0.3 C
Medina del Campo
sábado, enero 28, 2023

La Junta mantiene abiertas líneas de ayuda y actuaciones en materia de vivienda por importe de 247 millones de euros

-

- Advertisement -

Redacción.-

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio gestiona actualmente la convocatoria de tres importantes líneas de ayudas a la rehabilitación de edificios, a la mejora de la eficiencia energética en viviendas y para la elaboración del Libro del Edificio Existente para la rehabilitación (LEE). Además, desarrolla otros programas de ayuda a la rehabilitación de barrios, a la construcción de viviendas en régimen de alquiler social y rehabilitación de viviendas de titularidad pública, todo ello por un importe global de 247,3 millones. La Junta ha recibido ya casi 90 millones del total de los fondos previstos, que se enmarcan en los programas de ayuda del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation, financiados por la Unión Europea.

Las ayudas y los programas que gestiona la Junta de Castilla y León están contenidos en el llamado ‘Componente 2’ del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation, cuyos objetivos esenciales son impulsar las actuaciones de rehabilitación y mejora del parque edificatorio, tanto en ámbitos urbanos como rurales, y el fomento de la construcción de vivienda en alquiler social con estándares de la máxima calidad y eficiencia. Estas son las principales líneas y programas en ejecución.

Ayudas para la mejora de la eficiencia energética

Actualmente están convocadas dos importantes líneas de subvenciones, por un importe de 37,5 millones de euros, para financiar obras o actuaciones con las que se obtenga una mejora acreditada de la eficiencia energética; en el primer caso, de edificios (tanto residenciales colectivos como unifamiliares) y, en el segundo, de viviendas (unifamiliares o pertenecientes a edificios plurifamiliares).

Resultarán subvencionables, en el caso de los edificios, las actuaciones que reduzcan el consumo de energía primaria no renovable en, al menos, un 30 %, y la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración en, al menos, un 35 %. Estos porcentajes, en la línea de ayuda a viviendas, son también de un 30 % de reducción del consumo y de un 7 % en el de la demanda.

Cada una de las convocatorias cuenta con un presupuesto inicial de 18.787.773 euros, lo que arroja un total de 37.575.546 euros. Estas cuantías podrán ser objeto de ampliación en función de la demanda y hasta agotar el crédito presupuestario procedente de los fondos europeos.

El plazo para la presentación de solicitudes en ambas convocatorias finalizará el 30 de junio de 2023, y se podrán subvencionar las obras iniciadas en fecha posterior al 1 de febrero de 2020.

Las cuantías de las ayudas oscilarán, en función del ahorro energético conseguido, entre los 6.300 y los 18.800 euros por vivienda en la convocatoria de edificios, previéndose su posible ampliación hasta un máximo de 26.750 euros por vivienda en los supuestos de vulnerabilidad económica del beneficiario (unidades de convivencia sin menores con ingresos inferiores a 1,5 IPREM o de 2,5 o 3 IPREM con dos o más de dos menores o personas con discapacidad).

En la convocatoria de viviendas el importe máximo de la subvención será del 40 % del coste de la actuación, con un límite de 3.000 euros por vivienda.

Ayudas para la elaboración del Libro del Edificio Existente (LEE)

La tercera convocatoria de ayudas abierta es la línea para la elaboración del Libro del Edificio Existente para la Rehabilitación (LEE), el compendio de documentos en el que se recoge la información que permite conocer las características físicas y técnicas del inmueble.

Su finalidad es que los propietarios y usuarios conozcan el edificio que usan y tengan la documentación e información suficiente y necesaria para llevar a cabo un uso y mantenimiento adecuados, así como tomar conciencia sobre el margen de mejora posible sobre las prestaciones existentes.

El Libro del Edificio es exigible tanto a nuevas construcciones como a rehabilitaciones, sean edificios de viviendas, viviendas unifamiliares o industriales. Es el promotor quien tiene la obligación legal de confeccionarlo y suscribirlo para su posterior entrega a los usuarios finales del edificio.

El presupuesto de estas ayudas es de 4.532.739 euros y un plazo de presentación de solicitudes hasta el 31 de octubre de 2025.

Los solicitantes pueden ser personas jurídicas de naturaleza privada propietarias de edificios, corporaciones locales propietarias de los inmuebles, comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de propietarios, propietarios que de forma agrupada sean propietarios de edificios y las sociedades cooperativas.

Como requisitos, los edificios deberán haberse finalizado antes del año 2000 y al menos el 50 % de su superficie construida sobre rasante debe tener uso residencial de vivienda.

La cuantía máxima de la subvención para libros del edificio existente para la rehabilitación estará comprendida entre 760 y 3.500 euros, en función del número de viviendas; y para proyectos técnicos de rehabilitación, la cuantía máxima de la subvención estará comprendida entre 4.700 y 30.000 euros, también teniendo en cuenta el número de viviendas.

Objetivos de las ayudas

La puesta en marcha de estos programas permite la consecución de varios objetivos de interés general, entre ellos, contribuir a la lucha contra el cambio climático a través de la descarbonización del parque edificado; ayudar a la familias a reducir el gasto en energía mediante el ahorro del consumo; mejorar la calidad de vida de los ciudadanos gracias a la financiación de actuaciones en accesibilidad, conservación, seguridad de utilización y la digitalización de los edificios; y reactivar el sector de la construcción a través de la rehabilitación, así como generar empleo y actividad en el corto plazo y garantizar un ritmo de renovación sostenible del parque edificado en el medio y largo plazo.

Otras actuaciones en materia de vivienda en Castilla y León

Junto a las tres líneas detalladas antes, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio desarrolla también una serie de programas de ayudas a la rehabilitación residencial financiados con fondos europeos Next-Generation UE y canalizados a través del mismo Componente 2 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En concreto, está ya en marcha el ‘Programa de ayudas a la rehabilitación a nivel de barrio’ –programa sucesor de los ARRUS–, que permite la financiación conjunta de obras de rehabilitación en edificios residenciales y de urbanización o reurbanización de espacios públicos dentro de ámbitos de actuación denominados ‘Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP)’ previamente delimitados en municipios de cualquier tamaño de población.

Este programa, que no requiere la elaboración de previa convocatoria pública, será objeto de próximos acuerdos con el Ministerio y aquellos municipios que presenten la documentación adaptada a la nueva normativa de los fondos europeos y hasta la finalización del crédito presupuestario asignado (inicialmente 18.787.773 euros, ampliable en sucesivos acuerdos).

Viviendas eficientes para alquiler social

A este programa de ‘Ayudas a la rehabilitación a nivel de barrio’ se suma el ‘Programa de construcción de viviendas eficientes para alquiler social’, con una inversión prevista de 115 millones de euros, que contará con financiación de fondos europeos hasta 54,4 millones y fondos propios de la Junta de Castilla y León.

En el periodo 2022-2026 está previsto promover más de 1.220 viviendas en aproximadamente 12 promociones de viviendas colaborativas, ‘cohousing’, de 65 metros cuadrados útiles, con zonas compartidas, destinadas preferentemente a jóvenes hasta 35 años.

En próximas anualidades se prevé una transferencia de más fondos europeos hasta alcanzar los 215,8 millones de euros.

Por otra parte, la Comunidad también ha recibido fondos europeos procedentes del mecanismo React-UE por importe de 31,5 millones de euros para la rehabilitación energética de edificios públicos para destinarlos a alquiler social. Con estos fondos se está actualmente financiando la rehabilitación del parque público autonómico y de las denominadas casas de camineros.

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -