos pacientes, el ruido dentro de la máquina es uno de los aspectos más incómodos de los exámenes.

Con todas estas novedosas tecnologías se consigue por tanto mayor satisfacción del paciente y del profesional, lo que redundará en la disminución del número de estudios que requieren sedación. Además del compromiso con el medio ambiente debido a la gran reducción de consumo eléctrico y el imán sin Helio.

Amplitud y comodidad

En relación a las nuevas instalaciones, se aumenta la superficie disponible en un 40 %, permitiendo más amplitud y comodidad. Gracias a ello, la sala donde está ubicada la resonancia permite fácil acceso a pacientes ambulantes y encamados, así como a los equipos de sedación cuando se requiere la intervención de anestesista.

Además, la sala de espera tiene acceso directo al exterior con luz natural, y se dispone de aseo independiente preparado para minusválidos y para uso después de exploraciones digestivas.

Otra novedad es que los técnicos de radiología y las enfermeras disponen de una amplia ventana para mejorar el control del paciente y del equipo, ya que incorpora un circuito cerrado de televisión para un contacto visual continuo.

La cartera de exploraciones de la nueva resonancia magnética que realiza el Servicio de Radiodiagnóstico del CASE se ve por tanto mejorada en rapidez y calidad de los estudios. De hecho, se optimizan significativamente técnicas de cuerpo completo, perfusión, difusión, neurológicas, mama, musculo-esqueléticas, abdominales, pediátricas y oncológicas.

El objetivo de los especialistas es incorporar progresivamente nuevas técnicas, como por ejemplo resonancia magnética multiparamétrica de próstata, resonancia cardiaca o artrografías.

Con la compra de la resonancia se da continuidad al proceso de renovación tecnológica emprendido en 2018 en el Servicio de Radiodiagnóstico del CASE, que se inició con la compra de dos TAC (de 128 y 32 cortes), dos ecógrafos de altas prestaciones y dos mamógrafos.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -