4.5 C
Medina del Campo
viernes, febrero 3, 2023

La familia, una institución cada vez más diversa

-

- Advertisement -

Redacción.-

El modelo de familia nuclear, formado por una pareja heterosexual y los consiguientes hijos, y arraigado al mito de una plácida felicidad compartida y sin grietas, es un patrón que excluye la multiplicidad de vínculos familiares que hoy en día se dan en la sociedad. Mientras la nueva Ley de Familias, impulsada por el ministerio presidido por Ione Belarra, espera para entrar a debate en el Congreso, el concepto de familia y sus múltiples formas son justamente el tema alrededor del cual gira el ciclo La familia (¿o la familia?), impulsado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y la Sala Beckett. La propuesta une espectáculos teatrales y mesas redondas con creadores y expertos del ámbito académico para trasladar el debate de la familia más allá del escenario y reflexionar sobre el concepto en los imaginarios, las relaciones, las vulnerabilidades, las estructuras sociales, el mundo laboral, los sentidos y las emociones.

¿Qué es la familia? La sociología ha contemplado siempre la familia como una institución: una forma de relacionarse entre humanos, un espacio de socialización y de transmisión de valores. A lo largo de la historia, además, la familia ha tenido unas reglas del juego muy definidas, que admitían poco margen para la interpretación. «Pero esto no quiere decir que las reglas del juego no puedan cambiar y no puedan ser contestadas, cuestionadas y tensadas», dice Natàlia Cantó, socióloga y profesora de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC.

El modelo de familia nuclear —una familia pequeña, capitaneada por una pareja heterosexual entre un hombre y una mujer, con sus hijos— que ha imperado desde el advenimiento del capitalismo, está actualmente en cuestión. «Se ponen en entredicho los roles tradicionales que deben representar el hombre y la mujer, la definición en sí de que la familia la conforma una pareja heterosexual que, además, es una pareja monógama que se ocupa de las personas dependientes, con una división del trabajo muy clara», explica Cantó. «Es un modelo que cada vez ha sido más cuestionado, no solo por alternativas que van surgiendo y que ya estaban, sino también por el hecho de que el patrón ha estado tradicionalmente vinculado a un determinado mito de la familia como lugar plácido y tranquilo, a pesar de que se ha ido explicando que esto no es necesariamente así y que el hogar y el espacio familiar se convierten también en espacios de violencia y poder muy desiguales«, añade.

Los datos sobre la evolución sociodemográfica en nuestro país corroboran que las familias actuales se caracterizan por tender a una mayor pluralidad en las formas de relación y convivencia. Por ejemplo, los hogares monoparentales —en su inmensa mayoría, mujeres con hijos a cargo— representan el 10,4 % del total. Además, a pesar de que el número de hogares formados por parejas es el más numeroso, hay una tendencia al alza de parejas homosexuales y con miembros extranjeros, con hijos o no a cargo, según datos de la última Encuesta continua de hogares (ECH) que lleva a cabo el Instituto Nacional de Estadística.

Por este motivo, son múltiples las voces que, desde diferentes ámbitos, claman a favor de la necesidad de asumir una idea de familia que refleje mejor esta diversidad. Esta es, precisamente, una de las ideas centrales de la nueva Ley de Familias, promovida por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, cuyo anteproyecto quedó aprobado la semana pasada en el Consejo de Ministros. La nueva ley implica el reconocimiento jurídico de muchas de las formas de familia existentes en el Estado español, con el objetivo de igualar sus derechos y mejorar su protección social.

Entre las novedades que incluye, se reconocen y protegen las familias LGTBI, las familias con algún miembro con discapacidad, y las familias múltiples, reconstituidas, adoptivas o acogedoras. La ley también crea la denominación familias con más necesidades de apoyo a la crianza, a través de la cual varios tipos de familias tendrán los mismos derechos y ayudas que las familias numerosas.

Una mirada feminista al concepto de familia

La institución familiar puede analizarse desde múltiples ámbitos, como espacio simbólico y como espacio donde se establecen vínculos humanos de varios tipos. Pero, desde la perspectiva feminista, hay dos cuestiones que son particularmente interesantes. Una es el abordaje de la familia como un espacio de distribución económica, sobre todo en un contexto capitalista en el que existen una serie de trabajos productivos, tradicionalmente llevados a cabo por hombres, que están valorados de forma simbólica y retribuidos en términos monetarios, y otras tareas reproductivas, asociadas a las mujeres, que no se valoran ni se compensan del mismo modo. «La familia ha sido muy importante para entender, desde el feminismo, por qué las mujeres nos ponemos en esta situación de forma voluntaria», explica Maria Olivella, coordinadora de la Unidad de Igualdad de la UOC.

La otra es el hecho de que, en el Estado español, tenemos una «sociedad familista», añade la antropóloga, donde «la familia es importantísima porque la mayoría de veces el Estado no asume las tareas de cuidado —tal y como ocurre, por ejemplo, en las sociedades nórdicas— ni las asume completamente el ámbito privado, como puede ocurrir, por ejemplo, en Estados Unidos». En nuestro contexto, el peso de la carga de los cuidados es eminentemente familiar, y recae en gran medida sobre las mujeres de la familia. Por lo tanto, para las feministas, y sobre todo en el Estado español, «el concepto de familia es muy importante porque debemos preguntarnos por qué, como destino, todos acabamos en esta estructura», concluye Olivella.

El concepto de familia y sus derivados quedan a debate en la Sala Beckett en un ciclo impulsado junto con la UOC, que propone un encuentro entre representaciones teatrales y aproximación académica para reflexionar sobre la dimensión política y económica y la construcción de vínculos, mitos e identidades, roles, formas de filiación, cuidados, reciprocidad y comunidad alrededor de una de las instituciones más importantes de nuestra sociedad.

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -