-1.2 C
Medina del Campo
martes, enero 25, 2022

OCU pone en marcha la campaña #Peajesno contra la imposición de peajes en vías gratuitas

-

- Advertisement -

Redacción.-

Los peajes suponen un triple gravamen para los ciudadanos que ya pagan impuestos por circular con sus vehículos y que se verán afectados por el encarecimiento del transporte si se implanta la medida.
Un popular vehículo SUV que se mantuviera durante 12 años paga algo más de 1.600 en diferentes impuestos que deberían servir para financiar el mantenimiento de las infraestructuras necesarias para la circulación de vehículos.
Pide la adopción de las medidas adecuadas a través del dialogo con todos los sectores implicados incluidos los consumidores.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se muestra contraria a la imposición de un peaje generalizado en vías hasta ahora gratuitas. De llevarse a cabo esta medida supondría un triple coste para los ciudadanos, por el peaje, por los numerosos impuestos que pagan por circular con sus vehículos (circulación, hidrocarburos…) y por el encarecimiento del transporte en los diferentes productos y servicios.

OCU recuerda que los ciudadanos ya pagan impuestos por circular con su vehículo. Desde la adquisición del vehículo, a través del impuesto de matriculación, por el uso mediante el impuesto de los hidrocarburos que tiene como efecto que quien más circule más pague, se supone que una parte de ese impuesto debería ir al mantenimiento de las carreteras, incluidas las autovías. Además, también pagan anualmente el impuesto municipal de circulación (impuesto de vehículos de tracción mecánica). A estos hay que sumar el IVA de la compra, de los seguros o del mantenimiento. Un estudio de OCU cifra, por ejemplo, en algo más de 1.600 euros anuales los impuestos que pagaría una familia tanto en Madrid como en Barcelona, en Zaragoza y otras muchas ciudades, por un popular modelo de SUV que mantuviera durante 12 años como coche familiar. Un coste ya de por si elevado que se verá notablemente incrementado si se obliga a pagar por el uso de carreteras hasta ahora gratuitas

Obligar a pagar peajes en autovías supondrá un triple gravamen, pues su coste viene a sumarse a los impuestos que ya veníamos pagando y además habría que añadir los costes indirectos que la imposición de los peajes tendrá en el precio de diferentes bienes y servicios que resultaran más caros de aplicarse esta medida.

Por todo ello, OCU pone en marcha esta campaña con el apoyo de los ciudadanos para exigir al Gobierno que:

Detenga la implantación de peajes en vías hasta ahora gratuitas que suponen un triple gravamen para los ciudadanos que ya pagan impuestos por circular con sus vehículos y que se verán afectados por el encarecimiento del transporte si se implanta la medida.
Aunque es necesaria una financiación adecuada del mantenimiento de todas las vías de circulación, para entre otras cuestiones garantizar la seguridad de los usuarios, no se puede utilizar como excusa para aumentar la recaudación de tributos.
Para abordar estas necesidades y adoptar las medidas adecuadas, es imprescindible el dialogo con todos los sectores implicados, incluidos los usuarios. De forma que el reparto de la obligación de mantener las infraestructuras sea de forma justa y equitativa.
Antes de tomar cualquier medida, es necesario hacer un estudio con transparencia sobre las auténticas necesidades de financiación de las infraestructuras, para evitar que los ciudadanos acaben pagando de más.
En caso de establecerse sistemas de pago, deben tenerse en cuenta los gastos que estos sistemas conllevan para no generar un gasto mayor e innecesario.
Que el sistema no suponga un reparto indiscriminado de costes y sea sensible a las necesidades de los distintos usuarios, según sean habituales, profesionales u ocasionales.
Deben contemplarse distintas exenciones de pago, por ejemplo, para los vehículos verdaderamente menos contaminantes, para favorecer una transición para la movilidad sostenible, o para tramos concretos de vía, que por sus características de uso masivo (las circunvalaciones de las ciudades, accesos a instalaciones de salud o primera necesidad) no se debería establecer peaje alguno.
Deben contemplarse modelos flexibles, como por ejemplo con periodos temporales en el caso de tarifas planas a través de viñetas que eviten que el usuario pague, aunque en realidad no esté usando las vías.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -