4.6 C
Medina del Campo
lunes, diciembre 6, 2021

En un mes de exhumación en «El Pozo», aparecen los cuerpos de 14 personas represaliadas durante la Guerra Civil

-

- Advertisement -

P. De la Fuente-. Las labores de exhumación llevadas a cabo por la ARMH de Valladolid en «El Pozo», enclave situado entre Medina del Campo y Rueda, han arrojado nuevas noticias. Y es que en este último mes se han hallado un total de 14 cuerpos de personas asesinadas durante la guerra civil española, procedentes de Medina del Campo y su Comarca. Las primeras tareas de búsqueda de esta investigación comenzaron en agosto de 2020; justo dos meses más tarde, después de una larga tarea de adecuación de la zona, se encontraron los primeros vestigios de existencia de cadáveres en el interior del conocido pozo y ha sido a comienzos de abril cuando se ha dado inicio al periplo de exhumación, sin saber la fecha exacta en la que finalizarán los trabajos, al sospechar de la existencia de más cuerpos de los previstos.

En declaraciones a este medio, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid, Julio del Olmo, ha confirmado que con el hallazgo de estos primeros 14 cuerpos se habría completado la «primera fosa» del pozo: «Por debajo de este grupo hemos podido ver que hay un echadizo de tierra y yeso de unos 20 centímetros de espesor, encontrando por debajo a otras personas, lo que nos confirma algo que esperábamos» asevera del Olmo, garantizando que en este emplazamiento podría haber más de las 15 personas que en un principio -y en relación a los testimonios orales recibidos- se esperaba encontrar.

Realmente, los catorce cuerpos hallados se han localizado en tan solo un metro de altura, y metro y diez centímetros de anchura, algo explicable teniendo en cuenta que con el paso del tiempo y el movimiento del propio pozo hacia abajo, «se han ido comprimiendo esos restos humanos y en menos de un metro cúbico se albergan 14 personas» confirma Julio del Olmo.

A la espera de llegar a una sala de tamaño mayor

En la actualidad, y tras las últimas tareas de excavación, la profundidad a la que se trabaja en el pozo son 32 metros. Ahora bien, por el momento no se ha llegado todavía a una esperada sala final y de gran anchura, característica de este tipo de perforaciones: «Esta sala tiene un tamaño mayor al tubo y el hecho de que hayamos visto ya que hay otras personas debajo, es indicativo de que realmente el número de personas que podamos encontrar aquí sea bastante importante» adelanta el presidente de la ARMH de Valladolid.

Dos mujeres y un joven de unos 18 años 

A pesar de que todavía es pronto para esclarecer a quién pertenecen los restos encontrados, la confirmación de haber descubierto restos de mujeres y de al menos una persona muy joven «es indicativo, no concluyente, de que concuerda con los datos históricos y testimonios orales» que harían referencia al arrojo de dos mujeres y de un hombre de tan solo 18 años, puntualiza el presidente.

Varios elementos significativos también hallados, son las pertenencias que relatan las ‘historias de vida’ de todas aquellas biografías truncadas. Entre las piezas encontradas se han podido ver seis tabaqueras de diferentes tamaños, siendo las más pequeñas y refinadas las correspondientes a los cadáveres que vestían con traje. No obstante, también han salido a la luz antiguas fajas de cerca de dos metros, que solían portar los hombres en su jornada de labranza para proteger la zona abdominal; «incluso uno de ellos todavía portaba la típica navaja que usaban los hombres para comer. Antes los bocadillos no se cortaban en rodajas sino que se llevaba el trozo de chorizo, tocino o lo que fuera y se cortaba al momento (…)»

Puede leer el artículo completo en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca del 15/05/2021

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -