17.7 C
Medina del Campo
martes, julio 27, 2021

Castilla y León apuesta por un modelo de agricultura profesional ante la nueva PAC

-

Redacción.-

  • El agricultor activo de la nueva PAC debe identificarse claramente con el ejercicio de la actividad real. Castilla y León defiende que, como mínimo, el 25 % de los ingresos sean agrarios
  • Se debe seguir avanzando en la concreción de los ecoesquemas; actualmente la propuesta del Ministerio carece de una definición clara. Cada agricultor español debe tener un ecoesquema que se identifique con su método de producción
  • Carnero reclama un Plan Sectorial Nacional para el ovino-caprino, que se incrementen las ayudas al sector vacuno y que el pago redistributivo se acote al 10 % de las ayudas directas, destinándose exclusivamente a los agricultores más profesionales
  • Castilla y León hace hincapié en el mantenimiento del nivel de apoyo de los fondos europeos que reciba la Comunidad y en un aumento de la participación del Estado en la cofinanciación del Feader

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha asistido durante el día de hoy, de manera presencial, a la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural convocada por el ministro de Agricultura Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la que participan los responsables en materia agraria de las comunidades autónomas.

La nueva PAC y sus ambiciones

La Conferencia Sectorial se ha centrado en el ánalisis de las propuestas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la aplicación de la nueva PAC que se reflejarán en el Plan Estratégico Nacional que España tendrá que presentar a la Comisión Europea antes del 31 de diciembre de este año, para que se pueda aplicar a partir del 1 de enero de 2023.

Para ello, el Ministerio ha presentado a las comunidades autónomas un documento denominado ‘Propuesta de Acuerdo para la elaboración del Plan Estratégico de la Política Agrícola Común’, en el que detalla los planteamientos generales de base para poder elaborar el citado Plan. Este documento está dirigido a orientar el debate en la Conferencia Sectorial y poder llegar a un acuerdo en España que permita elaborar el Plan Estratégico referido.

El consejero ha destacado que “la propuesta que ha presentado el ministro aborda aspectos fundamentales de la reforma de la PAC que se acaba de acordar por las instituciones europeas. Aspectos que están, en mayor o menor medida, desarrollados en el documento, pero en todo caso es preciso conocer con más detalle algunos de ellos, especialmente los que se refieren a las medidas más novedosas, como son la aquitectura medioambiental y el pago redistributivo”. Por eso, ha añadido, “es necesario seguir trabajando en su definición, sin que ello signifique retrasar la adopción de acuerdos en otros aspectos, puesto que la realidad es que la cuenta atrás para la presentación del Plan Estratégico ya ha empezado y expira el 31 de diciembre de este año”.

La nueva PAC se va a caracterizar por una mayor ambición medioambiental, tanto en los requisitos mínimos obligatorios para poder percibir las ayudas directas (condicionalidad reforzada), como en las ayudas que se dedicarán para la realización de prácticas agrarias sostenibles con el medio ambiente en el primer pilar (los denominados ecoesquemas) y también en el segundo pilar cofinanciadas por el Feader (medidas de agroambiente y clima, agricultura ecológica..).

El consejero, Jesús Julio Carnero, ha incidido además en que “no podemos perder de vista la importancia del sector agrario y agroalimentario, prueba de ello lo hemos vivido recientemente con la pandemia de COVID-19. Esta posición común viene respaldada por el Gobierno de la Comunidad, las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas agrarias, todos los partidos políticos con representación en las Cortes de Castilla y León y otras entidades y asociaciones relacionadas con el medio rural, que parte del principio de que los nuevos requisitos que se exijan deben ser compensados adecuadamente. El sector agrario es un sector económico esencial, su principal misión es la producción de alimentos de forma sostenible”.

En consecuencia, las ambiciones de la nueva PAC deben tener una triple vertiente: la medioambiental, la económica y la social, y todas ellas dirigidas a mantener esta actividad, al ser la base económica de las áreas rurales.

¿A quién deben dirigirse las ayudas?

La propuesta del Ministerio plantea que el perceptor de las ayudas se caracterice porque sus ingresos agrarios al menos sean el 25% de sus ingresos totales, pero abre también la puerta a otros beneficiarios que, sin cumplir este requisito, estén afiliados a la Seguridad Social Agraria, así como aquellos que perciban anualmente un máximo de 5.000 euros de ayudas directas sin ninguna condición añadida.

El consejero ha señalado que “la agricultura de Castilla y León está claramente identificada con un modelo profesional, que crea empleo, riqueza y es la actividad económica en el medio rural”, y por ello comparte que el porcentaje de ingresos agrarios mínimo propuesto es aceptable, coincide con el planteamiento del sector en Castilla y León, pero, sin embargo, ha dicho, “necesitamos dar un paso más, de forma que el agricultor activo en cualquiera de sus modalidades sea cotizante a la Seguridad Social Agraria”.

El relevo generacional y el apoyo a la mujer

El relevo generacional y el apoyo a la mujer son dos de las prioridades de la Junta de Castilla y León, de hecho el año pasado la Junta aprobó una Estrategía de apoyo a la mujer rural y en breve se presentará un Plan específico dirigido a los jóvenes agricultores y ganaderos. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural apoya con carácter general la propuesta presentada, está de acuerdo con el incremento de la ayuda unitaria al doble respecto del modelo actual y a su vez ha reclamado el número de hectáreas que se pueden beneficiar de las ayudas complementarias a jóvenes, respecto a las 90 actuales, con un incremento de las ayudas a las mujeres que se incorporan al sector agrario.

La ayuda básica y el pago redistributivo

La propuesta del Ministerio contempla destinar un 60% de todas las ayudas directas a la denominada ayuda básica a la renta, de la cual se detraerá un porcentaje para dotar el nuevo pago denominado redistributivo, que tiene como objetivo apoyar a las pequeñas y medianas explotaciones.

El consejero ha destacado que este último pago, si bien va a ser obligatorio implantarlo, “deberíamos ser prudentes, siendo un pago nuevo, puesto que no se conocen los efectos en las diferentes explotaciones”. Por eso ha defendido la posición de destinar el importe mínimo que reglamentariamente se ha acordado en Europa, el 10% de las ayudas directas. Y a su vez ha reclamado que este pago debería dirigirse a las explotaciones más profesionales.

La nueva regionalización productiva

La propuesta del Ministerio plantea una simplificación de las regiones productivas, actualmente cincuenta, para llegar a una nueva situación con hasta un máximo de veinte regiones. Estas regiones determinarán los importes de la ayuda básica a la renta así como de otras ayudas directas ligadas a la misma. El consejero comparte la necesidad de simplificar el numero de regiones actuales y llegar a una simplificación como la propuesta, no obstante ha hecho hincapié en que el nuevo modelo de regiones debe evitar distorsiones territoriales respecto a la financiación global.

Los ecoesquemas y las ayudas asociadas

El consejero ha ofrecido nuevamente el modelo de ecoesquema único que fue remitido al Ministerio desde la Consejería. Los ecoesquemas son nuevas ayudasque sustituirán a la actual ayuda verde o greenning, para la que se propone destinar un 23% del total del importe de las ayudas directas. En este sentido, Carnero ha señalado que “es necesario desarrollar con más detalle la propuesta del Ministerio y apoyar la celebración de grupos de trabajo específicos para poder llegar a una definición más precisa de estas importantes ayudas en las que necesariamente se debe incorporar algún elemento incentivador”.

Respecto a las ayudas asociadas, el consejero ha indicado que “Castilla y León apuesta por un paquete de estas ayudas que mantenga las existentes, las ganaderas y las de algunos sectores agrícolas importantes en la Comunidad como la remolacha y los cultivos proteicos. La propuesta del Ministerio va orientada a ese planteamiento y en ese sentido es apoyada por Castilla y León”. No obstante ha demandado que no se reduzcan las ayudas al sector del vacuno, como inicialmente se pretendía, y además se incorpore un Plan Sectorial Nacional para el ovino-caprino.

La financiación para la nueva PAC

El consejero ha planteado en la Conferencia Sectorial que la PAC es una política muy importante para las Comunidades Autónomas, ya que es la única política europea dirigida al apoyo de las actividades económicas en el medio rural. Castilla y León cuenta en el periodo actual con mil millones de euros anuales procedentes de fondos europeos, el Feaga y el Feader. Es importante, por tanto, mantener este nivel de apoyo y Castilla y León defenderá siempre no disminuir estos apoyos en la nueva PAC.

Así mismo, el consejero ha recordado que la financiación del segundo pilar de la PAC está cofinanciada por el Feader y por aportaciones del Estado y la Comunidad Autónoma. Aportaciones estas últimas para las que el consejero ha pedido recuperar el equilibrio de ambas, que en otros periodos existía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -