18.2 C
Medina del Campo
martes, septiembre 28, 2021

Editorial

-

D?a de la Mujer

Españaña entera vivi? el jueves una jornada hist?rica con motivo del D?a de la Mujer. Y es que las mujeres se echaron a las calles para defender la igualdad que durante tantos años no ha sido reconocida de hecho por la educación?n machista en la que los españoles se formaron.
Casi un siglo de lucha va desde que Clara Campoamor consiguiera, con el desprecio de muchos pol?ticos de la ?poca, el derecho al voto de las mujeres; aunque en esta Españaña que a veces vuelve al oscurantismo de tiempos pret?ritos, todo se trunc? con la dictadura franquista y las mujeres debieron esperar a la llegada de la Democracia para recuperar el tiempo perdido.
Pero el daño ya estaba hecho y los años de lucha fueron duros hasta que la mujer fue recuperando sus derechos a trav?s la Constituci?n y las diversas leyes que han ido articulando la misma. Mas todo termina ah?, ya que para elevar a rango de igualdad en la vida cotidiana lo que las leyes – todavía insuficientes – reconocen hay todavía un largo trecho por recorrer.
Y es que la brecha salarial, las decisiones que tienen que tomar las mujeres sin ning?n cortapisas, la equiparaci?n a los hombres en los cargos de responsabilidad, el reparto igualitario en las tareas del hogar y el derecho supino e incontestable a la integridad, cercenado en muchos casos por el machismo, son asignaturas pendientes que tardar?n en llegar, pero que tras la respuesta un?nime que las mujeres españolas dieron el jueves parece estar ya más cerca.
Sin embargo, no es el momento de bajar la guardia, sobre todo porque algunos partidos pol?ticos ya se han sumado al carro del 8 de marzo; y cuando tal sucede y las formaciones políticas asumen las reivindicaciones nacidas de un clamor popular como propias, y más cuando ?stas tienen un origen femenino, se corre el peligro de que todo se vaya diluyendo en la cotidianidad y en la palabrer?a al no dotar al armaz?n legislativo de leyes que articulen las aspiraciones y los derechos; y, si lo hacen, dichas normas no vayan acompa?adas de la necesaria consignaci?n presupuestaria para llegar a buen t?rmino.
Por tanto, ha llegado la hora de continuar con la lucha de la igualdad, tanto en las propias cazas como en las calles, en el trabajo o en el sistema legislativo, no vaya a ser que por no partir el pastel de la igualdad par comerlo y digerirlo poco a poco, en fases y temas priorizados, todo quede en una fecha hist?rica en la que las mujeres se echaron a la calle para reivindicar la igualdad y ?sta, a tenor del ?xito de la convocatoria, termine muriendo, como ha pasado otras veces, en el jugo de su propia gloria.
La Voz de Medina y Comarca

6 COMENTARIOS

  1. Editorial copiado de otra fuente y que ahora te apuntas al carro vencedor y del que no cre?as. Porque insististe en hacer un debate a la una de la tarde cuando había huelga?

  2. ?Pero en la caza mayor o menor? . Y lo pregunto sin ning?n cortapisa

  3. Yo apoyo las manifestaciones del Feminismo. Cuando es en defensa de la igualdad, de los derechos y oportunidades entre todos los seres humanos sin distinci?n. Creo y deseo que lo conseguir?n, pues lo contrario ser?a injusto. Pero no me gusta que al amparo del feminismo salga el Hembrismo en algunas mujeres. Que es tan malo como el Machismo.

    • y quien saca lo del hembrismo son aquellos reaccioanarios que intentan criminalizar al movimiento por la igualdad, qeu es de lo que se trata el feminismo.

  4. Segunda acepci?n de la palabra » editorial» según la RAE:
    2. m. Art?culo no firmado que expresa la opini?n de un medio de comunicaci?n sobre un determinado asunto.

    Pasando por alto el fondo del asunto, ya que el oportunismo es una opci?n como otra cualquiera, entiendo que la opini?n de este medio de comunicaci?n en conjunto es que las formas en el hacer como el cuidado, la atenci?n, el celo, el esmero o la diligencia no son para nada importantes, cuando menos en la redacci?n.
    Ejemplos inmediatos. La concordancia entre g?nero y número les trae al pairo: «las decisiones que tienen que tomar las mujeres sin ning?n cortapisas», o errores tipogr?ficos: cazas por casas o par por para.

    Yo no se si los redactores de este medio terminar?n muriendo en el jugo de su propia gloria, pero lo que está claro es que solicitar decoro, profesionalidad y buen hacer en distintos aspectos de la vida social y política de Medina del Campo o interplanetaria, y no ser capaces de repasar lo que escriben en sus celulares u ordenadores; o si lo repasan no darse cuenta de los errores que cometen….. pues me resulta de una laxitud, más cercana a lo laxante que a lo elegante que correspondiera a la historia de este medio.

  5. lo del «debate de opini?n de mujeres» es de verg?enza ajena. Peor que los debates de ni?os que había en Canal Sur, y a la misma altura que los fen?menos (freaks) de ferias.

Comments are closed.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -