Quantcast
15 C
Medina del Campo
martes, junio 15, 2021
Castilla y LeónEl lunes comienzan a suavizarse las medidas en visitas y acompañamiento en...

El lunes comienzan a suavizarse las medidas en visitas y acompañamiento en los hospitales y centros de salud de Soria

-

Redacción.-

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria, en aplicación del Plan de Humanización ante la pandemia por la COVID-19 de la Gerencia Regional de Salud, y ante la mejoría de la situación epidemiológica y el descenso progresivo del número de pacientes ingresados por esta enfermedad, ha decidido levantar progresivamente, a partir del próximo lunes 3 de mayo, la restricción de las visitas y el acompañamiento a pacientes en hospitales y centros de salud, teniendo siempre en cuenta las condiciones individuales del paciente y los criterios epidemiológicos marcados por la evolución de la pandemia.

En cada ola pandémica ha habido que establecer determinadas medidas que han limitado el acompañamiento y las visitas de los pacientes ingresados en los hospitales de nuestra provincia y de la Comunidad, así como en régimen ambulatorio, incluidos aquellos con enfermedades diferentes a la COVID-19, con una regulación especial para las visitas cuando se trata de menores, mayores dependientes o discapacitados, o cuando el aislamiento se produce en las situaciones de extrema gravedad y en las cercanías del fallecimiento.

Con esta nueva flexibilización, el acompañamiento a pacientes en los hospitales Santa Bárbara y Virgen del Mirón y centros de salud se regula de manera que, en general y salvo las excepciones señaladas de vulnerabilidad, se permite un solo acompañante por paciente, que a ser posible sea conviviente, intentando que sea siempre la misma persona (o al menos limitar el intercambio entre familiares o allegados lo máximo posible).

Se procurará también que el acompañante sea menor de 65 años y que no pertenezca a grupos de riesgo (inmunodepresión, enfermedad crónica u otras situaciones de riesgo para su salud). Se recuerda que, por razones de salud pública, no se permitirá la entrada de familiares o allegados con síntomas compatibles con la infección por SARS CoV-2 o que hayan tenido contacto estrecho con un caso confirmado en los 14 días previos a la visita.

La persona que acompañe al paciente deberá acceder con las medidas de protección (mascarilla quirúrgica, realizar con frecuencia higiene de manos, no usar guantes, guardar la distancia de seguridad) y seguir las normas de acceso, movimiento y cualquier otra de la unidad, permaneciendo en la habitación y evitando al máximo las entradas y salidas en la misma.

Plantas de hospitalización con pacientes sin COVID-19

En la hospitalización de pacientes sin COVID-19 (plantas 6ªA, 5ªB, 5ªC, 4C, 3ªA y 3ªC del Hospital Santa Bárbara y todas las del Hospital Virgen del Mirón) se limitan las visitas y acompañamiento al familiar ‘tipo’ mencionado, con un horario determinado y alternando en el caso de habitaciones con más de una cama para evitar que coincidan visitantes de pacientes distintos.

El horario de visitas en estas zonas será, a partir del lunes: de 16.30 a 18.00 horas para los pacientes ingresados en las camas ‘1’ de cada habitación, y de 18.30 a 20.00 horas para los pacientes ingresados en las camas ‘2’, debiendo ser estrictos en la hora fijada de entrada y salida para evitar coincidencias.

Hospitalización con pacientes con COVID-19, UCI y Urgencias

En el caso de hospitalización de pacientes en zonas COVID, tanto en planta como en Urgencias y UCI, será el personal sanitario quien establezca medidas de acompañamiento determinadas cuando se den, a su juicio, condiciones especiales, informando adecuadamente sobre el riesgo de exposición y proporcionando el equipo de protección adecuado.

Evitar la soledad de los pacientes en cuidados críticos es un objetivo prioritario dentro de las estrategias de humanización de Sacyl, por lo que en estas situaciones se valorará de forma individualizada la situación del acompañante en relación con la COVID-19, quedando a criterio del médico responsable del paciente la autorización o no de la visita.

En el caso de las Urgencias, en general se facilitará el acompañamiento de los pacientes en zonas no COVID por un acompañante durante su estancia. En las zonas COVID será el personal sanitario que atiende directamente al paciente quien establezca medidas de acompañamiento determinadas cuando se den, a su juicio, condiciones especiales.

Maternidad

En el caso concreto de paritorios y maternidad, desde el Hospital Santa Bárbara se pretende que la experiencia del parto sea a la vez que positiva lo más segura posible, intentando minimizar los riesgos de contagio tanto para pacientes como acompañantes y profesionales sanitarios. Por tanto, se permitirá el acompañamiento en la planta de hospitalización siempre que se cumplan una serie de requisitos y el acompañante se comprometa llevar a cabo determinadas condiciones, entre las que se encuentran el compromiso de no abandonar la habitación, salvo indicaciones médicas, durante todo el ingreso de la gestante y la aceptación de compartir habitación con otra paciente y su acompañante en las mismas condiciones.

Régimen ambulatorio

La flexibilización de la restricción de las visitas y acompañamiento a pacientes ingresados y en régimen ambulatorio ha de hacerse de manera progresiva y actuando con mucha cautela y precaución, adaptando las medidas siempre en función de las condiciones clínicas y sociales del paciente, de la evolución de la situación epidemiológica concreta y de la presión asistencial en planta y en la UCI para no volver atrás, teniendo en cuenta que el objetivo primordial es garantizar la seguridad de los pacientes, familiares y trabajadores.

Situaciones especiales

Se seguirán estableciendo medidas excepcionales de acompañamiento, como ya venía haciéndose, en situaciones especiales en las que el personal sanitario que atiende directamente al paciente así lo considere, en casos de extrema necesidad (dependientes o menores), mal pronóstico del paciente o situación de especial complejidad.

Apartado especial merecen las medidas de acompañamiento de los pacientes en situación de mal pronóstico inmediato y final de la vida. En las situaciones en que, debido a su estado crítico, se prevea el fallecimiento próximo de algún paciente, los profesionales responsables de su asistencia facilitarán el acceso de sus  familiares o allegados para acompañarlo y evitar su fallecimiento en soledad. Se debe respetar, en todo caso, la premisa de que, siempre que sea posible, los familiares serán de primer grado (cónyuge, hijos, padres, yerno, nuera o suegros).

Consultas externas y centros de salud

En cuanto a las consultas externas hospitalarias y en centros de salud, en general se facilitará el acompañamiento de  un familiar, siempre que se garanticen las medidas de seguridad. En cualquier caso se permitirá el acompañamiento siempre que se den situaciones especiales que generen un estado de necesidad, tales como menores, personas con gran dependencia o con discapacidad psíquica o sensorial, y cualquier otra situación de especial complejidad, en estimación del equipo asistencial responsable del paciente, siguiendo los protocolos establecidos en cada centro.

En cualquier caso, hay que recordar que la actual situación epidemiológica es de nivel máximo de alerta, por lo que si no hubiera una evolución positiva de la pandemia podría volverse a la situación actual. También hay que poner de manifiesto la necesidad de respetar todas las medidas de seguridad sanitaria; de no ser así, las visitas pueden suponer un riesgo para los pacientes y la generación de brotes en el hospital.

-Publicidad-
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -