0.8 C
Medina del Campo
sábado, noviembre 27, 2021

La Guardia Civil investiga a una persona por simulación de delito e intento de estafa

-

- Advertisement -

Redacción.-

• Denunció falsamente la sustracción del interior de su vehículo de objetos por valor de más de 2.300 euros mientras repostaba carburante
• La investigación ha demostrado que todo fue una invención con la intención de obtener un beneficio económico del seguro
• Para este tipo de conductas irresponsables, con consecuencias penales, se contemplan elevadas sanciones y penas de prisión de hasta tres años

La Guardia Civil ha investigado a I.G.J.M. (58) como presunto autor de un delito de simulación de delito por denuncia falsa y de estafa en grado de tentativa, al pretender obtener un beneficio económico del seguro.
Según el denunciante, los hechos ocurrieron el pasado mes de diciembre, en una estación de servicio en la AP-1. Detuvo el vehículo que conducía junto a un surtidor para repostar carburante. Mientras realizaba la operación y según su manifestación dejó abierto el vehículo, y fue en ese momento cuando supuestamente alguien accedió al interior y le sustrajo importante material, que valoró en más de 2.300 euros.
La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y ahora ha demostrado que todo fue una invención con la intención de estafar al seguro. No obstante se ha verificado que el perjudicado se encontraba en tránsito por la provincia y que afectivamente hizo una parada en la estación de servicio ubicada en el Alfoz de Burgos, para echar combustible.
Sin embargo nadie accedió al interior del vehículo como manifestó y por lo tanto no se produjo la sustracción de los varios equipos electrónicos que echó en falta, como dijo.

Las pesquisas llevadas a cabo han aclarado que todo fue una farsa, que decidió presentar denuncia, pese a conocer que lo hacía falsamente, como paso obligatorio para cobrar la indemnización de la aseguradora y así obtener un importante beneficio económico.
I.G.J.M., vecino de Madrid, ha sido localizado en esta ciudad donde, con la colaboración de la Guardia Civil de esta provincia, ha sido investigado como presunto autor de los delitos de simulación de delito y de estafa en grado de tentativa. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucciónónón Nº 3 de Burgos.
Denunciar falsamente puede tener sus consecuencias
Ningún ilícito cometido a través de la web o en el que se pretende obtener una indemnización del seguro, encubrir negligencias o descuidos, del orden de las estafas, timos o ventas fraudulentas, queda impune, a pesar de lo que equivocadamente piensa el autor/es enmascarado bajo el supuesto y falso anonimato que proporciona Internet; existe la denominada “huella digital”.
Denunciar falsamente hechos que no han ocurrido conlleva consecuencias penales para la que se contemplan sanciones de hasta 6.000 euros y pena de prisión de hasta tres años, además de generar antecedentes procesales que pueden limitar durante años el acceso a un puesto de trabajo en la administración pública.
Alertar con avisos inventados o falsos, detrayendo por tanto a las Patrullas de sus cometidos asignados, pueden tener además graves consecuencias como por ejemplo por alteración del orden público u obstruir la rápida y eficaz resolución de un incidente real acaecido.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -