4.4 C
Medina del Campo
martes, enero 31, 2023

Medina del Campo y la Magia de la Navidad

-

- Advertisement -

Editorial

Si se dan cuenta, el calor inunda nuestras calles medinenses en pleno diciembre.
Es un calor de esos que tienen colores rojos, verdes y blancos, como los bastoncitos de caramelo.

Calor de los flashes de cada teléfono que, ansiosos por tomar la mejor imagen, formaron parte de una gran concentración de gente en la Plaza Mayor de la Hispanidad el pasado 3 de diciembre, con la cuenta atrás que sirvió de prolegómeno del alumbrado navideño.
Calor de las bombetas, que se escapan de manos pequeñitas entre el serrín de sus cajas… Ruidosos elementos que hacen que nuestros pequeños den algún que otro susto al viandante.

Calor en una luminosa calle Padilla, copada de gentío comiendo las castañas que previamente han comprado en el pequeño trenecito de la gran Plaza Mayor de la Hispanidad. Calor en las cuerdas vocales que, entre algún que otro licor, se atreven a entonar un villancico, a gritar a aquellos amigos que hace tiempo no veías y, por supuesto, se protegen entre unos labios que, en estas fechas, no paran de reír, de besar…
Son las fechas más propicias para hablar de lo que muchos llaman Magia, otros directamente ‘Espíritu de la Navidad’.

A veces flota en el aire. Otras, es una luz que lo inunda todo. En ocasiones llega tan fuerte que incluso nos emociona. Pero, al fin y al cabo, el Espíritu y la Magia de la Navidad, tan intangible y tan apreciable a la vez, lo baña todo…

Como una cascada de emoción, inunda las calles de Medina del Campo desde el inicio hasta el final. Lo hace con multitud de luces con las caras de sus majestades, los Reyes Magos de Oriente. También con la mirada ansiosa de los pequeños al cielo, en busca del trineo de Santa la noche del 24 de diciembre. Magia que se palpa en cada cena donde miramos al familiar que tenemos frente a nuestros ojos como si el mundo fuese acabar mañana.
Y es que la Navidad es eso, compartir salud y momentos, envueltos en un papel de regalo cuasi invisible, que hace a la familia estar prácticamente al desnudo. O, más bien, a sus emociones.

Son días en los que se ríe y se llora a la par, como mera señal de que estamos vivos y que nuestro corazón siente como nunca. Así que aprovechemos estas fechas para volver a reencontrarnos con los nuestros y para darles todos los besos y abrazos que nos robó la pandemia.

Lo de la salud es un tópico pero, es tan real que a veces duele pensar en ello. Si no tuviéramos este atributo, ¿acaso tendría sentido celebrar alegremente?
El tiempo vuela, como la Magia de la Navidad, así que aferrémonos a sus gloriosas alas y despeguemos con él. Disfrutemos de un viaje que, en estas fechas, se impregnará de alegría. Asistamos, un año más, a la celebración de lo que más nos gusta: la reunión con nuestros seres queridos…

La Voz de Medina y Comarca les desea Feliz Navidad

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -