10.8 C
Medina del Campo
martes, octubre 4, 2022

El balcón como escenario para disfrutar de los antiguos festejos taurinos medinenses en el ciclo documental ‘Legado Fabián Escalante’

-

- Advertisement -

P. De la Fuente-. Una vez más, la Fundación Museo de las Ferias de Medina del Campo, dirigida por el cronista oficial Antonio Sánchez del Barrio, vuelve a poner de relieve ciertos capítulos históricos de la villa, que atrapan por su curiosidad, particularidad e importancia en la localidad que vio morir y testar a la reina Isabel I de Castilla. Así, en el marco del ciclo documental ‘Legado Fabián Escalante’, este vigente trimestre se ha dado a conocer al público la «Escritura de venta de la sala primera y el balcón delantero de unas casas situadas en la Plaza Mayor de Medina del Campo pertenecientes a Isabel Rodríguez, a favor de García Rivero de Espinosa». 

Hasta septiembre, la fundación expondrá dicho documento, consistente en una escritura de venta de la sala primera y balcón delantero correspondiente en una de las casas situadas en la Plaza Mayor de la Hispanidad, cuya fecha corresponde al 27 de noviembre de 1606. Tal y como desgrana el cronista oficial de la villa, Antonio Sánchez del Barrio, este testimonio de un derecho consuetudinario «aún sigue vivo en varias escrituras de compraventa de viviendas de nuestra plaza», lo que pone de manifiesto la relevancia y acogida de los festejos taurinos -sobre todo- en la sociedad medinense de siglos pretéritos, que hacía que los balcones y miradores de la Plaza Mayor de la Hispanidad se coparan de espectadores.

Y es que lo cierto es que el público siempre mostró interés por presenciar no solo eventos taurinos, también procesiones y paradas militares, entre otras citas, en pleno centro de la localidad. A los balcones también hay que añadir graderíos temporales, pero de especial relevancia son los primeros citados, teniendo en cuenta que tanto éstos como ventanas de particulares podían ser arrendados o vendidos «junto con la estancia contigua -temporalmente o de por vida- en escritura aparte, o bien figurando oficialmente el concepto de ‘derecho de balconaje’ o ‘derecho de vistas’, en cláusulas anexas al contrato» explica Antonio Sánchez del Barrio. Además, junto al documento expositivo se ha adjuntado una imagen de Rafael Bragado, correspondiente a las Ferias y Fiestas de San Antolín de 1912.

El cronista explica, teniendo como base sendos documentos, cómo los propietarios de los inmuebles estaban obligados a «‘dar paso’ en todo momento por las estancias de su propia vivienda a quienes eran titulares de las ‘vistas a la plaza’ para que pudieran ejercer su derecho sin contratiempos».

Otro de los ejemplos se ha hallado en 1578 […]

Más información en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -