9.6 C
Medina del Campo
lunes, noviembre 28, 2022

El Museo de las Ferias respira la esencia de los mercados navideños del siglo XIX

-

- Advertisement -

De la Fuente-. Peñasco, turrón, zambombas, panderetas, pastorcillos. Estas son parte de las palabras que copan ahora la Sala Simón Ruiz del Museo de las Ferias. Y es que hasta el próximo 8 de enero de 2023, los visitantes podrán disfrutar de una mágica y emotiva exposición, que guarda por nombre «Mercados de Navidad del siglo XIX. Colección Nacimiento Tradicional Peña Martín».

Lo cierto es que, a día de hoy, nadie se plantea disfrutar del periodo navideño sin la instalación de multitud de casetas ataviadas con centenares de adornos propios de la época, en plazas completamente iluminadas y ambientadas para la ocasión. Y, como siempre, Nihil novum sub sole, por lo que este paseo expositivo sirve para rescatar aquellos primitivos y tradicionales mercados de corte navideño, que sirvieron de pilar para edificar lo que se conoce hoy día.

La exposición consta de tres apartados que atienden a los principales productos y mercancías de la Navidad: por un lado, los nacimientos: figuritas, peñascos y casitas; por otro lado, los instrumentos musicales: panderos, panderetas y zambombas; y, finalmente, los alimentos: pavos, besugos, frutas y turrones. También se ha producido un libro-catálogo en el que Ángel Peña Martín, doctor en Historia del Arte, rescata parte de las crónicas del momento para erigirse como contexto de lo expuesto. Ejemplo de ello es la siguiente y literal referencia:

«El pavo es en Madrid la víctima indispensable del día 25; el besugo la cena del 24; la anguila es sacrificada sólo en efigie de mazapán: estos comestibles, las jaleas, turrones peradas, manzanas y camuesas, naranjas, granadas y cascajo en la Plaza Mayor; los canastillos que contienen todo un banquete, con su capón cebado, su foie gras, sus botellas de Burdeos y Champagne, encurtidos ingleses y jamones extranjeros, en las tiendas de gran tono», relataba entonces la revista Ilustración Española y Americana, editada en Madrid entre 1869 y 1921.

Con este escenario, la Sala Simón Ruiz se convierte en un recorrido que entremezcla el sentimentalismo y la magia, con el objetivo de «difundir lo que amamos» y comprobar cómo «nuestras costumbres han cambiado», relataba Ángel Peña en la presentación de esta nueva exposición. Pero su propietario no estuvo solo, ya que el director de la Fundación Museo de las Ferias y cronista oficial de la villa, Antonio Sánchez del Barrio, fue el encargado de abrir el acto y aseverar que se ha tenido una «suerte muy grande», dado que esta colección es «una de las mejores de España». En esta línea el alcalde, Guzmán Gómez, que llevó a cabo el cierre del acto, insistió en que se trata de «una exposición para llenarnos de ilusión» […]

Más información en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -