0.2 C
Medina del Campo
jueves, febrero 2, 2023

Medina del Campo y sus ‘cosas buenas’

-

- Advertisement -

EDITORIAL

Hemos tenido que escuchar en numerosas ocasiones aquello de que Medina del Campo tiene “lo bueno de una ciudad” y “lo malo de un pueblo” como una retahíla que, generación a generación, se va trasladando y calando en la población. Realmente, cualquier medinense conoce de facto lo que significa esta afirmación, aunque poco se valora lo sustancial, lo bueno, lo que une y no deshace.

Y es que a pesar de que el chismorreo y los rumores, a la par que los comentarios negativos, copen en gran medida la actualidad de nuestros días, es momento de tratar las capacidades positivas que la villa ha trasladado en esos momentos tan dramáticos.

Así, a pesar de que 3.780 kilómetros separen nuestras carreteras, Medina del Campo ha estado más cerca que nunca de Ucrania. No solo por los miles de kilos donados en material humanitario, también por la disposición de los cuatro medinenses que, de forma desinteresada, han abierto las puertas de sus hogares de par en par para acoger en su morada a las personas que están huyendo de las bombas, por la invasión rusa de Ucrania. Pero también es digno de admiración esa persona de Medina del Campo que, de forma anónima, se ha ofrecido a pagar el alquiler de todo un año de una familia procedente de Ucrania.

La solidaridad no se queda ahí, puesto que esta misma semana, en esta misma cabecera, conocíamos la noticia de que una medinense, Julia Baza, se iba a trasladar hasta Polonia con un cargamento de productos solidarios en los que, además, se incluía un ingrediente sustancial y más que necesario en este momento: el cariño y amor que los más pequeños necesitan en lugares tan horribles como Ucrania. De hecho, Baza ha llevado preparado un saquito con piruletas y peluches para poder sacar una sonrisa y devolver la infancia que se les está robando a los pequeños ucranianos, quienes muchos han visto partir a sus propios padres a luchar al frente de los caprichosos bombardeos de Rusia.

Por esta razón, me niego a insistir en “lo malo de un pueblo”. Medina del Campo es un pueblo cariñoso y solidario y así lo ha demostrado en reiteradas ocasiones. No solo Ucrania, hace unos meses fue La Palma y, venga lo que venga, siempre será así. Pero hablar de Medina es hablar siempre de la Comarca, de ahí la relevancia de la recogida solidaria que también ha realizado la Mancomunidad Tierras de Medina.

Así, es el momento de girar las tornas y de reconocer que, a pesar de errores cometidos y ciertos individuos que solo focalizan en los detalles que quizá hacemos mal, Medina del Campo tiene lo bueno de una ciudad y lo bueno de un pueblo: sus habitantes, cargados y repletos de solidaridad.

La Voz de Medina y Comarca

1 COMENTARIO

  1. Ya quisiera tener Medina las cosas buenos de una ciudad.

    Las cosas buenas que tienen Medina:
    1.) La estación de tren (la de los trenes regionales, y los de media y larga distancia)
    2.) El hospital
    3.) El Castillo de la Mota
    4.) La biblioteca
    5.) La semana de cine
    6.) El Museo de las Ferias
    La piscina cubierta ha salido de la lista.

Los comentarios están cerrados.

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -