35.1 C
Medina del Campo
martes, julio 23, 2024

Accede a la edición impresa de La VOZ

El Museo de las Ferias expondrá de modo permanente una colección de marchamos con marcas comerciales del siglo XVI 

-

- Advertisement -

Las piezas han sido donadas por Iban Redondo Parés y forman parte del segundo capítulo del museo bajo el título de «Ferias y Finanzas»

Paula de la Fuente-. Puede que sean objetos algo olvidados por una gran parte de la historiografía europea, pero lo cierto es que la Fundación Museo de las Ferias tiene -y tendrá por su carácter permanente- muy presente a unos pequeños elementos bautizados como marchamos de plomo o ‘cierres’. Así, tras la donación de la colección de los mismos por parte de Iban Redondo Parés, el segundo capítulo del museo, «Ferias y Finanzas», ilustrará al visitante con una colección permanente acerca de este aspecto.

De hecho, la Obra Destacaba 209 corresponde de manera particular a un marchamo de cierre de saca con marca de mercader ligada a la reciente donación ya citada. Y es que estas pequeñas piezas tuvieron una gran importancia en el entramado comercial de la época Medieval y Moderna. Así, tal y como explica Redondo, existían dos tipos de marchamos: los de telas y los de sacas. «Los que se aplicaban a tejidos servían para indicar la calidad y largura de ese textil en cuestión, la ciudad de fabricación, la identidad del tintorero, los escudos locales o reales como indicativo de haber pagado las tasas correspondientes, etc. Por su parte, los de sacas solían tener un tamaño ligeramente superior y se empleaban para indicar principalmente la identidad del mercader o el pago de impuestos». Así, la mayoría de los marchamos eran fabricados en moldes y, posteriormente, se aplicaban al tejido haciendo uso de tenazas.

La particularidad de la Obra Destacada es que no se aplicó al propio fardo como tal, ya que incorpora en su seno una ranura por la que se le introducía una cinta o cordón para poderlo atar al paquete. No era en vano, puesto que así el plomo podía ser utilizado por el mercader en otras ocasiones. Así, la marca como tal de este pequeño elemento sitúa su procedencia en la Inglaterra del siglo XVI, reino donde abundaban las marcas ‘4 de cifra’

En el acto de donación de los marchamos estuvieron presentes el director de la Fundación del Museo de las Ferias, Antonio Sánchez del Barrio; el propietario de la colección, Iban Redondo Parés; la diputada provincial Inmaculada Toledano y el alcalde de Medina del Campo, Guzmán Gómez [..]

Más información en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca

- Publicidad -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -