11.3 C
Medina del Campo
domingo, mayo 9, 2021

Dos años de cárcel para el agricultor que provocó la muerte de un joven en moto tras invadir el camino con el tractor

-

Redacción.-

El Juzgado de lo Penal 3 de Valladolid ha condenado a dos años de prisión por un delito de homicidio por imprudencia grave a un agricultor que provocó la muerte de un joven que circulaba en moto al invadir su camino con el tractor que manejaba. Además, deberá indemnizar a los padres y hermana del fallecido con la cantidad de 120.392,96 euros.

Según la sentencia, el acusado se encontraba trabajando en una finca a las 16:30 horas del día 24 de mayo de 2019 y, al realizar un cambio de sentido para dirigirse al otro extremo de la propiedad, invadió con el brazo izquierdo del apero el camino rural colindante a la finca, en un tramo recto de buena visibilidad y habilitado para la circulación de peatones y vehículos. El acusado no se percató de la presencia de una motocicleta, con la que impactó, provocando la muerte en el acto de su conductor.

Hechos probados

Se declara expresamente como probado que: El acusado sobre las 16:30 horas del día 24
de mayo de 2019 conducía el vehículo Tractor marca John Deere, modelo 6520-4WD matrícula de su propiedad, con de póliza de seguro en vigor en la compañía “Allianz”, arrastrando el remolque apero de labranza marca “Tabares” modelo THE-400 con matrícula, habilitado para lanzar insecticida y provisto de dos brazos articulados, uno a cada lado del tractor, de unos 12 metros de longitud cada uno de ellos, también de su propiedad, pero sin concertar póliza de seguro, por una explotación agraria en la localidad de (Valladolid) realizando tareas de labranza, respecto de la que posee póliza de responsabilidad civil empresarial sobre actividad de explotación agraria en la compañía Generali.
Durante la realización de la labor de lanzar insecticida sobre las tierras tenía extendidos en su totalidad los brazos del apero del remolque, y al proceder a realizar un cambio de sentido dentro de la finca sobre la que trabajaba para dirigirse hacia el otro extremo de la finca, invadió con el brazo izquierdo del apero 4 metros de la anchura de 5,600 metros del camino rural llamado “Tallo” colindante a la finca, a la altura del kilómetro 1 del mismo, en un tramo recto de perfecta visibilidad, habilitado para la circulación de peatones y vehículos, y no se percató al circular en completa desatención por su finca, de la simultánea presencia del vehículo motocicleta marca KTM modelo 250-EXC matrícula conducida por quien hacía uso del casco reglamentario sin abrocharlo correctamente, quien circulaba careciendo de permiso para conducir motocicletas por el margen izquierdo de la vía por el mismo lado en el que el tractor conducido por el acusado estaba trabajando, colisionando sin capacidad de reacción contra el brazo articulado desplazado por el tractor en un movimiento circular durante el giro para llevar a cabo el cambio de sentido, impactando la cabeza del motorista protegida por el caso contra el brazo izquierdo del apero, produciéndole la muerte en el acto como consecuencia de las múltiples fracturas a nivel de la bóveda craneal con meninges rotas, hemorragia subdural y subaracnodeas múltiples, contusión encefálica y fractura de la base del cráneo, el cuerpo presentaba lesiones de arrastre compatibles con la caída posterior al impacto en extremidades y espalda.
El fallecido de 24 años, convivía con sus padres M. y M a y su única hermana, de 25 años, sin dependencia económica. El vehículo motocicleta marca KTM modelo 250-EXC matrícula propiedad de M B D resultó con desperfectos no formulando reclamación..

-Publicidad-
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -