Editorial

2

Salir de los extremos

Hoy está prevista la realización de la Final Nacional de Galgos, en la que la castellano y leonesa ‘Liosa de Clemente’ disputará el trofeo ganador contra ‘Escorpión de Julio Herrara’. Miles de aficionados se darán cita en este evento que se sigue en numerosos puntos de la geografía española.

Pero de la misma manera, se espera que una multitud personas proteste mañana en Valladolid por la abolición de la práctica de la caza con galgos y otras razas. Una iniciativa de la plataforma ‘No a la Caza’ que reunirá en la Plaza Mayor a todos aquellos que creen que esta costumbre supone un maltrato para los animales.

Si bien es cierto que se han llevado a cabo durante años prácticas terroríficas con algunos de los animales que se utilizaban para la caza, cada vez está más normalizada la denuncia a este tipo de individuos que manchan con sus acciones una tradición que lleva toda la vida implementada en el acervo popular de la sociedad española. Acciones como el maltrato a los propios galgos, su abandono e incluso tortura han sido casi eliminadas por parte de los cazadores, que sin embargo se ven acusados día sí y día también sin pruebas que les incriminen por realizar estas atrocidades.

Los animalistas defienden que la sociedad debe “evolucionar” y terminar con la utilización de los animales para el disfrute de las personas, pero pierden completamente la razón en los momentos en los que se observan protestas absurdas como las realizadas en mataderos, donde se ha llegado a llamar “asesinos” a los dueños de las granjas. De igual manera ocurre en eventos taurinos, donde milagrosamente ha salido indemne algún animalista que se ha puesto delante del toro. De manera irónica, en alguno de estos momentos han sido salvados por el torero al que llaman “verdugo” y “asesino”.

En estas líneas no se pretende mostrar sino un punto de concordia. Una concordia y puntos en común que todos los implicados deben respetar para abandonar los extremos y salir del absurdo que ambas partes cometen con algunas de sus acciones.

Si no terminamos con los enfrentamientos y abogamos por el diálogo, seremos partícipes de la extinción de una manera de vivir que se realiza desde tiempos inmemoriales. Unas tradiciones y formas de vida que redundan en la economía española y en la rica cultura con la que cuenta nuestro país.

La Voz de Medina y Comarca

2 COMENTARIOS

  1. cada día cierran dos granjas lecheras por falta de rentabilidad, pero Cuevas seguro que sabe cuando son los productos de temporada.
    Cuevas, con complejo de Daniel el mochuelo, el más sabio sin abrir un libro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.