Quantcast
10.7 C
Medina del Campo
sábado, junio 19, 2021
Castilla y LeónReabierta al público la Sala de Labor de Real Monasterio de Santa...

Reabierta al público la Sala de Labor de Real Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas en Burgos

-

Redacción.-

La presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, visitó ayer, miércoles,  la renovada muestra permanente de la Sala de Labor del Real Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas, en Burgos, en la que se exponen 18 piezas de alto valor histórico en torno a la esencia de los orígenes, la vida monástica y los tesoros del monasterio, en un acto en el que ha estado acompañada por el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, y el delegado del Gobierno en Castilla y León, José Javier Izquierdo.

De esta forma, Patrimonio Nacional recupera la visita pública a este espacio del monasterio, que no acogía una nueva museografía desde la exhibición conmemorativa que tuvo lugar en 2014 con motivo del octavo centenario de la muerte de Alfonso VIII y Leonor de Inglaterra. Todas las obras seleccionadas han sido restauradas por los técnicos de la institución y su presentación al visitante supone un viaje al pasado y un enriquecimiento en el recorrido histórico de la visita pública.

La presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, destacó que esta nueva museografía va en la línea de “hacer un esfuerzo, entre todos, de autoestima nacional, de recobrar ciertos valores y de sentirnos muy orgullosos de nuestras fortalezas, y una de ellas es la conservación del patrimonio nacional y de la cultura porque, cuando una sociedad pone en valor su cultura, es una sociedad dinámica con la excelencia como eje”.

En este sentido, Castellanos dijo que la institución “no solo está empeñada en abrir espacios, sino en usar los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, porque tenemos por delante un reto de país inmenso, que nos llama a todos, y en esa tarea los ciudadanos de Burgos siempre encontrarán a Patrimonio Nacional”.

Por su parte, el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, destacó “la proactividad que desde el primer día ha demostrado la presidenta de Patrimonio Nacional para poner encima de la mesa ese objetivo compartido de volver a redescubrir lo mejor que tenemos, que es nuestro patrimonio cultural y humano”.

Asimismo, el delegado del Gobierno en Castilla y León, José Javier Izquierdo, subrayó que gracias a entidades como Patrimonio Nacional “Burgos tiene todo lo necesario para reforzar su imagen al exterior a través de la cultura y los elementos patrimoniales, que son clave, porque nos hacen mejores como sociedad, más ricos, más proactivos y más optimistas hacia el futuro”.

Una muestra con un óleo nunca expuesto

La exposición, con un discurso museístico marcado en tres capítulos, comienza con la “Carta fundacional” firmada en 1187 por Alfonso XIII, quien concibió el monasterio como panteón real y, como sigue siendo, de recogimiento para una comunidad femenina de religiosas. El segundo apartado está dedicado a la vida monástica y la regla de san Benito, fundador de la orden benedictina, y el tercero se destina al conjunto artístico que el templo ha atesorado durante ocho siglos frente a episodios como la invasión napoleónica de 1808.

La renovada museografía permitirá al público contemplar por primera vez el “San Juan Evangelista en Patmos”, un óleo sobre lámina de alabastro fechado en el siglo XVII, y un cáliz de plata que aún se sigue usando para celebraciones litúrgicas muy especiales. También destacan tres yeserías originales del siglo XIII, dos trípticos flamencos, dos esculturas en madera policromada del siglo XVI, los facsímiles “Códice Musical de Las Huelgas” y la mencionada “Carta fundacional”, y un díptico relicario de San Úrsula, de los siglos XIII-XIV, hecho con madera, papel, plata y pedrería. Varias de las pinturas y esculturas se exhibían, pero en muchas ocasiones dentro de capillas y otros lugares no demasiados accesibles y, por lo tanto, será la primera vez que el público las pueda apreciar de cerca y con detalle.

Una sala en un monasterio con más de 800 años

El Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas en Burgos fue concebido en 1187 por sus fundadores, los reyes Alfonso VIII y Leonor de Inglaterra, con unos objetivos muy precisos: dar cabida a una comunidad femenina de religiosas cistercienses y servir de lugar de retiro y de enterramiento para la familia real, es decir, ser el panteón real de los reyes de Castilla

A partir de su fundación el monasterio fue un conjunto excepcional desde el punto de vista espiritual, jurisdiccional, social y artístico. En él, se encuentra la Sala de Labor, un espacio arquitectónico único en toda Castilla y León. Se trata del antiguo Locutorio, contiguo a la Sala Capitular, que cuenta con un magnífico conjunto de yeserías que no se pueden encontrar en ningún otro edificio de la meseta castellana.

Visitas guiadas y seguras

En la actualidad, la visita al monasterio es guiada y constituye la única modalidad de acceso, en grupos de máximo 5 personas, además del guía. Los interesados deben adquirir sus entradas a través de la web de Patrimonio Nacional a un precio de 3 euros por persona mientras continúe vigente, hasta el 9 de mayo, la campaña extraordinaria del 50% de descuento.

Los horarios de visita son de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30, de martes a sábado, y de 10:00 a 15:00, los domingos y festivos, con el último acceso 60 minutos antes del cierre en todos los casos. Además, el público dispone del horario gratuito establecido los miércoles y jueves en horario de tarde.

Con el objetivo de garantizar una cultura segura, Patrimonio Nacional mantiene el uso obligatorio de gel y de mascarilla, entre otras medidas, de acuerdo con las directrices sanitarias estatal y autonómica, como se viene haciendo desde la reapertura de los Reales Sitios en junio de 2020

-Publicidad-
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -