26.3 C
Medina del Campo
miércoles, mayo 29, 2024

Accede a la edición impresa de La VOZ

Sandra Ibarra recuerda su raíz medinense en los Premios Talento

-

- Advertisement -

La Fundación Sandra Ibarra ha sido reconocida recientemente por el Club de Negocios Talento

Paula de la Fuente-. A lo largo de la pasada semana, el Real Alcázar de Sevilla recibió en su seno a la medinense Sandra Ibarra, tras haber sido distinguida con uno de los premios Talento, durante su II edición. Estos galardones, que tienen por objetivo el reconocer y fomentar el talento en Andalucía en el ámbito de la cultura, la empresa, la ciencia y el deporte, así como en todo aquello que se engloba dentro de la Responsabilidad Social Corporativa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, están organizados por el Club de Negocios Talento y Crowe España.

Así, la presidenta de la Fundación Sandra Ibarra agradeció este reconocimiento a su trayectoria y recordó la necesidad de abordar el cáncer como “una verdadera pandemia, una causa de salud global”, y seguir trabajando por la mejora de la calidad asistencial y la calidad de vida de los pacientes y supervivientes. «En la vida uno tiene unos sueños, pero luego resulta que la vida tiene otro camino preparado para ti. Nunca imaginas que la piedra con la que tropiezas es la que te servirá luego para ponerte en pie de nuevo», comentó Sandra en el discurso de recogida del premio.

«Llegué como Paco Martínez Soria en «La ciudad no es para mí», desde Medina del Campo, a cumplir sueños. Pero la vida tenía algo preparado para mí. En el 1995 me diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda. Estoy hablando de hace 29 años, cuando era la prehistoria del cáncer; cuando éramos muy pocas las personas que salíamos adelante, de hecho yo fui la única superviviente de la planta», relató Sandra Ibarra.

A lo largo del acto, la medinense recordó cómo gracias a un trasplante de su hermano pequeño salió adelante y comenzó a colaborar con las organizaciones que entonces se dedicaban «a llevar esperanza a los enfermos, que era lo que tocaba en ese momento». Siete años después, Ibarra tuvo una recaída, «y vuelve a haber un trasplante que me permite curarme. Y ahí le hice caso a la vida». Desde entonces hasta ahora, la Fundación Sandra Ibarra nació como «una estructura que me permitiera profesionalizar mis esfuerzos», insiste la premiada.

La Fundación Sandra Ibarra y su Escuela de Vida

La Escuela de Vida de la Fundación Sandra Ibarra es la primera comunidad digital de pacientes y supervivientes de cáncer, especializada en afrontar las necesidades asistenciales existentes durante la enfermedad y las que surgen en el periodo de transición en el que ya no hay tumor ni tratamiento pero aparecen otras secuelas que deberían ser atendidas.

En los últimos años, tras el aumento de los índices de supervivencia y la falta de atención sanitaria específica para el superviviente de cáncer, la Fundación se ha orientado hacia la búsqueda de soluciones en ese ámbito.

De la ausencia de planes asistenciales específicos y la consideración de la supervivencia como una fase más del proceso oncológico, nace la Escuela de Vida. El objetivo es, por un lado, formar e informar a pacientes y supervivientes de cáncer para que se conviertan en protagonistas de su salud y logren el bienestar físico y emocional necesario; y por otro, medir y visibilizar sus necesidades.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -