10.8 C
Medina del Campo
jueves, octubre 28, 2021

Editorial

-

La Zona Sur, desasistida

Mucho se habla de la falta de inversiones empresariales en Medina del Campo y en los pueblos de su comarca, algunos de los cuales disponen de suelo industrial.
Pero cuando el tema se analiza a fondo, en el meollo de tal carencia aparece la Administración Regional, Junta de Castilla y León, que centra todos sus esfuerzos reindustrializadores en las llamadas “zonas sensibles”, olvidando que la comarca de Medina del Campo está catalogada por la Unión Europea como “zona deprimida”, a tenor de la cual recibe las migajas del Plan de Empleo Rural, al que, dicho sea de paso, la Junta retiró hace ya años los complementos que redondeaban la cuantía del mismo.
Ahora, todos los esfuerzos de la Administración Regional parecen centrarse en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro o en la salmantina Béjar, conceptuadas como zonas sensibles para la necesaria reindustrialización. Algo que nadie discute, pero que para ser justos y ecuánimes el café ha de repartirse entre todos.
Que se quema la factoría de Campofrío, allí está el presidente Herrera para compartir penas, remediar males y comprometer inversiones; que Lauki, Renault o Dulciora pasan por dificultades, allí está el apoyo incondicional de la Junta, cumpliendo con su deber.
Algo diferente acontece en la zona de Medina del Campo, ya que tanto si se trata del sector del mueble como de Gamesa y ahora de MADE, nadie de la Administración Regional viene ni se acerca para dar, primero el aliento y los ánimos necesarios para seguir adelante y después comprometer algunos fondos que remedien la situación y den viabilidad a tales empresas de las que dependen centenares de familias.
Ante todo ello cabe preguntarse si la Zona Sur de la provincia de Valladolid existe para la actual Administración Regional del PP, a pesar de que en la misma, para colmo de colmos, se encuentra uno de sus mayores graneros de votos.
Todo ello lleva a una sencilla conclusión, que no es otra que el aserto de que las buenas formas y el conformismo de “es lo que toca” no son suficientes, de la que se deriva necesariamente un corolario en forma de pregunta: ¿Qué pretende la Junta, que Medina y su comarca se echen a las calles para cortar carreteras, con quema de neumáticos incluída, para ser atendidas en aquello a lo que tienen derecho?.
La respuesta es clara, aunque el carácter sobrio y serio de las gentes de la zona sur no se modifica de un día para otro; pero también es cierto que la paciencia tiene un límite y la misma, cuando rebosa el vaso de la injusticia, se desborda aquí igual que en otras comarcas y regiones.
La Voz de Medina y Comarca

5 COMENTARIOS

  1. Se os va la pinza, como se nota que os jugáis el pan, ya lo que me faltaba de leer, animando a la gente a acometer actos violentos, alguno está en modo egolatra.
    Lo que no me explico es que tanto la Junta como la diputación sigan dando contidades ingentes de dinero a este semanario, o que el Presidente de la diputación se preste a pasarse con su director y dueño.

  2. Cuantas veces han hecho comentarios en este panfleto cuando nos contaba las «glorias» de este ayuntamiento de inútiles, sobre las empresas que habían traído a Medina: ninguna.
    Ahora el Solana se acuerda de la junta para echar culpas. Patético. Encima quiere que la junta done nuestro dinero a empresas ruinosas como Made. Mejor que hagan autocrítica los que allí estaban y vean lo que han conseguido dándose la gran vida sin dar palo al agua. Mi dinero para que se la sigan dando NO
    QUE SE PONGA A TRABAJAR LA NULIDAD DE ALCALDESA PARA TRAER EMPRESAS VIABLES Y NO TRATAR DE MANTENER RUINAS, QUE ES PAN PARA HOY Y HAMBRE PARA MAÑANA

  3. La respuesta a su pregunta es clara, coincidiendo con usted en que la paciencia tiene un límite.
    Hay que quemar neumáticos y cortar la carretera de Mojados, para que nuestra alcaldesa, máxima responsable del empobrecimiento de los ciudadanos de LA VILLA DE LAS FERIAS, no vuelva nunca.
    Vaya tela

  4. Cada editorial un no parar de reír si no fuera por la triste realidad. Tras el desaparecido editorial del 10 de Febrero en que todo era dulzor y algarabía con hermosos vaticinios de final feliz, la conclusión no parece tan satisfactoria y toca ahora asumir el periodo refractario. Es lo que tienen las grandes pasiones, del amor exacerbado saltamos a la crítica irredenta, y de la caricia esférica se pasa a incitar a la barbacoa tumultuosa. Espero que no tengan tanto predicamento, ni entre los serios y sobrios, ni entre los exaltados.

    Por cierto, y para que los lectores puedan contrastar. La Junta a través de subvenciones a las Diputaciones, sí que ha completado este último año la cuantía que el ministerio daba para el Plan de empleo Agrario. Que no se que tiene que ver con los planes industriales, y convendría saber qué opinan otras zonas en Castilla y León que ni plan agrario, ni zona deprimida, ni sensible, ni cuarteles, ni gabachos y ni gente para buscar ruedas que quemar. Pero bueno, será cosa del liberalismo subvencionado que tienen algunas empresas.

    Espero que el respeto, la negociación, la tolerancia, el trabajo y el diálogo, al fin y al cabo lo que debiera ser la política, y lo que loaba en la anterior editorial fantasma, se eleven más que el olor a goma quemada. Aunque eso estropee un precioso artículo o una vibrante foto.

  5. Me da pena Medina, aqui no hay futuro salvo para la Alcaldesa y su teniente de alcalde que ya han conseguido lo que querían.

Comments are closed.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -