10.4 C
Medina del Campo
lunes, noviembre 29, 2021

Se inicia el primer censo gen?tico nacional de oso pardo cant?brico

-

- Advertisement -

Redacción.- De forma complementaria, y gracias a la información obtenida para la individualizaci?n gen?tica mediante una t?cnica de PCR de marcadores m?ltiples que permite analizar hasta 128 posiciones variables (SNPs) en muestras de pelo y heces, se avanzar? en un estudio de conectividad y parentesco de la población cant?brica de osos pardos.

El 1 de septiembre -salvo en zonas marginales cuyo comienzo ha tenido lugar el 15 de agosto-?es la fecha en la cual dar? comienzo el primer censo gen?tico nacional de oso pardo cant?brico, que se extender? hasta el 15 de diciembre.

En total, la superficie objeto de muestreo a nivel de la Cordillera Cant?brica estar? alrededor de 1,5 millones de hect?reas, repartidas en un m?ximo de 314 cuadr?culas de 5×5 km en Castilla y León, 202 en Asturias, 69 en Cantabria y 43 en Galicia.

La realización conjunta del primer censo nacional de oso pardo cant?brico fue acordada en 2019 por el grupo de trabajo, ?rgano colegiado enmarcado en el Comit? de Flora y Fauna, en el que bajo la coordinaci?n del Miteco participan las comunidades aut?nomas de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia. Se trata de una iniciativa de gran importancia, que se apoya en aproximaciones metodol?gicas previas desarrolladas por la Fundación Oso Pardo, con la que se obtendr?n datos rigurosos sobre la especie y se podr? continuar su gesti?n mediante criterios cient?ficos modernos, tal como se está haciendo con esta y otras especies en peligro de extinción y en situación cr?tica.

Para la realización de esta primera estima poblacional mediante captura-recaptura espacialmente expl?cita de oso pardo cant?brico se contará con el apoyo de la Universidad Autónoma de Barcelona para la individualizaci?n gen?tica mediante t?cnicas gen?micas;?con el Instituto de Biolog?a Evolutiva-CSIC para los estudios de conectividad y parentesco, y con el Instituto de Recursos Cineg?ticos IREC-CSIC para el asesoramiento metodol?gico, tratamiento de datos y an?lisis de la estima poblacional.

El m?todo principal de muestreo consistir? en recorridos para localizar excrementos. Adicionalmente, y en funci?n de las disponibilidades de cada comunidad aut?noma, se emplear?n trampas de pelo y cámaras trampa. El uso de más de un m?todo va a permitir combinar los datos y la estima poblacional podr? ser más precisa, singularmente en la localizaci?n espacial de los centros de actividad.

Las novedades de la propuesta radican, por un lado, en desarrollar la individualizaci?n gen?tica mediante SNPs en lugar de microsat?lites y, en segundo lugar, en avanzar en las posibilidades de desarrollo de un estudio de conectividad y parentesco aprovechando los SNPs obtenidos para el an?lisis previo de la individualizaci?n gen?tica.

Desarrollo de trabajos en Castilla y León

En la Comunidad de Castilla y León, las cuadr?culas de censo se reparten principalmente en las provincias de León y Palencia, pero se incluyen igualmente las provincias de Burgos y Zamora, con presencia reciente de ejemplares en dispersi?n, principalmente subadultos y machos adultos solitarios.

En total, las cuadr?culas de censo en Castilla y León alcanzar?n un m?ximo de 314 de 5×5 km, con la siguiente distribuci?n: 241 cuadr?culas en la provincia de León, 65 en Palencia, 5 en Zamora y 3 en Burgos.

El trabajo de campo en Castilla y León, coordinado por personal técnico de las cuatro provincias afectadas y de la Direcci?n General del Patrimonio Natural y Polítical Foresta de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, será ejecutado por los agentes medioambientales y celadores de medio ambiente de la Junta de Castilla y León, as? como por los miembros de las patrullas oso de la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León. Igualmente, se contará con la colaboraci?n para los trabajos de campo del personal de la Fundación Oso Pardo.

Además de la alt?sima importancia de la estima poblacional que se ejecutar? durante los pr?ximos meses, desde la Junta de Castilla y León se considera especialmente relevante conocer las relaciones de parentesco y conectividad, as? como el nivel de endogamia de los distintos espec?menes de la población cant?brica, m?xime teniendo en cuenta el reciente intercambio de ejemplares entre las subpoblaciones oriental y occidental de la Cordillera Cant?brica.

Una primera fase de los trabajos de parentesco se desarrollar? durante este año 2020, pero tendr?n continuidad en 2021 mediante t?cnicas de secuenciaci?n de Última generaci?n (Next-Generation Sequencing o NGS), lo que permitir? profundizar en los an?lisis de heterocigosidad gen?mica (medida de diversidad gen?tica de cada individuo), as? como en la determinaci?n de la endogamia individual (grado de relaci?n entre progenitores) y de las relaciones de parentesco entre los espec?menes, lo que ayudar? a conocer el grado de conectividad entre distintas subpoblaciones.

Coordinaci?n interadministrativa

Al igual que en otras actuaciones recientes relacionadas con la gesti?n del oso pardo cant?brico, como la liberaci?n de la osezna Saba en los Picos de Europa, es importante poner de relieve la colaboraci?n entre las administraciones auton?micas, la estatal y centros de investigaci?n para la consecuci?n de los objetivos de gesti?n y conservaci?n de las especies de fauna amenazada. En este caso concreto son 4 comunidades aut?nomas, junto con la AGE y 3 centros de investigaci?n los implicados en el desarrollo del primer censo nacional del oso pardo cant?brico.

- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -