13.1 C
Medina del Campo
sábado, abril 10, 2021

La Casa de los Arcos: Una mujer, un expediente y una diosa

-

P. De la Fuente-.  Dentro de dos meses, la fachada del Ayuntamiento de Medina del Campo dará un giro a sus elementos ornamentales. Un edificio emblemático que, sin ápice de duda, ya ha pasado por importantes remodelaciones previas. Al escudo del Cabildo (la Colegiata) se le suma otro importante elemento que suscita el interés y la curiosidad del viandante: la escultura de la ‘Diosa del Poderío’, situada en lo más alto de la ‘Casa de los Arcos’.

Pero, vayamos por partes… Lo cierto es que en los siglos XV y XVI las Casas Consistoriales se localizaban frente a la Iglesia de San Miguel, conocidas como “Casas Nuevas del Concejo”. Fue a mediados del siglo XVII, al apreciar cierto deterioro en esta infraestructura, cuando se quiere trasladar a la “nueva parte” el Consistorio, el lugar donde se hallaban las ferias: la actual Plaza Mayor de la Hispanidad.

Así, el concejo firma un acuerdo con el Cabildo de la Colegiata -propietarios por entonces del terreno donde hoy se yergue el Ayuntamiento-. El requisito que éstos señalaron entonces fue la necesidad de construir unos arcos, para así contar con la logística oportuna para disfrutar los festejos que eran celebrados en la Plaza Mayor de la Hispanidad.

Así, y haciendo un recorrido rápido por el tiempo, se puede ver entre ambos arcos el escudo del Cabildo, conformado por elementos vegetales y sirenas entre otros detalles.
Ahora bien. Si alzamos la vista a lo más alto de la parte de la Casa de los Arcos, se aprecia la hermosa figura de la que hablábamos, popularmente conocida como ‘La Diosa del Poderío’… ¿Cómo llegó hasta allí? El cronista oficial de la Villa, Antonio Sánchez del Barrio, lo relata en declaraciones a este medio.

Fue en julio de 1899 cuando se dio inicio al expediente para permutar la propiedad del “Arco de la Cárcel”, que entonces estaba en manos de varios propietarios. Ante la negativa de una de ellas, Eugenia Casado Gavilán, se emitió una expropiación forzosa. Entre el mes de agosto de ese año y febrero de 1900, el Consistorio pierde el pleito del derribo, siendo Casado Gavilán la que sale victoriosa de todo ello. Fue así como, para ‘celebrar’ el triunfo, instaló en lo más alto de la fachada esta ‘Diosa del Poderío’ junto a cuatro jarrones de cerámica (se efectuará una réplica de los mismos e instalarán en la fachada en esta reciente remodelación). Por si fuera poco, comenta Antonio Sánchez del Barrio que Eugenia Casado Gavilán refundó el periódico “La Voz de Castilla” con el local de administración y redacción en el nº 6 principal de la calle del Almirante, aunque era impreso en Nava del Rey, en los talleres de Francisco García Vicente. En él colaboraron Federico Velasco, Fermín Vega y Manuel del Río y constaba de cuatro páginas.

Mucho tiempo ha pasado de todo aquello, e incluso la titularidad ha cambiado al completo, siendo la Casa de los Arcos de dependencia completamente municipal. No obstante, este se trata de un ejemplo más del tesón y esfuerzo que tanto caracteriza a la población de Medina del Campo. Una pequeña historia que pasará de generación en generación y que servirá para tomar como ejemplo a Doña Eugenia Casado Gavilán como espejo, reflejo y encarnación de la dignidad patrimonial con la que cuenta -y de la que puede presumir- Medina del Campo.

-Publicidad-
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -