2.5 C
Medina del Campo
sábado, octubre 23, 2021

Cuando la afici?n por los festejos taurinos populares se convierte en pasi

-

P. De la Fuente-. Una ventana con vistas a la avenida de Portugal, una mesa repleta de programas pasados de San Antolín y una fotograf?a presidiendo la sala:??Tanto me gustaban los cortes que esa noche no dorm?a, me turnaba con dos o tres amigas a lo largo de la madrugada e ?bamos haciendo cola para coger las entradas?. Y es que Julita Garc?a, a sus 87 años de edad, recuerda a la perfecci?n el lugar que siempre escog?a para ver el festejo:??Siempre me pon?a entre la enfermer?a y el toril. Parec?a que los toros nos conoc?an. F?jate, c?mo se salt?. Si no llega a ser por mi marido, que agarr? al cortador, se cae? recuerda. ?Antaño, el Memorial José María de la Fuente ?Pinturas? se conoc?a como ?Premio Paula? y no me perdía ninguno, aunque tuviera que ir y volver a trabajar?.

Las sopas de ajo y el ?Montecarlo?

Y es que a pesar de haber nacido en el conocido barrio de Santiago, y haberse trasladado más tarde a la calle Gamazo -tambi?n taurina durante años, al pasar por all? los encierros- Julita tiene un gran v?nculo a la Villa de las Ferias y es reconocida por haber sido due?a del bar ?Montecarlo?:??Antaño hac?amos una olla muy grande de sopas de ajo y la sacaba a la puerta. Todo empez? por unos que entraron a pedirme un chocolate y les dije que en vez de ofrecerles eso, les dar?a unas sopas?, y fue as? como comenz? la tradici?n. A?o tras año, cada vez eran más personas las que se acercaban hasta all?, e incluso Julita realiz? unas cazuelitas de barro que la gente podía llevarse de recuerdo.

En aquellos primeros años de ?degustaci?n?, la medinense rememora la presencia de diferentes amigos como ?La Españaña y su madre, Teresa la de los Culilas, mi hermana de Madrid, o ?La Careta? entre otros como Felipe el de ?Los Briones?.

Durante sus más de 29 años al cargo del bar, Julita potenci? este gastron?mico quehacer, e incluso ?los forasteros todos pasaban por el Montecarlo. Un amigo de Bilbao ven?a solo para probarlas?.

Julita junto a un grupo de amigos de la Villa de las Ferias // Imagen original del archivo de la A.T.C. «Los Cortes»

?Yo soy de festejo popular 100%?

La memoria de Julita sigue recordando aquella tarde en la que toreaba ?El Otro?:???La que se li? con ?El Otro?, hicimos mucha caja, no paraban de salir las tortillas. El torero no se present?, la gente salt? al ruedo a protestar para que se suspendiera el festejo. Y claro, todos vinieron a merendar?. Además de eso, afirma:??La gente le hizo una coplilla, que era algo as? como… ?En Medina el alboroto, y t? no sabes por qu?, porque no ha venido ?El Otro??.

Y de coplillas iba la cosa, porque all? por el 1949 -cuando Medina cont? con la edificaci?n de la Plaza de Toros- las gentes de la villa cantaban:??Este año los toros no los vais a ver, porque el ?T?o Casares? ha hecho un redondel?. Julita vuelve a vivir recordando:??No te creas que la gente estaba muy convencida con la construcción de la plaza, al principio se pens? que romp?a un poco con la tradici?n de ver los toros en la Plaza Mayor?.

An?cdotas en el Coso de la Plaza Mayor

Cuando los toriles se localizaban en los arcos de la Plaza Mayor de la Hispanidad, y el coso se fundamentaba en una infraestructura de palos, los medinenses cog?an r?pidamente sitio en el graderío para disfrutar del espect?culo junto a la torre de la Colegiata de San Antolín:??Recuerdo cuando el toro pill? a Fernando, estando con la prima ?Vene??. A ello a?ade:??Cuando había toros en la Plaza Mayor, pon?an una cuba de vino en el centro y se emborrachaban tanto los animales como los mozos?. Incluso puntualiza que, en el caso de que vieran que el toro iba a pillar a alguien, ?apagaban la luz para despistarlo?.

Lo cierto es que la medinense siempre se sol?a sentar en el tendido pr?ximo al BBVA:??Era una ?poca en la que las mujeres ?bamos en falda y muchos hombres se pon?an abajo, mientras sub?amos, a mirar. Alguna le echaba valor y… ??Decidía ponerse a… Ya sabes!!? Refiri?ndose a que alguna que otra se?ora tomaba la decisi?n de miccionar ante el descaro de alg?n que otro varón.

Siendo una mujer decidida y trabajadora, Julita Garc?a asevera que siempre que ha podido se ha marchado a cualquier parte para disfrutar de festejos populares:??Antaño, me ve?a el encierro de por la mañana?y el desencierro de por la tarde. Cuando tuve hijos, agarraban las sillas de las terrazas y jugaban a los toros?.

Puede leer el reportaje completo en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca – Especial Fiestas.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -