0.8 C
Medina del Campo
martes, enero 25, 2022

El sector agrario de Castilla y León cuenta con 657 nuevos jóvenes incorporados y 885 explotaciones modernizadas, a los que se destinan 73,1 millones de euros

-

- Advertisement -

Redacción.-

  • Carnero informa que se han concedido ayudas a todas las solicitudes presentadas que cumplen con los requisitos exigidos por la normativa comunitaria. 218 del total corresponden a mujeres, lo que supone el 33,18% de los jóvenes
  • La ayuda media concedida a cada joven es de 55.250 euros. A nivel provincial, León lidera las incorporaciones de jóvenes de la Comunidad con 148 jóvenes, seguida de Zamora con 89
  • En la convocatoria de modernización de explotaciones han resultado beneficiados 885 jóvenes, 105 son mujeres, por importe de 36,8 millones de euros. Eso significa el 55% de ayuda media sobre la inversión realizada por los agricultores
  • Se presentan tres nuevas líneas de ayuda con el objetivo de incorporar energías renovables, digitalización y apoyar el emprendimiento

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha presentado hoy, en el Consorcio de Promoción del Ovino de Villalpando, en Zamora, los resultados de la última convocatoria de incorporación de jóvenes agricultores y modernización de explotaciones, que acaba de resolverse.

Tal y como ha explicado el consejero, “la incorporación de jóvenes a la actividad agraria y la modernización de las explotaciones son elementos clave para garantizar el relevo generacional en el sector agrario y para seguir avanzando en la competitividad de las explotaciones”. Y ha añadido que “se ha concedido ayudas a todas las solicitudes presentadas que cumplen con los requisitos exigidos por la normativa comunitaria”.

Incorporación de jóvenes

En la presente convocatoria han resultado beneficiados 657 jóvenes a los que se han concedido ayudas por un importe global de 36,3 millones de euros, para una inversión de 42 millones de euros, lo que supone un 86,3% de ayuda media sobre la inversión realizada.

La ayuda media de esta última convocatoria resuelta, para cada joven, es de 55.250 euros.

Hay que destacar que de los 657 jóvenes incorporados en esta convocatoria, 218 han sido mujeres, lo que supone el 33,18% de los jóvenes. León ocupa la primera posición en número de mujeres totales incorporadas, con 62, que representan el 41,89% del total de incorporaciones de la provincia. Ávila es la provincia que tiene el mayor porcentaje de incorporación femenina sobre el total provincial, con el 46,43%.

A nivel provincial, León sigue liderando las incorporaciones de jóvenes de la Comunidad Autónoma con 148 jóvenes (22,53% de las incorporaciones), seguida de Zamora con 89 jóvenes (13,55%), Valladolid con 85 (12,94%), Ávila con 84 (12,79%), Salamanca con 72 (10,96%), Burgos con 64 (9,74%), Palencia con 45 (6,85%) y cierran la serie Segovia y Soria con 35 incorporaciones cada una (5,33% cada una).

Modernización de explotaciones

En la presente convocatoria que acaba de resolver la Consejería han resultado beneficiados 885 titulares de explotaciones, a los que se les han concedido ayudas por un importe global de 36,8 millones de euros, para una inversión de 66,8 millones de euros, lo que supone un 55,11% de ayuda media sobre la inversión realizada por los agricultores o ganaderos.

La ayuda media para cada titular de explotación ha sido de 41.620 euros.

A nivel provincial, Valladolid lidera las inversiones en modernización de explotaciones de la Comunidad Autónoma con 189 beneficiarios (21,36%), seguida de León con 144 (16,27%), Palencia con 123 (13,90%), Burgos con 120 (13,56%), Zamora con 113 (12,77%), Salamanca con 69 (7,80%), Ávila con 53 (5,99%), Segovia con 40 (4,52%) y Soria con 34 (3,84%).

Reseñar que, de los 885 beneficiarios, 105 han sido mujeres, el 11,86% de los titulares de explotaciones beneficiados por la ayuda.

Nueva convocatoria publicada en diciembre de 2021

El pasado viernes 24 de diciembre se han publicado las bases de la nueva convocatoria de ayudas a la incorporación de jóvenes agricultores y de inversiones en modernización de explotaciones, por importe de 40,2 millones de euros.

Carnero ha declarado que “esta cuantía se incrementará a lo largo del próximo año, en función de las necesidades, para poder atender todas las solicitudes que se presenten como se ha realizado este año”.

La presente convocatoria, incluye como novedad, tres nuevas líneas de ayuda:

– La línea de inversiones para suministro y uso de fuentes renovables de energía en explotaciones agrarias.

– La línea de inversiones para la digitalización de las explotaciones agrarias. Agricultura 4.0.

– La línea cheque emprende rural segunda oportunidad, contemplada en el Plan Agricultura y Ganadería Joven.

El plazo de presentación de solicitudes estará abierto hasta el día 29 de abril.

1. Ayudas a la incorporación de jóvenes

Ayudas a la creación de empresas para los jóvenes agricultores

Las ayudas a la primera instalación, destinadas a apoyar la primera instalación de jóvenes agricultores, menores de 41 años, también se complementan con la ayuda básica de la PAC a los jóvenes que se solicita todos los años en la Solicitud Única.

En estas ayudas tienen prioridad los planes empresariales de incorporación a la empresa agraria, promovidos o participados por mujeres, así como aquellas solicitudes de los sectores considerados estratégicos y la pertenencia del joven a una Entidad Asociativa Agroalimentaria Prioritaria de carácter regional.

Se priman, también, las peticiones de titularidad compartida, las que incluyan acciones innovadoras, y las que planteen un uso eficiente del agua, entre otras.

El importe de la ayuda básica es de 25.000 euros, dicho importe se incrementará en 1.500 euros por cada punto obtenido por encima de los ocho puntos mínimos.

Se mantiene, asimismo, en 25.000 euros el importe de los gastos que no precisan justificación.

2. Ayudas a la modernización de explotaciones

2.1  Ayudas a las inversiones en explotaciones agrarias mediante planes de mejora

Se mantienen en los niveles máximos los porcentajes de ayuda, que se incrementaron en la convocatoria de diciembre de 2019, en la que se estableció una cuantía mínima del 40% en todas las explotaciones y un 60% en el caso de los jóvenes, pudiendo llegar hasta un máximo del 80% para estos últimos.

Los beneficiarios deberán ser titulares de explotación agraria, bien sean personas físicas, jurídicas, comunidades de bienes o explotaciones de titularidad compartida.

Estas ayudas priman las solicitudes de los sectores considerados estratégicos, así como aquellas presentadas por mujeres y jóvenes, las que cuenten con titularidad compartida y las de los agricultores profesionales.

2.2  Nueva ayuda: a las inversiones para suministro y uso de fuentes renovables de energía en las explotaciones agrarias

En este caso el objetivo de esta nueva línea de ayuda es apoyar inversiones que mejoren la eficiencia energética y los efectos sobre el medio ambiente de las explotaciones agrarias.

En concreto se apoyarán las inversiones dirigidas al:

Uso de fuentes de energía renovables, incluida la sustitución de energías fósiles por fuentes de energía renovable, entre otras la energía solar y eólica, la energía geotérmica y el biogás.

Soluciones tecnológicas para el tratamiento de purines que vayan más allá del mero almacenamiento y que persigan objetivos como: aumentar la capacidad de gestión sobre las deyecciones, valorizar el residuo energéticamente aprovechando la carga orgánica y fertilizante, eliminar o recuperar parte del nitrógeno producido, minimizar las emisiones de malos olores, evitar problemas de almacenamiento, contaminación de cauces, aguas freáticas y suelo.

El volumen de inversión auxiliable será de 300.000 euros por explotación para personas físicas, pudiendo llegar hasta 1.200.000 euros en el caso de sociedades.

La cuantía de la ayuda será de un 75% de la inversión auxiliable.

2.3  Nueva ayuda: a las inversiones para la digitalización de las explotaciones agrarias. Agricultura 4.0

Con esta nueva línea de ayuda se apoyarán las inversiones en las explotaciones agrícolas o ganaderas que empleen: tecnología de posicionamiento, sistemas de autoguiado automatizado, la geocartografía, sistemas de almacenamiento y análisis de datos, sensores y la teledetección, maquinaria avanzada, como equipos dirigidos, drones, sembradoras de precisión, robots agropecuarios, programas informáticos para el tratamiento de toda la información.

El volumen de inversión auxiliable será de 200.000 euros por explotación para personas físicas, pudiendo llegar hasta los 800.000 euros en el caso de personas jurídicas.

El volumen mínimo de inversión auxiliable para acceder a las ayudas es de 3.000 euros para el conjunto de conceptos y de 400 euros para cada concepto individual.

La cuantía de la ayuda será de un 75% de la inversión auxiliable.

3. Nueva ayuda: Cheque emprende rural segunda oportunidad

En este apartado, la nueva ayuda tiene como objeto facilitar la incorporación a la actividad agrícola y ganadera a aquellas personas que han superado la edad para acceder a las ayudas a la creación de empresas para jóvenes agricultores (mayores de 40 años) y que no han superado los 55 años.

Para acceder a la ayuda deben reunir, entre otros, los siguientes requisitos:

Haberse establecido, por primera vez con un joven agricultor, como cotitular o socio de una entidad titular de una explotación agraria.

Poseer, en el momento de la solicitud de ayuda, un nivel de capacitación profesional suficiente.

Presentar un plan empresarial.

No haber cotizado en el RETA o SETA por la actividad agraria, o no sean o no hayan sido socios de entidades titulares de una explotación agraria, en algún momento anterior a los 24 meses previos a la solicitud de ayuda.

En estas ayudas tienen prioridad los planes empresariales de incorporación a la empresa agraria, promovidos o participados por mujeres, las solicitudes relativas a sectores estratégicos y las solicitudes relativas a explotaciones ubicadas en zonas con limitaciones naturales u otras limitaciones específicas.

La cuantía máxima de ayuda es de 20.000 euros.

La percepción de la ayuda conlleva el compromiso de ejercer la actividad agraria en la explotación durante los cinco años siguientes a la fecha de concesión de la ayuda y cotizar en el correspondiente régimen agrario de la Seguridad Social durante el período de vigencia de los compromisos.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -