1.9 C
Medina del Campo
miércoles, diciembre 1, 2021

Clara Roquet inaugura la 66 Seminci con la película ‘Libertad’

-

- Advertisement -

Redacción.-

El Salón de los Espejos del Teatro Calderón acogió este sábado, 23 de octubre de 2021, la rueda de prensa protagonizada por Clara Roquet y las actrices Vicky Peña, María Morera, Nicolle García Carol Hurtado, quienes presentaron la película inaugural del festival acompañadas por el productor Tono Folguera (Lastor Media). La película se ha podido ver en la jornada de arranque de la 66ª Seminci en varias sesiones: a las 11.30 en el Teatro Cervantes, a las 19.00 horas en el Calderón tras la gala inaugural, y a las 22.30 en los Broadway. Estos cines acogerán mañana domingo una última oportunidad de ver ‘Libertad’, a las 19.45 horas de la tarde.

Clara Roquet (Vic, 1988) explicó cómo la idea de Libertad había surgido a partir de su galardonado primer corto, El adiós (2015), con el que obtuvo hace seis años la Espiga de Oro y Premio EFA en la 60 Seminci. El corto está protagonizado por una cuidadora boliviana que se despide de la mujer a la que cuidó cuando esta muere, durante el funeral, y el largometraje «en realidad salió del proceso de casting de El adiós, para el que entrevisté a un montón de cuidadoras latinoamericanas, mujeres que han tenido que dejar a sus hijos en sus países de origen para venir a cuidar de otras familias». Así, señaló que Libertad, en realidad, es «como un flashback de El adiós, ya que cuenta lo que pasó antes del funeral en el que Rosana, la cuidadora, se despide de Ángela, la anciana fallecida a la que ha cuidado durante años».

Explicó también que el proceso de escritura de la película fue lento. «Escribí las historias por separado, la de Libertad y la de Rosana, su madre, pero necesitaba el punto de vista de Nora para acercarme a ellas».

Vicky Peña (la anciana Ángela, en la película) recordó que no le había costado demasiado preparar su papel. «El guion me fascinó nada más leerlo, por los personajes, la coralidad, la historia de esas mujeres que dejan su tierra para sacar adelante a sus familias y el hecho de que sea una película transgeneracional, contada con una sensibilidad tan especial como la de Clara, la directora».

También las actrices María Morera y Nicolle García, las jóvenes protagonistas de la película, coincidieron en que «vivir juntas durante el rodaje, conocernos y forjar una amistad en ese tiempo» les había ayudado mucho a preparar sus personajes. «Clara nos dio mucha libertad y también trabajamos mucho con la improvisación».

En el caso de Carol Hurtado (que interpreta a la cuidadora colombiana Rosana), ella misma explicó que preparar su papel le llevó a «observar a mujeres latinas, como yo, que han dejado sus países, y una amiga que ha sido cuidadora me enseñó también todo el tema de limpiar a una anciana…». Carol advirtió también que el proceso de construcción de su personaje había sido «muy delicado, como la propia Clara, la directora».

La película se rodó en 2019, antes de la pandemia, con el objetivo de que fuera estrenada en Cannes en 2020, pero el festival se canceló, por lo que hubo que esperar a 2021. «No pude asistir al estreno porque tuve COVID, y llegué unos días más tarde. Pero ha sido una experiencia muy buena», confesó secundada por las actrices que sí pudieron asistir al estreno.

A la pregunta de si hay algo de autobiografía en la película, Roquet comentó que, «aunque por desgracia no hay una Libertad en mi vida», sí hay pequeños momentos sacados de los veranos de su infancia en familia, además de su experiencia personal con una de sus abuelas, que sufrió Alzheimer y también tenía una cuidadora que había venido de fuera.

«La propia casa es un personaje en sí», añadió también, respondiendo a otra de las preguntas que se le hicieron. «Hicimos un buen casting de casas y esta en concreto, en la que todos los espacios se comunican, le da mucha vida a la película, da la sensación de que hay muchas cosas pasando, de que es una casa en la que siempre hay gente».

La película llegará a las pantallas españolas el próximo 19 de noviembre, y la directora se mostró esperanzada. «Me gustaría pensar que la verá todo tipo de público, al margen de etiquetas (hombres, mujeres). Para mí, esta película abre una pregunta: si la amistad, la empatía, el amor… pueden romper las estructuras de clase y crear vínculos entre las personas». Para Roquet, no obstante, «Libertad retrata un viaje y una toma de conciencia, y cómo este personaje va a cambiar a partir del final de la película».

El productor Tono Folguera lamentó, por su parte, que tras la pandemia haya un cúmulo de películas paradas, que están intentando sacar con mucho esfuerzo. «La novedad es que lo tengamos tan complicado con un gobierno de izquierdas». También señaló que la película se había rodado en castellano por varios motivos, «para no tener que doblarla, para facilitar su exhibición y acceso, y porque ahora mismo resulta imposible financiar una película en lengua catalana». Pero también porque, si bien está ambientada en la Costa Brava, «es una historia que podría suceder en cualquier otro lugar».

Clara Roquet, que alcanzó prestigio como guionista en títulos como Petra (Jaime Rosales), La ofrenda (Ventura Durall), 10.000 km o Los días que vendrán (ambas de Carlos Marqués-Marcet) antes de firmar sus dos primeros cortos (El adiós y Les bones nenes) y de debutar en el largometraje, apuntó también que le gusta compaginar ambas facetas, la de guionista y la de directora, y que cuando terminó de rodar Libertad había vuelto a la escritura. Confesó además que entre los profesionales del cine que le inspiran está Jean-Claude Carrière, «un grandísimo guionista que escribió mucho para otros, pero también realizó sus propias películas».

Agradeció también Roquet a la Seminci «el apoyo recibido a lo largo de mi corta carrera» y se mostró muy contenta de que su película abriera el festival. «Es el lugar más natural para presentar mi primer largo, y después de los dos premios que recibió El adiós tiene mucho sentido».

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -