6.7 C
Medina del Campo
sábado, febrero 27, 2021

Buenas noticias de Renault para la industria de Castilla y León

-

Redacción.-

La noticia de un acuerdo entre la dirección de Renault y los sindicatos de la empresa para un nuevo plan industrial en las plantas de la multinacional es una gran noticia para Castilla y León (a falta de que sea refrendada por las asambleas de los sindicatos firmantes) y será el prolegómeno de lo que se va a convertir en el IV Plan Industrial de Renault para nuestra comunidad autónoma en la era reciente.

El esquema de negociación es similar en los planes industriales de la multinacional hasta la fecha, y en todos los casos se ha convertido en una historia industrial de éxito, no exenta de muchas dificultades, para Castilla y León.

I Plan Industrial

En septiembre de 2008 Renault anunciaba que el modelo Trafic que en principio se debía convertir en el sustituto del Modus en Valladolid se fabricaría en otra planta. No había modelo en perspectiva en un año en el que ya estábamos adentrándonos en una de las crisis financieras más importantes de nuestra era y con malas perspectivas para el grupo multinacional.

En noviembre del mismo año (2008) saltaron definitivamente las alarmas. En el despacho del ministro Sebastián, con la secretaria general de Industria, Teresa Santero, y el director general de Industria del Ministerio, Jesús Candil, Jan Pierre Laurent, presidente de Renault España, nos comunicaba la situación al equipo del Ministerio y al equipo de la Junta de Castilla y León que allí nos desplazamos. No había vehículo para Valladolid salvo un modelo eléctrico biplaza, el Moka (luego se bautizaría como Twizy) con el que la planta vallisoletana debería subsistir con la estructura necesaria. Era la puntilla para Montajes de Valladolid, el cierre anticipado de esta planta.

Desde ese momento, se articuló entre todas las partes un grupo de trabajo y un plan para salvar el futuro de Renault en Castilla y León. El propio Patrick Pelata, entonces director general del grupo, le trasladaba al presidente de la Junta de Castilla y León la necesidad de reforzar y hacer más competitivas las plantas de Renault en Castilla y León para asegurar su futuro.

El resultado de un año de trabajo y negociaciones fue el anuncio en septiembre de 2009 del I Plan Industrial de Renault en Castilla y León: alargamiento de la vida del Modus, fabricación del Twizy, fabricación de 2 nuevos motores y fabricación del Captur, bendito Captur…

La Junta de Castilla y León y el Gobierno de España se comprometían financieramente a partes iguales sobre el plan industrial, se invertía en la logística de proveedores y se desarrollaba un grupo de trabajo para profundizar sobre medidas de más competitividad en las fábricas de Palencia y Valladolid.

En paralelo, Renault llegaba a un acuerdo muy complicado con los agentes sociales sobre el I Plan Industrial.

‘Kadjar’ y ‘Megane’

En el año 2012, con José Vicente de los Mozos como principal responsable de fabricación de Renault en el mundo y presidente de Renault España, y ya en una fase de la economía española en recuperación, de nuevo Renault llegaba a un acuerdo con la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España para desarrollar un II Plan Industrial de Renault en Castilla y León que afectaba principalmente a la planta de Renault en Palencia y a motores de Valladolid. Este plan seguía profundizando sobre infraestructuras logísticas de proveedores en las fábricas de la multinacional en España y permitía la llegada de 2 nuevos modelos del grupo (Kadjar y nuevo Megane) a Palencia con 4 plataformas de fabricación.

De nuevo, el acuerdo con los sindicatos fue también paralelo a esta negociación y permitió reforzar la competitividad del polo industrial Renault en España como uno de los más importantes del grupo en el mundo.

En el año 2016, Renault solicitaba a la Junta de Castilla y León en base a la Ley de Industria de Castilla y León aprobada en septiembre de 2014, la consideración de su III Plan Industrial como Plan Industrial Prioritario para Castilla y León. Así fue tramitado y aprobado por parte del Ejecutivo regional impulsando inversiones de la multinacional en los parques de proveedores de Valladolid y Palencia, una fundición clave para el futuro de la fábrica de motores de Valladolid y un nuevo modelo Captur para dicha fábrica.

José Vicente de los Mozos se convertía de nuevo en una figura clave en el futuro de la industria en nuestra comunidad autónoma y con su impulso propiciaba el diseño de un nuevo Plan industrial de Nissan Ávila en el que la Junta de Castilla y León iba a declarar un plan industrial prioritario (2017) que salvaría el futuro de una planta condenada al cierre.

Competencia

Toda esta evolución de planes industriales nos lleva al momento actual de profunda crisis económica y de cambios significativos en la estrategia de Renault en el mundo. La nueva dirección en la que Luca de Meo pretende enfocar al grupo a la senda de la rentabilidad a través de una estrategia volcada en las nuevas líneas de negocio y especialización por modelos ha propiciado que se apueste por focos de fabricación o polos de fabricación de Renault: Marruecos, Rumanía, Turquía, España y sin olvidar Francia, cuyo Gobierno es accionista significativo de Renault. Éstas son las plantas y los países con los que competiremos por nuestro futuro industrial en la automoción. Extraigan ustedes sus conclusiones sin dejarse llevar por discursos más o menos populistas o fáciles.

Estamos acostumbrados a competir con otras plantas y países por nuestra industria, y la evolución de los planes industriales de los últimos años nos ha demostrado que si somos capaces de alinear esfuerzos entre administraciones, especialmente Junta de Castilla y León y Gobierno de España, y apostando por el Diálogo Social como eje fundamental del pacto industrial, nuestras plantas seguirán siendo las más competitivas y seguirá habiendo planes industriales de futuro.

El camino ahora se ha tornado, si cabe, más difícil, y el escenario económico que afrontamos para el desarrollo de nuevos planes industriales de grandes empresas como Renault nos indica que en los próximos meses tendremos que afrontar un entorno de mercado muy incierto, incertidumbres financieras, y una primera fase de la estrategia de Renault que pasa por grandes esfuerzos que deben ser entendidos en una perspectiva muy clara: la competitividad de las plantas de mañana pasa por la salvación de su actividad hoy, es decir, volvemos a un escenario más parecido al del primer plan industrial.

Es labor de todos los agentes que formamos parte de este sistema económico regional el alinearnos para garantizar el buen fin de la industria de la automoción en Castilla y León, ésa que genera cerca de 40.000 empleos directos en Castilla y León y ayuda a nuestra economía con inversiones, formación y la aportación de más de la mitad de las exportaciones de nuestro sistema económico regional.

Castilla y León es hoy líder nacional en capacidad de fabricación de automóviles y, por tanto, de una industria que mueve la mayor parte de los recursos de inversión y generación de empleo (es decir, de riqueza) de este país.

Como les decía, buenas noticias de Renault para la industria de Castilla y León.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

-Publicidad-
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -