Hospital Simón Ruiz

La iglesia del Hospital de la Purísima Concepción y San Diego de Alcalá, conocido popularmente como “Hospital Simón Ruiz”, en recuerdo del nombre del mercader-banquero que construyó el mismo, se encuentra actualmente en obras, justo en el cuarto centenario en que fue finalizado.

La actuación que se aborda en dicha iglesia, para su conversión en un espacio cultural-museístico llega de la mano de la colaboración institucional, ya que en la financiación de las obras participan el Ministerio de Fomento, a través del programa del “1’5% Cultural”; la Junta de Castilla y León y el propio Ayuntamiento de la villa.

Con estas obras que afectan a la cubierta y a los diversos parámetros que componen el antiguo inmueble sacro, conservando, además de otros elementos, las monumentales rejerías que alberga en su interior para que luzca en todo su esplendor, parece iniciarse un nuevo futuro para todo el conjunto que, parcialmente, al menos en lo que afecta a la iglesia, los medinenses podrán disfrutar a partir de octubre. Es lo que ha dado en denominarse el “Segundo Renacimiento”, tras años de dejadez, hundimientos y deterioro del que fuera, sin duda alguna, un paradigma de hospital moderno con intimidad a base de pequeños boxes abovedados para los enfermos.

Medina del Campo, tras el cierre definitivo del histórico Hospital, tuvo ocasión de recuperar el mismo a través de una Escuela Taller, a principios de los años ochenta, bajo la Presidencia de la Fundación a la que pertenece, cargo inherente a la Alcaldía, del socialista José Ignacio Cano de la Fuente. En aquella Escuela Taller, enormemente beneficiosa para evitar el deterioro del inmueble y la restauración de una parte del mismo, se formaron un centenar de jóvenes en los diversos oficios imprescindibles para tal fin, paliando al mismo tiempo el alto número de parados del municipio.

Un cambio de signo en la Corporación Municipal y en la Presidencia de la Fundación dieron al traste con la Escuela Taller y la restauración del Hospital, que muchos han reivindicado y por la que, al margen de filfas de aciago recuerdo para convertir al mismo en un complejo hotelero, nada han hecho.

“La cosa” parece que ahora va en serio y que el llamado “Segundo Renacimiento”, con motivo del cuarto centenario de la construcción del Hospital, no será una ocasión perdida como lo fueron en su día el quinto centenario de la muerte de Isabel la Católica o la celebración de “Las Edades del Hombre” de forma compartida, para satisfacer el “ego” y los fines electoreros de quienes gobernaban la villa en lugar de abordar tales temas con la seriedad que requerían para beneficio de la villa.

La Voz de Medina y Comarca

2 COMENTARIOS

  1. Recuerdo de crío, nos llevaban, desde el colegio, a vacunar y pasar reconocimiento médico, nos teníamos que desvestir y vestir en esos boxes, creo recordar que tenían cortinas. Nos quedábamos en ropa interior, pasábamos reconocimiento, nos ponían la vacuna y volvíamos a vestirnos. !! Como pasa el tiempo¡¡

  2. Nota:
    !!Solo chicos por supuesto¡¡. En aquellos años los chicos, y las chicas no estábamos juntos, éramos como el agua y el aceite.

Comments are closed.