27.8 C
Medina del Campo
miércoles, julio 24, 2024

Accede a la edición impresa de La VOZ

Al Margen – ¿Respeto? ¿Qué respeto?

-

- Advertisement -

Si tradicionalmente se suele acallar a los niños que protestan desaforadamente con algún caramelo o chuchería, quizás la forma de reducir el independentismo catalán podría ser dándoles el caramelo de eliminar el delito de sedición del Código Penal. El problema es el agravio comparativo, ya que otras personas querrán rebelarse, intuyendo que sus alaridos podrían tener resultados beneficiosos. Despenalizar también la malversación es más grave porque despertaría el ansia viva de todo el mundo por llenarse los bolsillos propios y de amigotes con dinero público (si no me lo llevo yo, se lo va a llevar otro y además me sale gratis penalmente).

De estos y otros asuntos hablaron en el pasado Pleno municipal de esta castellana villa que poco tiene que ver con los indepes catalanes, aunque Teresa López parece conocerles bien al decir: «Un enorme sector independentista quiere quedarse en España».

No me cuadra, pero no soy quién para saber lo que corre por las mentes de esos individuos. Igual que Teresa Rebollo dice: «no soy quién para ver una obra iniciada».
Pero lo que más se escuchó en el Pleno fue la palabra “respeto”. Todos pedían respeto a todos. Todos se sentían ofendiditos por las palabras de los demás. Incluso una concejal se quejó del bostezo de una persona del público: “Es igual, también es una falta de respeto”. Poco después, ella misma diría “El respeto hay que ganárselo”. Tampoco me cuadra. Primero lo pides y luego ¿hay que ganárselo? La frase hacia el bostezante no ayuda al caso.
En fin, parece mentira que un Pleno con solo 4 puntos dé para tanta tontería, incluso para acabar jugando al Tío Maragato, aunque el “mientes, bellaco” de Rebollo no fue bien recibido por Guzmán que, ofendidito, en vez de seguir el juego con: “¿quién le mató?”, decidió expulsar de la peña a la número 4.

Rodrigo V. 

- Publicidad -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -