Malas formas en la cúspide ….

El último Peno del Ayuntamiento dejó constancia de la limitadísima educación de varios de los concejales que representan a los medinenses en el número uno de la Plaza Mayor, olvidando éstos que las malas formas en la cúspide suelen transformarse en altercados cuando llegan a las calles y se comentan por los ciudadanos.
Por ello no estaría de más que los ediles de Medina reconviniesen sus formas de actuar, al menos en las sesiones públicas, ya que para evitar males mayores en las calles su conducta, y se alude exclusivamente a las formas, ha de ser ejemplarizante porque, en puridad, suele imitarse por aquellos a los que representan.
Está claro, sin distinción de colores y al margen de la ideologías políticas, que las intervenciones de los concejales no son malas, todo lo contrario, ya que permiten que cada uno exponga sus ideas y debata con sus compañeros las mismas para llegar al cada vez más deseado, por lo escaso, consenso. Pero para ello han de desterrarse de los debates Plenarios las “gracietas” que, incluso en tono de chanza, pueden provocar no sólo hilaridad sino también respuestas groseras al sentirse ofendido aquel al que van dirigidas, dándole además el pretexto para la búsqueda del aplauso por la “ingeniosidad” en la respuesta.
Ni qué decir tiene que para que los Plenos tengan la seriedad debida han de sujetarse al Orden del Día establecido, ya sea en asuntos resolutivos, mociones o, incluso, ruegos y preguntas; pero de ahí a pretender, y hubo dos intentos, un apartado de “reflexiones”, dice muy poco de quien lo hace y evidencia su desconocimiento absoluto de la mecánica de las Sesiones.
Llamada de atención para aquellos concejales que pretenden usurpar las competencias de la Presidencia, cerrando turnos cuando tal potestad, por ley, es exclusiva la misma; y ni qué decir tiene que, si se quiere dar altura al Pleno, que es la fotografía de la categoría de un municipio, los ediles deberían recordar que los Plenarios, públicos por naturaleza, se concibieron para que ellos y entre ellos debatan los temas ante los asistentes pero que en ningún momento deben dirigirse al público y mucho menos repartir octavillas a los medios de comunicación para intentar “clarificar” a los mismos cuestiones técnicas que, según se ve, éstos conocen, por una cuestión de mero sentido común, mejor que algunos ediles.
“Por la caridad entra la peste”, por lo que la Presidencia del Plenario debería también, en el ejercicio de sus competencias, privar de la palabra y hasta “cortar las alas” a quienes se salgan de los cánones de la normalidad para dar altura a los Plenos Municipales, ya que en ello va el prestigio de la clase política local.
La Voz de Medina y Comarca

LABORE GENERICO ANIMADO

3 COMENTARIOS

  1. tienes toda razon la razon solana limitada educacion de magro jugando con el movil todoa los plenos y rebollo corrigiendo examenes pleno si pleno no

  2. Queridas amigas. No puedo irme hoy a la cama sin escribirlas. Que dios nos pille a todas confesadas

    No teniamos suficiente con los extremistas amigos de Maduro, pues toma otra taza de arroz catalina, por el otro extremo los amigos de Marine Le Pen.

    Y estos impresentables de izquierdas y derechas, gracias a politiquillos como susanita tiene un ratón en Andalucía, Pedrito el guapo en Madrid y nuestra Teresa I de Mojados.

    Alientan la extrema izquierda podemita con sus politicas económicas nefastas en épocas de ZP y resucitan a los fascistas de Vox con sus pactos con independentistas vascos y catalanes, nuestro actual presidente.

    Que mierda de país se nos presenta queridas amigas. Podemitas y falangistas gobernándonos.

  3. Pues ya está el coleta mandando a sus huestes a eliminar fascistas como en el 34….y se repite la historia, cuando no mandan ellos hay que joderse como se ponen.

Comments are closed.