Redacción.- La evaluación intermedia de la ‘Estrategia de Impulso Joven’ indica que las actuaciones desarrolladas en estos dos años han hecho posible que 2.400 jóvenes se hayan beneficiado de la formación complementaria para el empleo; que más de 16.500 jóvenes hayan sido atendidos por la Red de Informadores Juveniles y se hayan desarrollado 105 acciones informativas en centros formativos, empresas y medio rural en todas las provincias para dar a conocer la Garantía Juvenil; que cerca de 8.500 jóvenes se hayan beneficiado de ayudas sociales al alquiler de vivienda durante los años 2016 y 2017; que casi 1.600 jóvenes se hayan beneficiado con medidas para retención o retorno del talento, como las ayudas al retorno para jóvenes menores de 36 años, la contratación de jóvenes investigadores o las ayudas para la incorporación al sector primario; que más de 2.500 jóvenes hayan optado a las ayudas para la incorporación de jóvenes al campo; o que se haya experimentado un aumento de más de 8.000 jóvenes seguidores en las redes sociales de Juventud de la Junta de Castilla y León.

Además, se ha presentado otra de las iniciativas que recoge esta Estrategia, la campaña ‘No te pares’, destinada a aumentar el asociacionismo en la Comunidad.

Haral horizontal