-2.2 C
Medina del Campo
domingo, enero 23, 2022

Lluvia de euros

-

- Advertisement -

Al margen

Mientras en Madrid ya hay largas colas para conseguir décimos de Doña Manolita, en la comarca de Medina parece que se hubiera adelantado el sorteo de la lotería, a juzgar por la lluvia de miles de euros que están recibiendo (o van a recibir, si consiguen terminar las obras antes de fin de año) varios pueblos que nos rodean, incluida nuestra villa.

Vemos en la tele local a sus correspondientes alcaldes henchidos de gozo hablando sobre sostenibilidad, que es la palabra clave, el abracadabra que hace posible la mágica llegada de subvenciones a dichos pueblos para cambiar la iluminación de sus calles por otras menos contaminantes, más ahorrativas en la factura de la luz y, por supuesto, más ecológicas. De paso, como en la Junta “lo estamos dando, lo estamos regalando”, los alcaldes aprovechan para asfaltar algunas calles, arreglar tuberías, adecentar parques, jardines y polideportivos antes de que se cierre el grifo y vuelvan a venir las vacas flacas, se acabe el dinero europeo, el de la Junta, el de la Diputación y vuelvan a ser nuevamente olvidados por sus “hermanos mayores”.

Lógicamente, todos nos alegramos de semejantes inversiones. Todos queremos ahorrar dinero y salvar al planeta cambiando las bombillas, pero hay algo que no cuadra. Por un lado se oyen voces lejanas de un posible apagón eléctrico y aquí llueven los euros más que la nieve del otro día en Valladolid. No sé, no sé. Desde pequeño vengo escuchando aquello de “días de mucho, vísperas de nada” y ya estoy temblando por el futuro que nos espera.

Pero hoy toca alegrarse, disfrutar el momento de felicidad, aprovechar el Black Friday y el Cyber Monday, comer y beber unos Llamativos y unos Llamatonics.

Averiguar de dónde sale el dinero o quién y cómo tiene que devolverlo, como decía Escarlata O’Hara en “Lo que el viento se llevó”… ya lo pensaré mañana.

Rodrigo V.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -