La mayoría de los internautas de “La Voz” cree que el adelanto electoral beneficiará más a Vox

4
563

Redacción.- Tras los resultados de la encuesta semanal en la edición digital de “La Voz de Medina y Comarca”, se deduce que la mayoría de los internautas cree que el adelanto electoral beneficiará más a Vox, ya que así lo ha manifestado el 50 por ciento de los votantes, con 131 votos de un total de 263.

Por su parte, el 36 % de los votantes, con un total de 95 votos, ha optado por responder que beneficiará más al PSOE; el 9%, con 23 votos, que beneficiará más al PP; y el 5%, con 14 votos, que beneficiará más a Ciudadanos.

4 COMENTARIOS

  1. Generalmente el nacionalista español plantea al catalán, al vasco y a al gallego (en definitiva a todo aquel que no tenga raíz cultural castellana) como una especie de mal absoluto, y en cierto modo tiene razón, la existencia de estas personas en su estado son tremendamente perjudiciales para los intereses de la nación española, son egoistas, no miran para el bien común de España, los vascos defienden un régimen fiscal diferenciado insolidario con el resto de españoles, la mayoría simpatiza con un partido fundado por un hispanófobo , que aboga por romper la caja única de la seguridad social, romper la selección española para tener una selección vasca en las diferentes modalidades deportivas, en sus colegios se les educa en el odio a España y utilizan su idioma regional como instrumento político para perseguir la lengua copmún, el español, con el que todos los españoles se entienden, y estos partidos contrarios a la unidad de España que solo gobiernan a vascos y catalanes, se benefician de una ley electoral que en España les hace decidir cuestiones que afectan a todos los españoles, resueltas de una forma en la cual ellos sacan la mayor tajada. En definitiva, vascos y catalanes son una especie de lamprea, una sanguijuela insaciable que chupa la sangre a España y cada vez la hace más pobre. Esa es la impresión general que tiene el nacionalista español, y por tanto, son estos nacionalistas españoles los que por fín, han apretado la tecla de la coherencia exponiendo un discurso perfectamente adaptable a su visión. Defender la autodeterminación de las regiones del estado español con identidad propia. Porque sinceramente, sin estas comunidades autónomas ¿España perdería su identidad como nación? la respuesta es claramente no.

    Imaginémonos una España en la que solo exista una conciencia nacional, en la que todos los españoles remen en la misma dirección, un estado unitario sin esas taifas y señores feudales que tanto la han deteriorado, donde solo exista una única bandera, la española, un estado donde ser español es un orgullo en todos y cada uno de sus rincones, un estado en el cual la bandera española ondea en todos los ayuntamientos, con un mando único al timón, un parlamento donde solo existen partidos de ámbito nacional y donde todos se sientan españoles, un senado en el que no se usen cascos para entenderse por el capricho de unos pocos, donde todos al unísono apoyen a una sola selección deportiva, la española, sin que nadie muestre su rechazo hacia ella. Sin duda alguna, esta España unitaria, sin el sangrado de PNV, ERC, CIU etc… donde los presupuetsos se repartieran equitativamente y todos remaran conjuntamente sería una España mucho más respetable en el exterior, probablemente una potencia al alza, y sobre todo, una España donde no existiría el terrorismo, no habría más muertos, ni amenazados, todo el mundo podría decir por la calle “¡Viva España!” sin ningún temor. Sin duda alguna España tendría más presencia en Europa, ya que con catalanes y vascos, muchos diarios y políticos se han llegado a burlar de España, planteándola como un país que no sabe cuantas naciones son, y donde cada uno rema para un lado diferente. Sin duda alguna, esta España sería la ideal para la sociedad española, uniforme, homogenea y patriota. Los españoles deberían reflexionar sobre su rotunda oposición al derecho a decidir, y plantearse las ventajas de una España sin catalanes, gallegos ni vascos.

    ¿Qué pierde España sin catalanes, vascos y gallegos?
    Sin ellos, España disfrutaría de una distribución más equitativa de la riqueza, los territorios como Extremadura o Castilla-La Mancha saldrían ganando sin el cupo vasco (llamado por muchos españoles “tufo vasco”) ni el estatut catalán, que sangra al estado impidiendo que buna parte del dinero vaya para arreglar carreteras en Castilla.
    Por otra parte no se usaría el dinero de todos los españoles para pagar ikastolas, donde se les enseña a los niños a odiar a España y es una cantera de separatistas y terroristas.
    En caso de no ser un estado centralista, España podría ser una federación de estados al estilo de Alemania, donde en lugar de haber 16 taifas que cada una tira por su lado, existen 16 landers que saben perfectamente cual es su estado principal.
    Y mucho más, son muchos los aspectos en los que España saldría ganando, ahora dime, quñe cosas perdería España y los españoles sin estas dos lampreas que tanto daño hacen a este país.
    Esa proporción de gente de la que hablas, no hay problema, seguro que desearían instalarse y empadronarse en esa nueva España más justa y unida.

  2. El adelanto de las elecciones no beneficiará a VOX, sino a España. Se ha llegado a un punto de incertidumbre social tan peligroso que el adelanto electoral se hace vital. Sobre todo al ver cómo en el hundimiento de los buques insignia las primeras en abandonar la nave han sido las ratas. Esas ratas que a base de roer han perforado la línea de flotación mientras los pasajeros confiaban en el buen gobierno de la nao.
    Desde la botadura de estos dos buques en la Transición se ha navegado mucho pero se ha recalado poco por los astilleros a reparar y menos aún a renovar el pasaje.
    Así las cosas, los viajeros han comenzado a irritarse y se han hartado hasta la indignación de tanto cielo azul, tanta gaviota tanta rosa roja en los floreros y tanta farsa naranja de reciente aparición; que lejos de ser un buque es una plataforma cuyo calado desconocemos. Dicen unos que viene a españolizar a Cataluña. Yo, sin embargo, creo que ha venido a catalanizar España
    Por eso y antes de que la cosa vaya a más surge la voz de los indignados, la voz del pueblo, la vox populi haciendo de patrullera para llevar a todos a buen puerto.
    Para ello traza unas coordenadas basadas en que la verdad es lo que es y que sigue siendo verdad aunque alguno piense al revés. Porque sería necio venir para adaptarse a las circunstancias en lugar de a cambiarlas.
    Hacer esto conlleva, como todo, una pena: el insulto gratuito. Pero qué hay de radical en que reconozcamos que la Bandera hoy sea más respetada gracias a la Selección Nacional de Fútbol que a los timoratos de los políticos. Al igual que la letra del Himno, que todo español está esperando para enaltecerse en un estadio.
    ¿Se es antieuropeista por haber creado Europa, ser dueños de ella y haber tenido el primer Presidente con Carlos I? Se pide algo más que un trato ecuánime. Se pide y exige algo muy barato: respeto
    Analizar cómo se ha llegado a esto sería otra cuestión más larga de explicar porque es difícil de entender que la mediocridad política se entere de lo que supuso el 15-M desde cualquier sitio menos desde sus puestos. Obviando o ignorando que aquella manifestación intergeneracional era un botón de muestra de quienes estaban en sus casas esperando para salir a votar. Y por mucho que se quiera movilizar el voto de la izquierda no se va a lograr porque hay algo demostrado y es que la izquierda siempre gana cuando está indignada. Y en este caso está muy cómoda

  3. España no es una nación de naciones, ni de Estados, España es una Nación compuesta de Regiones, con sus peculiaridades, pero dentro de un territorio que es España.
    Lo que diferencia a una regiones (autonomías) de otras es su afán de irse de casa como los hijos bien cebados que abandonan su hogar dejando a otros hermanos a dieta en la casa materna. Como creo que entendéis de sobra la comparación, las autonosuyas que han engordado con la riqueza de los hermanos menos agraciados, quieren abandonar la casa paterna y vivir a su aire con lo que han adquirido a costa del resto de la familia.
    Esto es solidaridad, pero que tengan en cuenta que aunque se hayan distanciado aun están en la casa paterna y ahí se siguen las reglas establecidas.

Comments are closed.