Editorial

2
948

Universidades

Las Universidades fueron y han sido desde su creación verdaderos centros de estudio e investigación, a la par que expendedores de títulos siempre apreciados y cualificados, amén de reconocidos por la sociedad por la cualificación que obtenían en las aulas universitarias los estudiantes, una vez finalizados sus estudios y elevados a la categoría de licenciados, y en algunos casos, a posteriori y previa lectura pública de la tesis, doctores.
Los cambios en los modelos de enseñanza, la proliferación de sucursales universitarias y de institutos dependientes de las universidades, además de la aparición de universidades privadas han dado una serie de resultados que, por lo escandalosos, injustos y desacreditados, exigen una rápida intervención del Estado para erradicar tales males.
La mayoría de los deleznables males se han producido en los últimos tiempos en la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid, donde determinados cargos públicos, ya como tales o simplemente en ciernes, han obtenido los hoy tan populares másters que tanto lucen en los currículos en una sociedad contagiada de “titulitis” y de los beneficios que de su mano llegan.
Ahí están los casos de Cristina Cifuentes, Pablo Casado, pendiente de un posible procedimiento judicial; o de la ex-ministra Carmen Montón para demostrar lo anteriormente dicho en lo que a trato de favor se refiere, en detrimento de quienes con toda la legalidad del mundo y los requisitos exigidos realizaron su trabajo correcta y honradamente.
Ya no sólo se trata de presuntas falsificaciones de notas, sino también del odioso y odiado “corta-pega”, que ha llegado a la sociedad de la mano de las nuevas tecnologías, que permiten acceder de forma universal a contenidos a los que antes sólo podía llegarse mediante el estudio, el conocimiento y la consulta de la bibliografía pertinente.
Así las cosas, la posibilidad de plagio es tan patente que hasta se ha llegado a crear programas informáticos para detectar tal anomalía.
No ha dejado de llamar la atención que el mal de dicha Universidad se haya extendido a Italia, provocando que unos quinientos licenciados en derecho hayan concurrido a la Rey Juan Carlos para obtener por 12.000 euros un máster que en su país cuesta 6.000 euros más, agraciandoles además los organizadores de la trampa con la asistencia a un partido de fútbol.
Así no podemos seguir, aunque España está sumida en la tontuna del “marquismo” de baratillo y la “titulitis”, a las que hay que poner coto por bien de todos.

2 COMENTARIOS

  1. Pues seguimos igual. El editorial de nuestro medio informativo local, sin darnos su opinión sobre la noticia de la semana y de la legislatura.
    Nuestro actual presidente del gobierno y secretario general del PSOE, en todas las portadas de la prensa nacional, con unos hechos que avergüenzan a cualquier española todas las mañanas, al abrir su ordenador para informarse.
    Recordemos.
    TRIBUNAL CONFECCIONADO A MEDIDA DEL SEÑORITO. Más que demostrado, la composición del tribunal evaluador «a medida», con un coautor de artículos con Sánchez Castejón, artículos que luego forman parte de LA TESIS.
    UTILIZACIÓN DE DOCUMENTACIÓN, perteneciente al Ministerio de industria, al frente del mismo el siniestro Miguel Sebastián.Es decir, utiliza documentación pagada con los impuestos de todos los españoles, para su doctorado. Vaya cara más dura. En concreto, como publica EL CONFIDENCIAL el 21 de Septiembre. Dos presentaciones para el sr Ministro en el instituto de empresa, en Marzo de 2010, titulada » Tendencias recientes en el sector energetico». Estas presentaciones no están en internet, por lo que los programas antiplagio, no detectan coincidencias.
    COCINADO POR PARTE DE MONCLOA DEL INFORME DE LA TESIS DE PEDRO SANCHEZ. Según nos informa EL MUNDO, el pasado 18 de septiembre, el CEO de Plagscan ( escaneo de plagios ) Markus Golbach, emite una nota de prensa en la que su programa les da unos resultados de plagio del 21% y no del 0,96% como informó Moncloa el pasado viernes. Solucita dicho CEO, el informe del escaneo de la tesis, la cual no se les facilita.
    Y ya el colmo de los colmos, el diario EL PAIS, nos informa del plagio, reconocido por D Pedro Sánchez, en su libro La nueva diplomacia, de una conferencia del Diplomático Manuel Macho. De siete páginas, realiza corta y pega de cinco. Libro cuyo precio de venta en amazon es de 19 euros.

    Si fueramos una nación seria, D Pedro Sanchez, debería dimitir como presidente del gobierno y como secretario general del PSOE y renunciar a su doctorado, recordemos habilitante para poder ejercer como profesor universitario.

  2. se veía venir que una vez quela teoria del plagio no colaba iban a ir hacia el tribunal.
    sobre ell texto de Manuel Macho lo que se sostiene es que la referencia no se hizo a continuación sino al final del libro. De esto lo interesante serái saber si e el apunte de la bibliografia señalaba que paginas habia tomado (ej: de la 100 a la 107), pero claro, de esto no aparece anda porque los sesudos periodistas (y lectores, como la gorda Pocia) no ha realizado una tesis o un trabajo de investigación en su vida.

    si fueramos un pais serio no mantendriamos el mayor mausoleo de Europa para un dictador, no tendríamos preso politicos, no tendriamos a un jefe de estado que nadie ha votado ni tendriamos a cientos de aforados ni personas inviolables. Si fueseomo un pais serio nos escandalizariamos por cada mujer asesinada por el terrorismo machista. Si fuesemos un pais serio no se mantendrian en sus puestos de trabajo a guardias civiles y militares con delitos de narcotrafico, violación y apología del fascismo. Si fuesemos un pais serio no tirariamos miles de millones de euros en una red de AVE innecesaria, aeropuertos sin aviones ni autopistas vacias para enriquecer a contratistas y rescatarlas. Si fuesemos un pais serio no tendriamos a la Iglesia catolica con todos su privilegios ni a sus dogmas como religion oficiosa del estado. Si fuesemos un pasi serio nos daria vergüenza llamar arte a la tortura de animales, y no menospreciariamso las bellas artes ni la investigación. Si fuesemos un pais serio las listas de espera tratarian de reducirse sobretodo en verano, en lugar de cerrar plantas de hospitales. Si fuesemos un apsis serio gastariamos el dinero en colegios y en acondicionar y climatizar estos en lugar de en palacios de congresos (sin contendio alguno). Si fuesemos un pais serio 100 personas no morirían al día sin recibir la ayuda a la dependencia a la que tiene derecho por ley. Si fuesemso un pais serio matar a un ciclista en la carretera cuando se va borracho o drogado no saldría gratis. Si fuesemos un pais serio ya hubiesemos ilegalizado la preostitución (como en Suecia), etc.

Comments are closed.