1.9 C
Medina del Campo
miércoles, diciembre 1, 2021

Vacunas y negacionismo

-

- Advertisement -

Editorial

La llegada de la vacuna es uno de los momentos que más esper?bamos desde el inicio de la pandemia. Lo cierto es que no pens?bamos que iba a llegar tan pronto, pero es posible que en las próximas semanas ya reciban su dosis las personas mayores y el personal sanitario, los propuestos para ser los primeros en el calendario de vacunación expuesto por el Ministerio de Sanidad.

Y es que para la mayor?a de la población esta vacuna supone un alivio, pues podr?a ser el inicio del fin de la pandemia. Sin embargo, vemos que con su llegada vuelven tambi?n a la palestra los negacionistas, que con sus disparatadas teor?as de la conspiraci?n se exhiben en redes sociales mostrando lo lejos que se puede encontrar alguien de la realidad.

El negacionismo es algo que siempre ha existido y siempre existir?. El problema actual es que, con la llegada de internet y las redes sociales, cualquiera puede lanzar el bulo que desee. Que si el virus no existe, que si está todo preparado por parte de los gobiernos, que si las mascarillas no protegen, que si el 5G nos está matando… en fin, todo un complot generado para controlar nuestras mentes hacia la distop?a que elijan.

Hay para todas las personas y para todos los gustos, de eso no cabe duda. Cualquiera puede ver c?mo se transmiten estos bulos a trav?s de las redes y que corren como la espuma. Huyamos de ello y de la desinformación.

Lo verdaderamente cierto es que con la llegada de la pandemia, el mundo de la investigaci?n se ha puesto manos a la obra y ha conseguido desarrollar unas vacunas con una eficacia mayor de la esperada. Deber?amos estar celebr?ndolo y, para los que no quede clara su eficacia, podr?n fijarse en Reino Unido y los Estados Unidos, que ya han comenzado a inmunizar a su población.

Sin embargo, las dudas están en esos negacionistas que no pretenden vacunarse, y nos preguntamos si es el propio gobierno quien debe obligar a ello. No estamos hablando de coartar libertades fundamentales, sino que se trata de nuevo de un problema de salud pública. Los negacionistas anteriores a la pandemia han hecho aflorar algunas enfermedades que se cre?an erradicadas, no dejemos que esto suceda de nuevo.

Y como hay que predicar con el ejemplo, aquellos que estamos felices con la noticia de la llegada de las primeras dosis debemos decir bien alto: ??Yo s? me vacuno!?.

La Voz de Medina y Comarca

1 COMENTARIO

  1. Reclamo mi derecho a no vacunarme, ni negacionista, ni posicionista.

    No hay datos de posibles efectos a posteriori de las vacunas, no ha habido estudios, por tiempos, de los posibles efectos que puedan aparecer en el organismo.
    Los mismos fabricantes quieren firmar los contratos con clausulas que les exoneren de posibles efectos.

    Con mi cuerpo ??? NO !!!

Comments are closed.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -