24.8 C
Medina del Campo
lunes, octubre 3, 2022

El clúster de la automoción de Castilla y León reclama medidas urgentes de apoyo al sector para garantizar su viabilidad

-

- Advertisement -

Redacción.- 

El clúster de la automoción de Castilla y León, FaCyL, organizó en la tarde de ayer en Valladolid una jornada para analizar los distintos retos de futuro del sector en la comunidad autónoma y en la estuvo presente el viceconsejero de Economía y Competitividad de la Junta de Castilla y León, Carlos Martín Tobalina. 

Con la presencia de cerca de 40 empresas asociadas al clúster, el presidente de FaCyL, Félix Cano, ha sido, una vez más, reivindicativo ante los “momentos muy difíciles en los que nos encontramos”. En este sentido, reseñó que la automoción de la comunidad autónoma está viendo cómo los PERTE asociados a este tejido productivo “han sido un fracaso” puesto que “hay mucho dinero que se ha quedado sin adjudicar y consideramos que hay que redefinirlos”. Por este motivo, significó que “es urgente una redefinición de las ayudas que necesita el sector y hay que redireccionar esas ayudas y ponerlas hacia las administraciones autonómicas que son las más cercanas”.

Así, el presidente de FaCyL explicó que, actualmente, “tenemos una crisis de demanda, después de haber vivido una crisis de oferta. Hay mucha incertidumbre para que los consumidores cambien de coche”. Félix Cano manifestó durante su intervención que parece que “hay mucha prisa por acelerar el proceso de transición hacia otro modelo de movilidad” sin tener en cuenta las demandas de empresas y consumidores. 

FaCyL, asimismo, recordó que la automoción de Castilla y León vive un momento de incertidumbre y ha abogado por llevar a cabo el proceso de transición de movilidad de manera meditada y sin imposiciones por parte de las diferentes administraciones. 

Así, Félix Cano detalló que desde 2020 ha habido “distintas crisis en el sector. Primero, con la pandemia de COVID-19, la crisis de materias primas (en las que los precios de algunas de ellas subieron hasta el doble o el triple) y la crisis energética que se inició en la segunda mitad de 2021 y que se incrementó con motivo de la invasión de Ucrania”. La crisis energética está incrementando de forma exponencial las facturas de las empresas en esta materia y esto puede abocar a trabajar a pérdidas provocando una disminución de la competitividad y acabar con los márgenes de las empresas.

Desde FaCyL también se ha puesto en el foco sobre la “inflación tan elevada” que se sufre actualmente en España: “al sector nos preocupa la presión sobre los costes laborales”. El clúster de la automoción de Castilla y León también incidió en la dificultad para encontrar el talento que se precisa en un momento crucial de transformación del sector y los problemas que existen para contratar determinados perfiles profesionales. Por otra parte, Félix Cano añadió que hay que “refinanciar la industria de la automoción, que ha demostrado ser muy productiva, para que siga siendo competitiva. La cadena de suministros, por otra parte, debe acercarse más a las plantas de producción”.

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -