21.5 C
Medina del Campo
viernes, julio 30, 2021

El editorial de la polémica

-

Tambores de dimisi?n

Suenan tambores de dimisi?n en el Grupo de Gobierno. S?lo hay que pasar cerca de la Plaza Mayor para escuchar algo más que tambores… Gritos y discusiones son la túnica general dentro de un grupo dividido.Los males hay que buscarlos al final de la legislatura pasada. El retraso en la aprobaci?n PGOU, que tuvo que realizarse en el Último pleno, impidi? que el caudillo del PP, que no es otro que Crescencio Mart?n, fuera repartiendo los anunciados despidos de los anteriores concejales y la búsqueda de un equipo nuevo. Sin tiempo en el horizonte electoral, el caudillo se rode? de personas con más voluntad que preparaci?n para el desarrollo de sus futuros cargos. A partir de ese momento, la legislatura se ha convertido en un sinf?n de decisiones torpes. Empez? nombrando a su secretaria como diputada, una persona sin ning?n m?rito pol?tico, que desplaz? a la gran promesa de la pasada legislatura, que no es otra que Silvia Pérez, la cual se destac? por su capacidad de trabajo dentro del partido.Se escapa qu? otros favores habr? realizado la secretaria al caudillo para que se volcara en su elecci?n enfrent?ndose a todos los alcaldes de su grupo. Hoy por hoy el caudillo es la persona más odiada dentro de su partido en la comarca, y s?lo hay que acercarse a un pleno de la Mancomunidad para comprobar la animadversi?n que suscita dicho personaje.Por otra parte, el reparto de sueldos y competencias demostr? la falta de consenso dentro de un grupo, que comprobaba que para crecer políticamente era más provechoso ser pelota del caudillo, que eficaz en la gesti?n de su ?rea. El devenir del día a día ha hecho el resto y personas que no están preparadas para el mundo pol?tico, que no aguantan las cr?ticas de los medios y de la oposici?n, se replantean la decisi?n que tomaron hace tan s?lo unos meses, y es probable que a finales de año o a principios del que viene veamos las primeras dimisiones disfrazadas de ?motivos personales?.El fondo de esta crisis que vive el PP de la villa no es otro que gobernar sin conocer las necesidades de los ciudadanos. El caudillo se ha rodeado de una burbuja de aduladores que le separan de la realidad, y por primera vez en su extensa carrera política se ha encontrado a los mandos de un coche, y parece que sus dotes de piloto dejan mucho que desear. Haber pasado ocho años en el sill?n de atr?s del veh?culo, con un ch?fer que se encarga de conocer el destino, no le ha ayudado en su nueva trayectoria.La legislatura acaba de empezar, pero como no cambie el rumbo pronto, el accidente que sufriremos en nuestra calidad de vida es inminente, eso s?, no todos, un grupo de amigos selectos del caudillo y de su ex secretaria ver?n la vida, y sus cuentas bancarias, de color de rosa.LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA 24 de NOV. 2007

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -