23.8 C
Medina del Campo
viernes, septiembre 17, 2021

Los indultos de Sánchez

-

Editorial

Desde hace semanas tenemos presente en todas las noticias nacionales la propuesta para indultar a los condenados por el ‘procés’ que prepara el Gobierno de Españaña.

Se trata de una decisión cargada de polémica que tiene que venir con una primera premisa fundamental, y es el arrepentimiento y la voluntad de no volver a incurrir en el delito por el que las personas han sido condenadas. Esto es algo que no se han propuesto demostrar estos políticos independentistas, que en más de una ocasión han manifestado su intención de volver a la vía unilateral.

Los indultos son una herramienta que se ha utilizado en múltiples ocasiones al antojo de los políticos de turno, que han soltado de la cárcel a ciertas personas sobre las que recaía una pena sin el consenso general de la población. Esta no es la finalidad del indulto, sino que debería llevarse a cabo en casos puntuales en los que la justicia se haya extralimitado en sus funciones con personas que ya están arrepentidas, gente cuya condena supone un drama social para algunas familias.

Cabría preguntarse cuántas de estas personas siguen en la cárcel sin que exista una mediatización como la presente con los políticos independentistas, que hace que estos casos estén todo el día en las noticias frente a verdaderos dramas para multitud de familias con condenados por hechos menores.

La última de las reflexiones es sobre la palabra del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se mostró en contra de los indultos en múltiples ocasiones y ahora cambia de opinión en el mismo tiempo que dura un paseo con Biden. Y es que esta decisión responde sin duda a un cálculo electoral por parte del Partido Socialista, que no toma decisiones a la ligera, sin mirar antes las encuestas.

Unas encuestas que no favorecen su establecimiento durante los siguientes años en el Palacio de la Moncloa, pues la derecha clásica sigue ganando terreno, como ha mostrado Isabel Díaz Ayuso en Madrid. ¿Daría Sánchez los indultos si contara con unas encuestas a favor? La respuesta es evidente, pues el presidente necesitará de los apoyos independentistas los próximos años.

En contraposición tenemos a una derecha desnortada que no propone facilidades, pues si de verdad quisiera que estos indultos no salieran adelante, su decisión debería venir por llegar a un acuerdo de estabilidad con los socialistas para que finalizaran sus pactos con la izquierda radical y los independentistas. En lugar de eso, los españoles nos encontramos con recogidas de firmas y manifestaciones en Colón. Eso sí, separaditos y sin foto oficial.

La Voz de Medina y Comarca

2 COMENTARIOS

  1. ¿Y por qué no verlo como el primer paso de una gran oportuniad?
    Imaginémonos por un instante una Españaña en la que solo exista una conciencia nacional, en la que todos los españoles remen en el mismo sentido, un estado unitario sin esas taifas que tanto la han deteriorado, donde solo exista una única bandera, la rojigualda, un estado donde ser español es un orgullo en todos y cada uno de sus rincones, un estado en el cual la bandera española ondea en todos los ayuntamientos, con un mando único al timón, un parlamento donde solo existen partidos de ámbito nacional y donde todos se sientan españoles, una monarquia parlamentaría, un poder judicial centralizado, orgullosa de su historia, una Españaña católica, y donde todos al unísono apoyen a una sola selección deportiva, sin que nadie muestre su rechazo hacia ella pitando el himno nacional. Sin duda alguna, esta Españaña unitaria, sin el sangrado de PNV, ERC, JxCAT, BNG, Bildu, etc… donde los presupuestos se repartieran equitativamente y todos avanzasen conjuntamente sería una Españaña mucho más respetable en el exterior, probablemente una potencia al alza, y sobre todo, una Españaña donde no todo el mundo podría decir por la calle “¡Viva Españaña!” sin ningún temor. Sin duda alguna Españaña tendría más presencia en Europa, ya que con catalanes, vascos y gallegos muchos diarios y políticos se han llegado a burlar de Españaña, planteándola como un país que no sabe cuantas naciones son, y donde cada uno tira para un lado diferente. Sin duda alguna, esta Españaña sería la ideal para la sociedad española, uniforme, homogenea y patriota. Los españoles deberían reflexionar sobre su rotunda oposición al derecho a decidir, y plantearse las ventajas de una Españaña sin Gallegos, vascos ni catalanes.

    ¿Cómo sería un parlamento español (de 255 escaños en lugar de los 350 actuales; mayoria absoulta de 128 escaños)?
    Partido Socialista: 93 escaños (representación parlamentaría: 36,33%)
    Partido Popular: 76 (29,69%)
    Vox: 50 (19,53%)
    Unidas Podemos: 22 (8,59%)
    Ciudadanos: 8 (3,125%)
    Más País: 2 (0,78%)
    Coalición Canaria: 2 (0,78%)
    Partido Regionalista de Cantabria: 1 (0,39%)
    Teruel Existe: 1 (0,39%)
    —> PP+Vox= 126 escaños

    ¿Qué pierde Españaña sin gallegos, vascos y catalanes?
    Sin ellos, Españaña disfrutaría de una distribución más equitativa de la riqueza, los territorios como Castilla y León saldrían ganando sin el cupo vasco-navarro (el «cuponazo») ni el estatut catalán, que sangra al estado impidiendo que buna parte del dinero vaya para arreglar carreteras de Extremadura. No se malagstaría en poner señales de tráfico en gallego, ni en televisiones y radios autonómicas, ni tampoco se usaría el dinero de todos los españoles para pagar colegios públicos, donde se les enseña a los niños a odiar a Españaña y es una cantera de separatistas y terroristas.
    En caso de no ser un estado centralista, Españaña podría ser una federación de estados al estilo de Alemania, donde en lugar de haber 16 taifas que cada una tira por su lado, existen 16 landers que saben perfectamente cual es su estado principal. Y mucho más, son muchos los aspectos en los que Españaña saldría ganando, ahora dime, quñe cosas perdería Españaña y los españoles sin estas dos lampreas que tanto daño hacen a este país.
    Además toda esa gente seguro que desearían instalarse y empadronarse en esa nueva Españaña más justa y unida.

    VIVA ESPAÑA

  2. En el debate sobre los indultos, se omite reiterada e intencionadamente lo que en realidad fue lo más grave del 1 del Octubre de 2017:
    La inútil operación de castigo y la orgía de violencia del Estado contra las personas que fueron a votar, además de la impunidad de quienes ordenaron y ejecutaron el operativo de los piolines.

Comments are closed.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -