13.8 C
Medina del Campo
lunes, agosto 2, 2021

La pandemia agranda la listas de espera de los hospitales de Castilla y León

-

Redacción.-

La pandemia por la COVID-19 ha influido también en el balance de listas de espera de los hospitales de Castilla y León, en este caso los referidos al cuarto trimestre del año 2020, pese a la recuperación de la actividad ordinaria experimentada en la segunda mitad del año, tanto en consultas externas como en pruebas diagnósticas y cirugías.

En cuanto a consultas externas, la lista de espera de primeras consultas refleja un descenso global del 25 % entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, pasando de 221.071 pacientes registrados a 165.679.

La espera media estructural para una primera consulta ha aumentado en términos globales en el conjunto de hospitales de los 66 días en diciembre de 2019 a los 113 días a 31 de diciembre de 2020, disminuyendo sin embargo en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, el Complejo Asistencial Universitario de León, el Hospital Universitario Río Hortega y el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero.

La actividad global en primeras consultas ha pasado de 1.439.504 consultas a 990.550 (disminución de un 31 %).

Pruebas diagnósticas

En cuanto a pruebas diagnósticas, el número de pacientes en listas de espera de técnicas diagnósticas radiológicas se ha situado en 46.135, frente a los 61.167 del año anterior, lo que supone una reducción global de pruebas pendientes de un 24,5%. Esta disminución se ha debido fundamentalmente al mantenimiento de la actividad realizada en los servicios de Radiodiagnóstico de los centros sanitarios de SACYL (pese a la lógica influencia de la COVID) y a la disminución relativa de pruebas solicitadas.

En concreto, la lista de espera de ecografías recoge 19.533 pacientes a 31 de diciembre de 2020, lo que supone un descenso de un 39 % respecto a las casi más de 32.000 ecografías pendientes de realizar en diciembre de 2019 (con 113 días de demora media).

En cuanto a la lista de pruebas en resonancia magnética, es de 13.319 pacientes, con una demora media estructural de 188 días. Esta cifra supone un descenso de un 14,4 % en el número de pacientes pendientes de una resonancia magnética.

Por su parte, los pacientes pendientes de hacerse una mamografía alcanzan los 2.905 (y 61 días de demora media estructural), lo que también supone un descenso interanual de un 27 %.

Por último, la lista de espera de TAC se sitúa en 10.378 pacientes, con una demora media estructural de 98 días, lo que supone un discreto aumento de un 6 % respecto a las 9789 pendientes de 31 de diciembre de 2019.

Lista de espera quirúrgica

La lista de espera global para ser intervenido quirúrgicamente en los hospitales de Sacyl se situó al cierre de 2020 en 36.083 pacientes, un 2 % más que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 35.314, según los datos disponibles en el Portal de Salud.

La demora media para una intervención ha pasado de 94 días en diciembre de 2019 a 152 días en diciembre de 2020, aunque con respecto a septiembre ha disminuido en dos días (154). Hay que tener en cuenta que las circunstancias sobrevenidas por la pandemia y la prolongada situación que se vive desde entonces en los 14 hospitales de Sacyl ha marcado la evolución de estos datos de manera concluyente. Pese a ello, los centros hospitalarios de Ávila y Aranda de Duero han logrado disminuir el número total de pacientes en espera de una intervención quirúrgica.

Una cifra a destacar es que, pese a esta situación, un 93,4 % de los pacientes en prioridad 1, es decir, los casos más urgentes, esperan menos de 30 días tras su indicación, mientras que de los de prioridad 2 (demora menor a 90 días) un 57 % están en su rango de espera, y en los más leves -prioridad 3, menos de 180 días- 68,3 % están dentro del plazo establecido.

Los hospitales que mejores cifras presentan en el control del número total de pacientes en lista de espera quirúrgica entre enero y diciembre de 2020, en comparación con el mismo periodo de 2019, han sido los encuadrados en el grupo I (el Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro ha bajado de 784 a 559, el Santos Reyes de Aranda de Duero de 565 a 368, y el de Medina del Campo de 755 a 583), a los que se ha unido el Complejo Asistencial de Zamora (1.481 frente a 2.025). Entre el resto, el Hospital Universitario de Burgos (5.493 frente a 5.577) y el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (6.240 frente a 6.496) han disminuido también el número total de pacientes en lista de espera quirúrgica.

Por especialidades, las que más han disminuido su lista de espera en el cuarto balance del año 2020 han sido, con respecto a 2019, Otorrinolaringología (1.904 frente a 2.719), Cirugía Torácica (75 frente a 87) y Dermatología (254 frente a 290).

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -